IPAV planea recaudar cuatro veces más por el recupero de cuotas

PARA PALIAR EL BOITCOT NACIONAL A LA PAMPA, QUIEREN SUBIR LA RECAUDACION A 80 MILLONES

El Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) estima recaudar durante este año 80 millones de pesos, en concepto de recupero por el pago de cuotas de las casas.
Hasta el momento, la recaudación ascendía a 20 millones en promedio por año, con un recupero superior al 40 por ciento. En enero, se consiguieron 6.500.000 pesos y en febrero 4.500.000 pesos, con las cuotas actualizadas, cuando el promedio mensual era de 1.500.000 pesos.
Actualmente, las casas al cobro son 28.377. De ese número, por boleta pagan 22.967 beneficiario en distintas localidades pampeanas. Por el sistema de débito de sueldo son 3.109 y por débito en caja de ahorro, 2.301.
El incremento se debe a que más cantidad de gente empezó a pagar ante las amenazas de los incrementos en las cuotas, que se efectivizó finalmente, y por la decisión de instituto de la vivienda de comenzar a encargarse de la emisión de las cuotas.
“Teníamos un convenio con el Banco Hipotecario, por el que normalmente cuando una persona tenía más de tres cuotas atrasadas dejaba de cobrar, pero fue rescindido y ahora el IPAV se encarga de emitir las cuotas”, afirmó Jorge Tebes, jefe del IPAV.
Para cancelar la deuda por la vivienda, los beneficiarios tienen que hacerlo por el valor real de la construcción y no por el valor subsidiado que tiene la cuota. Es decir, las viviendas se cancelan por los valores del mercado, lo que llevó a una caída “notable” en las cancelaciones de deudas.
En ese sentido, las cuotas comenzaron a ser “móviles”, a partir del valor real de la vivienda que se compara con el del año siguiente y la variación en porcentaje, se aplica a las nuevas casas como a los planes “viejos”. De esta forma, las cuotas ya no son más fijas como sucedía hasta el momento.
En la Cámara de Diputados, el justicialista Espartaco Marín presentó un proyecto de ley para crear el “Registro Provincial de Deudores de Saldo de Vivienda Social”, conformado por quienes deben tres o más cuotas consecutivas o cinco alternadas.

Menos fondos.
La provincia tiene actualmente un déficit de alrededor de 12 mil viviendas. En este escenario, el aumento del recupero es clave para seguir construyendo, sobre todo ante la falta de fondos de Nación, que solo presupuestó 63 millones de pesos para viviendas en La Pampa durante este año, lo que alcanza para hacer 60 casas solamente.
Tebes advirtió que “los niveles de dinero desde Nación han disminuido año a año porque en 2016 tuvimos un presupuesto de 440 millones de pesos y en 2017, se pasó a 240 millones”, llegando ahora a una cifra muy inferior ante el ajuste del gobierno central con el provincial.
El IPAV tiene previsto para este año un presupuesto de 842 millones de pesos, un fondo compuesto con aportes del gobierno provincial, del nacional y propios del instituto, que viene a través de la Ley del Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi).

600 casas.
El gobierno pampeano en este escenario pretende desarrollar un Plan Provincial de Viviendas, algo que anunció el gobernador Carlos Verna en la apertura de sesiones ordinarias de Diputados. Las casas tendrán 57 metros cuadrados, con cocina comedor, baño, dos dormitorios y el financiamiento estará relacionado a las posibilidades económicas de los adjudicatarios y del municipio.
Se trata de un plan de 600 viviendas, que tendrán un valor de 700 mil pesos, es decir una construcción relativamente económica para sectores de baja capacidad económica. Se utilizarán fondos del Programa Provincia y Municipio (PyM), de la Operatoria de Asistencia Financiera Individual (Oafi) y el 5 por ciento de regalías. Los municipios también aportan los terrenos.