Padre e hijo heridos con arma blanca en el Federal

GENERAL PICO: INCIDENTE POR UNA "CUESTION PERSONAL"

Los dos hombres fueron atacados ayer mientras esperaban en el semáforo. Habrían aportado datos del vehículo y la posible identidad del autor, pero la policía mantuvo su hermetismo con respecto a lo sucedido y la búsqueda del sospechoso.
Dos vecinos de esta ciudad, de apellido Santillán, fueron heridos ayer con un arma blanca mientras esperaban en el cruce del semáforo del barrio Federal. El hecho se registró cerca del mediodía y los dos lesionados son padre e hijo, y el menor de ellos permanecía anoche en observación en el hospital local.
La agresión sucedió en el cruce con la avenida Circunvalación en proximidades del edificio del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional II. Hasta esa dependencia policial llegó el muchacho (29 años), quien recibió las heridas más graves con un puntazo en su cuerpo, para pedir ayuda.
Los Santillán estaban esperando para cruzar el semáforo a bordo de un automóvil Volkswagen Gol Trend, cuando un Fiat Uno se acercó y en pocos minutos su conductor descendió del rodado y comenzó a pelear con el padre y el hijo. Además, esgrimió un cuchillo con el cual logró dar al menos un puntazo al joven Santillán y también le produjo un corte en el cuello a su progenitor. Después el agresor huyó del lugar.
El muchacho herido llegó por sus medios hasta la sede del comando y allí pidió ayuda. Una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) lo trasladó hasta el Hospital Gobernador Centeno donde fue atendido.
El padre permaneció en el lugar del hecho a donde concurrió el personal de la Comisaría Primaria de esta localidad. Allí se contó a los oficiales lo ocurrido y se realizaron las primeras diligencias. El hombre estaba molesto y habló en el lugar con algunos familiares que se acercaron hasta ese sector del barrio federal.

“Una cuestión personal”.
El motivo de la agresión será materia de investigación, porque una de las primeras versiones fue acerca de un problema de tránsito que desencadenó la pelea. Cuando el segundo vehículo se ubicó detrás del Volkswagen y comenzó a tocar bocina. Sin embargo, por otros trascendidos se estima que el hecho de sangre se desencadenó por un problema personal entre los implicados, ya que una de las víctimas dijo que era una “cuestión personal”.
Con el supuesto autor identificado, por los datos sobre su automóvil, aspecto físico, y otros detalles, se estima que la policía estaba buscando al implicado.
Acerca de la salud del herido, este diario pudo corroborar que el muchacho ingresó por la Guardia del Centeno con un puntazo en el sector intercostal y otros dos cortes. Luego de ser atendido, desde la dirección del centro de salud confirmaron que se encontraba estable y permanecía aún en observación.