El gobierno envió gendarmes a Río Negro

Redaccion 21/10/2021 - 21.34.hs

El presidente Alberto Fernández le transmitió a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, su «firme decisión de asistir a esa provincia con efectivos de Gendarmería para patrullar la zona en conflicto» con integrantes de la comunidad mapuche, aunque aclaró que es la Ley de Seguridad Interior «la que define que las fuerzas federales y provinciales actuarán en conjunto cuando se encuentren empeñados en el restablecimiento de la seguridad interior», cuyo caso, advirtió, «no es este ni mucho menos».
La Casa Rosada decidió el miércoles reforzar la seguridad en Río Negro con el redespliegue de fuerzas federales tras el incendio ocurrido durante la madrugada del martes en el Club andino Piltriquitrón, en El Bolsón, y con el objetivo de prevenir posibles nuevos conflictos.
Tras tomar la medida de asistir a esa provincia con una mayor dotación de efectivos de Gendarmería , Alberto Fernández le envió ayer una carta a la gobernadora Arabela Carreras, para ratificarle la medida, aunque le aclaró los términos que impone la Ley de Seguridad Interior.

 

Misiva.
«El gobierno que encabezo sostiene como esencia del desarrollo político una excelente relación con los gobiernos provinciales, cuna del federalismo que nos guía», dice la misiva enviada por Fernández a Carreras, como respuesta al pedido de asistencia en materia de seguridad realizado por la gobernadora, informó Presidencia.
No obstante, el Presidente le recordó a la mandataria provincial que «es la propia Ley 24059 de Seguridad Interior la que define que, las fuerzas federales y provinciales actuarán en conjunto, cuando se encuentren empeñados en el restablecimiento de la seguridad interior».
En la carta, Fernández reafirmó que «no es este el caso ni mucho menos». Y agrega: «Es por ello que sería aconsejable que, en uso del poder de policía que le otorga la Constitución de Río Negro, se pueda formar un cuerpo específico que se ocupe de los refuerzos del control y mayor seguridad en el futuro».

 

Solidaridad.
En línea con el Presidente, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aclaró que la decisión de reforzar la seguridad en Río Negro fue adoptada por «solidaridad» con la gobernadora Carreras y para «colaborar» con la provincia.
«La posición que asumimos en el día de ayer (miércoles), porque ya ha habido varios desmanes, es la de colaborar. Y lo estamos haciendo en este momento. Pero la escuché a la gobernadora de Río Negro diciendo que ella no pedía favores y que era nuestra obligación hacerlo. No señora, no es nuestra obligación», contestó ayer Fernández a la mandataria provincial, en declaraciones a radio del Plata.
El funcionario nacional, señalo, entonces, que «es cuestión de leer la Ley de Seguridad Interior y se dará cuenta de que la participación de las fuerzas federales en las provincias solo está habilitada cuando hay complicaciones respecto de restituir el valor de la institucionalidad, de volver las cosas a la normalidad».
El ministro sostuvo, a la luz de esa norma, que la gobernadora «está equivocada» en su planteo y explicó: «No es nuestra obligación, ni la responsabilidad del Estado Nacional. Ella tiene una policía con la que podría crear un cuerpo específicamente dedicado a los mapuches o a esta situación que tiene. Hay como 167 comunidades en la zona que ya han resuelto por la vía pacífica estas cosas».
La situación en Río Negro también formó parte de la batería de temas, que abarcó la primera conferencia de prensa que la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti. Allí, Cerruti coincidió con los dichos del ministro de Seguridad, al sostener que el conflicto en Río Negro con algunas comunidades mapuche «lo tiene que resolver la gobernadora» ya que el distrito «tiene fuerzas para poder controlar» la situación.
(Télam)

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?