Viernes 24 de mayo 2024

Una empresa invertirá en infraestructura para Estudiantes

Redacción 15/05/2024 - 00.47.hs

El Club Estudiantes de Santa Rosa, a través de su Comisión Directiva, confirmó ayer que volverá a tener fútbol dentro de la institución y que lo hará mediante un gerenciamiento, luego de firmar un convenio por diez años a través del cual una empresa privada utilizará parte de las instalaciones del Polideportivo Víctor Arriaga para desarrollar la actividad y, a cambio, hará diferentes obras de infraestructura.

 

La empresa es BN Sports SA, está encabezada por los santarroseños Sebastián Rivera y Juan Esteban Mendía y se dedica a la representación de jugadores, a la realización de eventos deportivos y a la administración de instituciones.

 

Esta firma privada se hará cardo del desarrollo de todo el fútbol (en principio trabajando con las formativas), que competirá bajo el nombre de Estudiantes e incluso los jugadores serán socios del club. El convenio, firmado por diez años, le entrega a la empresa una parte del predio que el Celeste tiene en la zona norte de la ciudad, en el cual los privados se comprometen a hacer diferentes obras, entre ellas una cancha reglamentaria de fútbol con piso sintético e iluminación artificial.

 

Así lo confirmó ayer la Comisión Directiva de Estudiantes, club fundador de la Liga Cultural de fútbol, multicameón y que no interviene de manera federada en el fútbol de Primera División desde hace seis décadas.

 

Acuerdo.

 

Tres de los integrantes de la CD del Celeste visitaron ayer las instalaciones de Radio Noticias, y en una charla con el programa "La Pelota" dieron detalles del proyecto, que ya está en marcha. "Este convenio nos permite hacer infraestructura sin vender un metro de tierra", sintetizaron el presidente Santiago Lartirigoyen, la prosecretaria Laura Engels y el vocal Federico Iparraguirre, tres de los directivos que aprobaron este gerenciamiento.

 

Los dirigentes explicaron que "de 20 hectáreas que tiene el club (en el Polideportivo Víctor Arriaga) se usan 6", por lo que buscaban una manera de aprovechar esas tierras. En ese contexto, dijeron que la empresa pampeana les ofreció este proyecto y que lo aceptaron luego de largos meses de evaluación.

 

"La empresa nos buscó a nosotros", sentenciaron, y recordaron que anteriormente la misma firma le había ofrecido algo similar a Atlético Santa Rosa, pero no prosperó. "Nos trajeron el proyecto a nosotros porque teníamos el espacio y no hacíamos fútbol", revelaron.

 

En ese sentido, Engels, abogada y encargada de los detalles técnicos del acuerdo, aclaró: "Este convenio no empezó hace un mes; venimos hablando desde agosto del año pasado. Hubo muchas idas y vueltas, se avanzó, frenamos, lo repensamos, tuvimos reuniones de comisión... No es algo improvisado que salió de un día para el otro".

 

Uno de los eslabones entre la empresa y el club es el profesor Omar Lastiri, a través de la Consultora Panorama. "Cuando empezamos a hablar no sabíamos de la presencia de Omar, que es una garantía, nos da un respaldo y jerarquiza el proyecto", destacaron.

 

Crecimiento.

 

Los dirigentes confiaron que hubo disidencias dentro de la CD, pero que al final entendieron que era lo mejor para este momento del club. "Hubo disensos, miedo a lo nuevo, al cambio, y todos tuvimos dudas. No sabemos si es la mejor o la única forma, pero sí la que encontramos ahora para crecer con socios e infraestructura. Queremos que al club le vaya bien", aseguraron.

 

En ese orden, remarcaron que crecerá la cantidad de socios porque "todos los jugadores van a asociarse" al club, además de explicar que jugarán con los colores del Celeste y que la institución mantendrá su carácter de Asociación Civil sin fines de lucro.

 

"Llenar esa superficie de chicos haciendo deporte le garantiza al club el mantenimiento del predio y el ingreso de cuotas sociales, además de la infraestructura. Los chicos van a ser socios del club y más allá de que la empresa gerencie el fútbol, pasarán todos por la secretaría del club", insistieron.

 

Infraestructura.

 

Una de las claves del contrato, que ya está firmado, pasa por el compromiso de la empresa de realizar obras de infraestructura, y entre ellas la prioridad será una cancha reglamentaria de fútbol 11 de piso sintético, con iluminación. También se prevé hacer otra cancha grande y cuatro más chicas, además de obras de riego, iluminación y parquización.

 

A cambio, la empresa dispondrá del espacio cedido por los próximos diez años para desarrollar su proyecto de formación de futbolistas, con el objetivo de insertarlos en clubes camino al profesionalismo. En ese sentido, los directivos no dieron detalles sobre qué le corresponderá al club en caso de una cesión de un futbolista a otra institución, o de una futura venta. "Lo miramos muy bien al convenio y lo estudiamos. Tenemos ganancias, como traer chicos nuevos al club", respondieron ante la consulta puntual.

 

E insistieron en que el principal objetivo pasa por la infraestructura que le quedará al club, por lo que no habían puesto énfasis en la historia futbolera que acarreaba la institución. "No pensamos en la historia, pero cuando salieron las publicaciones nos movilizaron aún más", dijeron.

 

"Nos importaba más la infraestructura que el resto", remarcaron, al tiempo que aclararon que no hablaron de Primera División y que por un tiempo "se trabajará con formativas". Y agregaron: "También está la parte social, con la inclusión de los barrios que están cerca y la posibilidad de algunos chicos becados si es necesario".

 

"Preferimos las mejoras en infraestructura así, a través de una empresa, que salir a vender cuatro hectáreas para hacerlo. Para infraestructura el Estado está presente, pero no alcanza. Y este convenio permite no desprendernos de un metro de tierra y hacer la infraestructura. Queda todo a diez años, se puede volver a renegociar, y no se vende nada", cerraron.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?