All Boys ganó y dio un paso gigante

Redacción 06/12/2021 - 00.44.hs

All Boys de Santa Rosa venció ayer como visitante a Deportivo Carro Quemado por 2-0, como visitante, y dio un paso gigante para su ilusión de coronarse como el primer campeón de la historia del fútbol femenino de la Liga Cultural.

 

En el partido de ida de la final del Torneo Desarrollo, el Auriazul se impuso con goles de Antonella Chicco, de penal a los 7 minutos del primer tiempo, y de Dalma Kowalkzuk a los 37 del complemento.

 

De esta manera, las dirigidas por Marcela Castro sacaron una diferencia más que importante teniendo en cuenta que serán locales en la revancha, a jugarse el próximo domingo. Carro, que vivió una fiesta ante su gente, buscará revertir la historia en el estadio Dr. Ramón Turnes para dar su ansiada vuelta.

 

Apertura.

 

El Polideportivo Ceferino Huarte de Carro Quemado, una localidad con poco más de 300 habitantes, fue el anfitrión de esta histórica final, la primera bajo la órbita culturalista. Una buena cantidad de simpatizantes le dio el marco adecuado a la definición, que fue pareja en general.

 

All Boys fue superior en la primera parte, apoyado en el juego de Chicco y en la tranquilidad que le dio el gol tempranero; en tanto que Carro fue algo más en el complemento, guiado por la categoría de Romina Díaz y el contagioso empuje de Valeria Suhurt.

 

Los nervios jugaron también un papel importante en ambos lados. El hecho de jugar un partido tan trascendente por momentos se sintió, especialmente en los minutos iniciales, cuando a los dos equipos les costó entrar en ritmo.

 

La primera aproximación la tuvo Carro, con una buena habilitación de Díaz para Vanina Piacenza que fue anticipada por la arquera Valentina Donati. La respuesta de la visita fue inmediata: iban 6 minutos cuando Joana Calderón picó en la búsqueda de un pelotazo largo y al ingresar al área fue tocada por Lorena Gutiérrez, por lo que el árbitro Lucas D'Onofrio no dudó en marcar penal.

 

Chicco, con tranquilidad y categoría, transformó la falta en el primer gol de la final, al colocar la pelota contra el palo derecho de la arquera Melina Alvarez.

 

Luego del gol, la capitana de All Boys creció y comenzó a manejar todo: tiempos, pelota y espacios. Cada acción pasaba por Chicco, sea en el inicio de un ataque propio o para cortar una avance rival. Ese dominio le dio alas a Luisina Allochis y a Florencia Farías, quienes tuvieron sus chances de aumentar con un remate al palo y un mano a mano que tapó la arquera, respectivamente.

 

A Carro, del otro lado, le costaba encontrar la pelota, pero cuando lo hacía la manejaba bien vía Díaz y Ana Islas, que tuvo la más clara de esa etapa con un remate alto luego de una muy buena pared en velocidad.

 

Cierre.

 

El complemento tuvo como dominador a Carro. Aún sin claridad, pero con muchas ganas, las locales presionaron en mitad de cancha y por momentos acorralaron a All Boys, pero nunca pudieron vulnerar a la segura defensa visitante.

 

Díaz se fue perdiendo (Chicco hizo un gran trabajo para quitarle espacios) y las delanteras quedaron aisladas, intentando cazar alguna pelota larga para buscar el empate. En una de esas aproximaciones, tras un centro y un par de rebotes la pelota terminó en la red alboyense, pero el árbitro marcó una falta previa de Martina Velázquez sobre la arquera y anuló lo que hubiese sido el 1-1, despertando varias quejas en el elenco local, tanto por los fallos como por los tratos.

 

All Boys fue paciente para defender y también para atacar. Tuvo un par de contras como para cerrar el partido, pero nunca terminó de soltarse mucho como para no arriesgar y así conservar lo que ya tenía. Hasta que en la última jugada del partido Dalma Kowalkzuk tomó mal parada a la defensa local, se metió al área y definió para el 2-0 que sentenció la primera final.

 

El festejo ante sus seguidores se vivió casi como un campeonato, aunque todas aclararon que aún faltaba dar un paso más para gritar campeón. En Carro la derrota pegó duro, pero son conscientes de que aún están vivas y que pueden darlo vuelta, tal cual se lo hizo saber su gente con una calurosa despedida que alimentó sus sueños de quedarse con la corona.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?