Rosalía y el romance medieval

Redaccion Avances 28/11/2021 - 18.00.hs

La cantante española Rosalía rescató del olvido una obra que resulta tan lejana que suena inverosímil su contacto: El roman de Flamenca, un texto medieval del siglo XIII.

 

 

Gisela Colombo *

 

Rosalía, la artista contemporánea que brilla en España y en el resto del mundo globalizado, conquistó, gracias a una voz incomparable y toda la pimienta flamenca, un sitio privilegiado en la cultura. Asimismo, recibió premios internacionales precisamente por su talento para fusionar la cultura contemporánea con una larga tradición. Pero lo más curioso de su labor fue, quizá, el hecho de que ha sabido rescatar del olvido una obra que nos resulta tan lejana que suena inverosímil su contacto. Es que El roman de Flamenca es un texto medieval del siglo XIII escrito en una lengua antigua de Occitania, en la Provenza francesa. La región es muy cercana tanto geográfica como lingüísticamente a Catalunia. Quizá este último hecho es lo que habrá despertado el interés de Rosalía, nacida en Barcelona, a su vez. Probablemente su olfato estético haya sido responsable de descubrir grandes puntos en común entre ambas culturas a pesar de los años y las diferencias.

 

El relato medieval es un manuscrito inconcluso en que se narra la historia de Flamenca, heroína curiosa para la época. Se trata de una mujer encantadora y joven que se casa con el Señor de Bourbon-l’Achambault y, como consecuencia de los celos crecientes del esposo, es confinada en una torre, donde se apaga como un cirio, lentamente. Pero un caballero de nombre Guillem de Nevers se propone liberarla con el secreto deseo de salvarla para sí. Así es que se convierte en monaguillo y la seduce, sacándole provecho a cada instante que les permiten compartir. Incluso durante las ceremonias litúrgicas, a las que habían quedado reducidas las salidas de Flamenca.

 

El texto no concluye a pesar de las trescientas cuartillas que se conservan.

 

Por otra parte, varias fueron las traducciones que se realizaron desde ambientes académicos. Algunas directamente desde el occitano, otras desde el francés. Los hechos ocurren, según uno de sus traductores, entre los años 1223 y 1227. Otros filólogos expertos creen que está fechado en un periodo que va desde 1240 a 1270. Lo cierto es que el original permanece en la Biblioteca de Carcasona desde mediados del siglo XIX. 

 

Después de la traducción de Covarsí en 2005, Antón María Espadaler, profesor de la Universitat de Barcelona, gestó su propia versión al traducirla en 2010. Y lo hizo directamente desde el lenguaje original.

 

Una jovencita como la cantante Rosalía, que en su apariencia luce más como artista callejera de algún ritmo urbano que como una consumidora de productos medievales, no sólo es capaz de desplegar una voz de soprano increíble, de mixturar géneros tradicionales con las últimas tendencias musicales, sino que también ha tenido la intuición de rescatar, en su obra “El mal querer” una seguidilla de denuncias a propósito de los abusos y las extralimitaciones que adoptan los vínculos cuando no son del todo saludables. Tal vez por la inspiración en El roman de Flamenca es que el disco se puede escuchar “por capítulos” como si se tratara de una obra poética. Contrariamente a lo que sucede al titular “cantos” los apartados de una obra, una tradición muy utilizada tiempos ha, en este caso la música gusta de tornarse arte poética, e invita a encontrarse entre la música y la poesía con un medioevo nebuloso, perdido en el galope de los siglos.

 

 

* Docente y escritora

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?