Jueves 16 de mayo 2024

La inflación fue del 11% en marzo

Redacción 13/04/2024 - 00.17.hs

La inflación fue del 11% en marzo y acumuló 287,9% en los últimos doce meses, informó el Indec, en medio de una sostenida desaceleración de los aumentos de precios.

 

En el primer trimestre, el índice de precios al consumidor acumuló una variación del 51,6%. El costo de vida sigue en retroceso en el marco del objetivo del Gobierno de llevarlo a un dígito antes de que termine el primer semestre del año.

 

La división de mayor aumento en el mes fue Educación (52,7%), por los incrementos de las cuotas en los distintos niveles educativos al inicio del ciclo lectivo. Le siguieron Comunicación (15,9%), por las subas en servicios de telefonía e internet, y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (13,3%), por alzas en el servicio de electricidad.

 

La división con mayor incidencia en todas las regiones fue Alimentos y bebidas no alcohólicas (10,5%). Al interior de la división se destacan las subas de Carnes y derivados, Leche, productos lácteos y huevos, Verduras, tubérculos y legumbres y Pan y cereales.

 

Las dos divisiones que registraron las menores variaciones en marzo fueron Restaurantes y hoteles (8,3%) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (5%).

 

A nivel de las categorías, Regulados (18,1%) lideró el aumento seguida por Estacionales (11,1%), mientras que el IPC Núcleo registró un incremento de 9,4%.

 

AMBA.

 

En el área metropolitana (Capital y conurbano) el índice de precios subió 11,5 por ciento, por encima del nivel general.

 

La inflación se viene desacelerando, luego de subir 25,5% en diciembre, 20,6% en enero y 13,2% en febrero, de acuerdo con las cifras oficiales.

 

Algunas consultoras estiman que el costo de vida de abril podría ubicarse en un dígito, en caso de mantenerse esta tendencia.

 

Alimentos y bebidas.

 

Los alimentos se incrementaron en marzo un 10,5 por ciento y por segundo mes consecutivo quedaron por debajo del índice de inflación general, que fue del 11 por ciento.

 

Como en febrero, se ubicó por debajo del índice general y por su peso en la ponderación le pone un ancla al índice general, respecto de los aumentos de los servicios que de la mano de la desregulación y la estacionalidad van impactando con números mayores.

 

Alimentos y bebida, según los relevamientos parciales del comienzo de abril, muestra que la desaceleración sigue avanzando.

 

El ritmo de aumento de los alimentos sufrió una fuerte desaceleración en el inicio de abril, con incrementos de 0,2% en la segunda semana del mes que se suma al 0,4% de los primeros siete días, midió la consultora LCG.

 

De esta forma, la inflación acumulada en los primeros 10 días del mes en productos básicos de alimentación es de 0,6%.

 

No obstante los promedios, hay algunos alimentos que por su característica estacional o razones climáticas tuvieron alzas de precios bastante significativas que hasta duplican el promedio general de marzo.

 

Aumentos.

 

Dentro de los alimentos que más aumentaron se encuentran los ingredientes de la famosa ensalada mixta, que durante marzo fue de lo más caro para acompañar las comidas. Por las lluvias y las inclemencias climáticas la lechuga aumentó un 66,72% hasta los $3.838,62 por kilo. Por su parte el tomate redondo, tuvo un incremento del 56,32% al venderse el kilo en un promedio de $1.257,30. Para completar la ensalada, la cebolla aumentó un 24,3% completando el podio de las mayores subas.

 

La canasta básica subió un 11,9%.

 

La canasta básica subió 11,9% en marzo y una familia tipo necesitó $773.385 en marzo para no ser pobre, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

 

El costo de la Canasta Básica Total (CBT) no incluye el valor de un alquiler de vivienda.

 

El informe oficial remarca que el costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 10,9% en el tercer mes del año, lo que determinó que esta misma familia requiriera ingresos por $358.048,65 para no caer en la indigencia.

 

La Canasta básica total para un adulto equivalente (varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, que es la unidad de medición) a $ 250.286. La CBT subió 11,9% con respecto a febrero y la variación interanual trepó a 304,4%. La variación acumulada en el primer trimestre de 2024 es de 56%.

 

Por su parte, la Canasta básica alimentaria para un adulto equivalente fue de $ 115.873.

 

En ese caso, la suba mensual fue de 10,9% y la interanual llegó a 308,2%. En el primer trimestre acumula un incremento de 48,8%.

 

En el caso de un hogar de tres integrantes la Canasta básica total llegó a $ 615.705 y la Canasta básica alimentaria fue de $ 285.048.

 

Para una familia de cinco miembros la CBT alcanzó los $ 813.431 y la CBA, $ 376.588.

 

A fines de marzo, el Indec publicó el último reporte de pobreza: alcanzó al 41,7% de las personas en el segundo semestre de 2023, marcado por el final del gobierno de Alberto Fernández.

 

Si se extiende el universo del informe, concentrado en 31 aglomerados urbanos, a todo el país.

 

La recesión ya impacta en el empleo.

 

Por la recesión, se empiezan a notar las suspensiones y los despidos en diversos sectores claves que dependen de la actividad económica.

 

Uno de los primeros sectores que empezó a notarlo es la construcción, donde se produjeron miles de suspensiones y despidos, principalmente por la parálisis de la obra pública.

 

También en el rubro automotriz hubo suspensiones ante la parálisis de plantas en distintas provincias.

 

La caída de la actividad impacta además en las industrias alimenticias, que sufrieron fuertes caídas en el consumo en el primer trimestre del año.

 

La multinacional mexicana Bimbo, líder en panificados, despidió a 20 trabajadores y analiza avanzar con más medidas ante el derrumbe de ventas.

 

La compañía líder en la venta de pan de molde diseñó un plan de achique de su plantel laboral en su planta de producción ubicada en la provincia de Córdoba.

 

En Córdoba, Bimbo emplea en forma directa a alrededor de 170 personas pero además genera muchos empleos indirectos en logística, ya que su fuerte de ventas está ubicado en la zona del área metropolitana.

 

El Sindicato de la Alimentación (STIA) de Córdoba se declaró en estado de alerta y advirtió que "la caída en el consumo y la recesión producto del plan económico del gobierno nacional de recortes y ajuste está mostrando una de sus peores consecuencias con caída de la actividad, reducción de jornada y despidos en el sector".

 

El gremio sostiene que la caída de ventas que sufren muchas alimenticias no sólo se debe al ajuste, sino a que las empresas marcaron precios muy por encima de sus costos.

 

Un reciente relevamiento arrojó que el pan de molde cuesta en Argentina alrededor de 3,6 dólares, mientras que por el mismo producto en Estados Unidos se paga 1,87.

 

A esto se suma que la Argentina se productor trigo e incluso exporta el cereal.

 

En el Gobierno afirman que las industrias calcularon precios sobre la base de un dólar a 1.500 pesos, y ahora que la divisa norteamericana se estabilizó a los 1.000, se resisten a bajarlos.

 

Desde el sector supermercadista dan cuenta de la retracción en el consumo masivo y el pan lactal encabeza la lista de retroceso en las ventas, ya que es un producto que puede ser prescindible de la canasta básica y/o reemplazado por pan de mesa.

 

Ante este escenario, Brasil sería el destino ideal para importar el producto, aunque primero deben analizarse las fechas de vencimiento para que cierren los números.

 

(NA)

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?