Disminuyó la fuerza del viento

Redaccion 25/10/2021 - 21.08.hs

El director de defensa civil del Chubut, José Mazzei, confirmó ayer que «se mantiene el alerta amarillo» hasta el martes a la noche en la provincia, donde la fuerza del viento se aplacó pero persisten las ráfagas de entre 55 y 90 kilómetros por hora.
Este distrito había declarado el domingo el alerta rojo por los intensos vientos, que superaron en el sur los 150 kilómetros por hora de intensidad, lo que «motivó 307 intervenciones que se realizaron en toda la provincia entre la policía, los bomberos voluntarios y brigadistas de defensa civil» explicó Mazzei.
Las intervenciones van desde la rotura de vidrios por impactos de objetos en suspensión hasta la voladura de techos, caída de árboles, derribo de postes de energía y cartelería publicitaria. No se reportaron heridos.
«También debemos decir que se vieron afectadas 24 escuelas y hay 7 localidades sin luz», entre las que se encuentran el predio del Parque Nacional Los Alerces, el asentamiento de la comunidad Tehuelche-Mapuche «Nahuel Pan» cerca de Esquel y las poblaciones de Gobernador Costa, San Martín, Tecka, Cushamen y El Maitén; todas ellas ubicadas sobre la precordillera.
Quedaron además tres localidades sin agua, entre las que está Paso de Indios, sobre el centro norte de la geografía chubutense, debido a que el viento tumbó varios postes del tendido que lleva energía a la bomba que toma agua desde el río Chubut, distante a 17 kilómetros del casco urbano.
El intendente de esta última población, Mario Horacio Pichiñan, confirmó que «lo peor que tuvimos fueron la voladura de techos y la caída de postes del tendido eléctrico, lo que nos obligó a estar varias horas sin luz. Ahora tenemos energía pero los problemas con el agua persisten».
Pichiñan quien es poblador originario de la zona, aclaró que «vientos acá hay siempre, pero yo calculo que las ráfagas anduvieron el domingo por encima de los 170 kilómetros; por eso se volaron 20 techos, entre ellos el de mi propia casa» describió.
Allí, además, el techo de chapa de la terminal de colectivos fue arrancado íntegro de la estructura. Las rutas fueron liberadas por la mañana y todas están transitables.
Al viento se sumaron el lunes a la madrugada precipitaciones de regular intensidad en el extremo sudoeste del Chubut que afectaron a las pequeñas poblaciones de Ricardo Rojas, Aldea Beleiro y Lago Blanco, cerca del límite con Chile. (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?