Desactivaron una fiesta en Belgrano: había drogas y hasta un mono encerrado en el baño

Redaccion Avances 07/12/2021 - 09.48.hs

Personal del Departamento Delitos Ambientales de la Policía Federal, procedió a la recuperación de un mono Auloatta Carayá negro que se encontraba en una casa en el barrio porteño de Belgrano R encerrado en un placar, sin ventilación, sin alimentos ni agua.

 

Según se pudo señalar en la causa, el mono presentaba un desarrollo incompleto, siendo una de las causas más probables por alteraciones nutricionales de larga data o por alguna otra patología de base que no fue atendida por el responsable del animal.

 

La brigada ambiental tomó contacto con los propietarios de la vivienda, quienes no se opusieron al ingreso a la finca y allí pudiendo observar que el animal se encontraba en el interior del hogar y que no tenía acceso a luz solar directa desde hace años.

 

Debido a la indebida alimentación, el mono presentaba una incapacidad motora de los cuatro miembros que le impedía caminar y por eso tuvo que arrastrarse.
También la falta de los cuatro caninos, que es una costumbre común del mundo del mascotismo, ya que esto reduce las lesiones producidas por los monos al disminuir sus mecanismos naturales de defensa.

La especie del animal es oriunda de las provincias de Misiones y Formosa, fue declarada como monumento provincial y se encuentra en peligro de extinción, según la Sociedad Argentina para el Estudio de Mamíferos.

 

DROGAS.
  
A su vez, en el domicilio se desarticuló una fiesta en donde había envoltorios de estupefacientes fraccionados que podrían tratarse de cocaína o ketamina y que ya están siendo analizados.
Por esta causa, hay cuatro imputados y el organizador del evento fue detenido por intentar cruzarse a golpes con la policía, mientras que en el lugar había 37 invitados, un DJ y una persona encargada de recepcionar a la gente.
  
Los investigadores señalaron que el mono quedará al cuidado de la ONG Pájaros Caídos y, una vez que esté recuperado, la idea es llevarlo al Ecoparque, mientras que las personas que lo mantuvieron cautivo serán imputadas bajo la Ley 22.421 de Fauna y la Ley 14.346 de Maltrato Animal.
La denuncia vino por parte de los vecinos de la calle La Pampa 3100 que advirtieron al 911 por "ruidos molestos y una fiesta hasta largas horas de la noche".
 Esa misma noche el fiscal Maximiliano Vence solicitó un allanamiento a la vivienda que luego fue autorizado por el Juzgado N° 24 a cargo de María Alejandra Doti. (NA).

 

FOTO: AMBITO.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?