Beninato se perfila como el presidente del TdeC

¿CON VOTO DEL FREPAM?

La bancada del PJ por ahora balconea, con calma, el desarrollo de los conciliábulos por la elección del presidente del organismo de control de la provincia. Deberán elegir los bloques de la oposición.
Parecerían crecer las posibilidades que Daniel Beninato sea elegido presidente del Tribunal de Cuentas; postergando ahora a María Alejandra y Germán César Ariel Picirilli, que comparten la terna de contadores.
A pesar del hermetismo con que se está manejando el bloque Frepam, todo parece indicar que no será María Alejandra Mac Allister -al menos para ese sector de la Legislatura- la elegida para ocupar la presidencia del Tribunal de Cuentas de la provincia; y crecerían las posibilidades de Daniel Beninato.
Precisamente éste sería el preferido del justicialismo, con lo que el gobernador Carlos Verna cerraría una jugada que -impensadamente o no- podría juzgarse perfecta.
Nadie podrá decir que no cumplió con lo que dijo en la Legislatura provincial en su mensaje de asunción, cuando dijo que “aprobados que fueran los pliegos habremos de comunicar al Consejo de la Magistratura que será necesario comenzar a concursar los cargos de presidente y vocal del Tribunal de Cuentas. Y entonces sí, con las ternas elegidas por dicho cuerpo, elevadas a nuestra consideración, pondremos a disposición la terna elegida para presidente para que sean estos bloques, es decir los de la oposición, quienes hagan la elección del presidente del Tribunal de Cuentas de la provincia”.

Un contador a la presidencia.
Con las ternas de abogados y contadores por separado, el gobernador eligió a José Carlos Moslares para la vocalía, y dejó expedito la posibilidad que la oposición legislativa escoja entre los contadores al presidente del Tribunal de Cuentas.
¿Pero cuál sería la metodología para determinar finalmente quién ejercerá la presidencia del máximo organismo de control de la provincia? No está muy claro, pero como Verna le envió a cada bloque la terna de contadores, se supone que cada bancada deberá contestarle al Ejecutivo -nota mediante- a quién prefieren. Después, para seguir los pasos institucionales, el gobernador pondrá el nombre del elegido a disposición de la Cámara de Diputados y en la Comisión de Peticiones se citará al candidato para el coloquio, y tras el dictamen la cuestión se dirimirá en el recinto.
En este caso algunos plantean si se necesitan los dos tercios con 20 votos para la aprobación -mayoría calificada-, o simple mayoría. Es una duda más de las tantas que circulan en torno a este tema.

¿Palabras inoportunas?
Las palabras publicadas en LA ARENA del referente del macrismo en La Pampa, el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Javier Mac Allister, defendiendo el derecho de su hermana Marita para la presidencia del TdeC, -y señalando que si no se elegía a quien había logrado el mayor puntaje en el concurso era una muestra más de mezquindad-, cayó como una bomba entre los radicales.
Macristas y radicales -más allá de tibios intentos de acercamiento hacia 2017- aparecen distanciados, y las palabras de “Colores” fue agregarle nafta al fuego. Estalló la furia en el presidente de la bancada del Frepam, Ricardo Consiglio, y enseguida dio la impresión que no acompañarían la designación de la contadora Mac Allister para el Tribunal de Cuentas.
Otros radicales se inclinaban por invocar el artículo 92 de la Constitución Provincial -señalando que hubo dos concursos anteriores fallidos y que el Ejecutivo debía designar otro nombre sin la intervención del Consejo de la Magistratura-, y especulaban que el gobernador les tendió “una trampa” eligiendo un abogado. Es más, alguien dijo que Verna les habría formulado una promesa de que la UCR iba a elegir al presidente, y que esa proposición habría sido portada por Daniel Lovera y por Fernanda Alonso.
Por otra parte, y con otra mirada, algunos señalan que los radicales no lograron colocar en lugar expectable a ninguno de su cuño -Javier Torroba, hijo del senador nacional no alcanzó el puntaje necesario para integrar la terna-, y que eso los enervaba más aún.

¿Cómo estarían opinando los bloques?
En la UCR se recapacitó en cuanto a la posibilidad de abstenerse, pero después de pensarlo mejor no lo harían. Pero tampoco apoyarían a Marita Mac Allister -el enojo con su hermano es mayúsculo-, con lo que les queda a los radicales Beninato o Piccirilli, y en ese sentido aquél tendría más consenso.
¿Y los demás?
El Frente Renovador (Darío Hernández) ya dijo Beninato; UNA (Daniel Robledo) estaría sí por Mac Allister, igual obviamente que el PRO. En tanto El Frente para la Victoria (Eduardo Tindiglia) se inclinaría por la tercera opción: Piccirilli.
Así las cosas habría un empate de los bloques entre Beninato y Mac Allister.

¿Todos los bloques son iguales?
¿Pero el gobernador considerará de igual manera el posicionamiento de una bancada con 9 legisladores, como el Frepam, que el de un bloque unipersonal como podrían ser el FpV, UNA o el massismo?
Las especulaciones son tantas que se está hablando de que -para que haya un bloque más en condiciones de votar- el nuevo legislador que asumirá próximamente en lugar del fallecido José Luis Vendramini, podría formar una bancada unipersonal y manifestarse a favor de Marita Mac Allister. ¿Será cierto?
De todos modos, en estos momentos, Daniel Omar Beninato aparecería en la Cámara de Diputados, como el mejor posicionado.
Sólo habrá que esperar, pero todavía se vienen muchas discusiones.

Compartir