Jueves 18 de abril 2024

Se cansó que su vecino lo moleste con la música fuerte y creó un aparato "anti-reggaetón"

Redaccion Avances 23/02/2024 - 14.16.hs

Un hombre se cansó de que su vecino pusiera reggaetón a todo volumen, y creó una máquina que lo bloquea a la distancia. El inventor del prototipo anti-reggaetón prometió en la red social X, donde se hizo viral, que pasará "las instrucciones" y fue muy celebrado. "Fabriqué un aparato para detectar reggaetón en el parlante del vecino y atacarle el bluetooth. Voy a publicar la demo y el código", twitteó el inventor Roni Bandini, y su publicación en la ex red social del pajarito tuvo más de cincuenta mil "me gusta" y un apoyo de dimensiones épicas, en los más de tres mil comentarios de usuarios.

 

El invento que parece "un granito de arena" en una lucha contra el género musical, fue muy celebrado: "Y así un solo hombre le mejoró la calidad de vida a media Latinoamérica"; "Merece el Nobel de la paz"; "Dicen que no hay tecnología buena ni mala, pero esta es innegablemente buena", son algunos de los posteos que salieron a bancarlo.

 

No es una cruzada.

 

"No escucho reggaetón ni me interesa, pero no es una cruzada contra el género. Invento máquinas con fines contraculturales, lúdicas, con objetos artísticos, y en este caso surgió de que mi vecino de pared con pared tenía un parlante bastante grande y ponía música de reggaetón por las mañanas", aclaró Bandini.

 

Su máquina anti-reggaetón es, según el propio Roni, "un aparato inspirado en el viejo TV-B-Gone para apagar molestos televisores en bares y restaurantes", por eso es que lo llamó "Reggaetón Be Gone". Tiene como fin "con suerte apagar y aunque sea molestar al reggaetón que suena en parlantes bluetooth cercanos". Y explicó que su tecnología funciona con Inteligencia Artificial (IA), "específicamente Machine Learning".

 

Bandini, de 49 años, se describió en una entrevista con un medio nacional como "maker". Estudió programación, pero además "hace cosas" de electrónica, modelado 3D y trabajos con IA. También toca en una banda, Go Cangrejo, y su género predilecto, si bien escucha mucho rock, música clásica y jazz, es el funk. "James Brown, Prince, Dante Spinetta", destaca.

 

"Nunca tuve una idea de hacer de esto un proyecto comercial. Hago un montón de máquinas con la misma perspectiva, que es la de investigar un tema, generar un tipo de conversación con makers, explicar lo que hago. Esto es apenas un prototipo que pienso compartir. Voy a pulir un tutorial y publicar el código y las instrucciones y de más. Tengo publicadas instrucciones para 49 o 50 máquinas".

 

Inventor.

 

Roni tiene máquinas para (y de) todo: para leer Rayuela, para escuchar plantas, un libro alpargata, el Furby que habla como Borges, una que anticipa cortes de luz, el lavarropas que informa sobre el dólar. Sobre su proceso creativo, dice que está "todo el tiempo pensando ideas" y que no todas las lleva a cabo porque "en algunos casos se topa con algún problema técnico o le falta algún recurso".

 

Su mayor obstáculo no es tanto la creatividad, sino todo lo referido a lo legal. Las trabas de Aduana, por ejemplo: "Los trámites son absurdos y entonces los proyectos quedan trabados. Después los retomo y salen adelante. Todo el tiempo estoy pensando en maquinas para hacer".

 

En un artículo que compartió junto a su tuit, Roni explica detalladamente cómo creó la máquina anti-reggaetón. Y al final revela el interrogante que seguramente muchos tuvimos: ¿Funcionó con su vecino?

 

"Pared de por medio, el dispositivo no llegó a desconectar su parlante, pero generó suficientes interferencias al punto en que el vecino cambió la ubicación. Definitivamente no es un éxito, pero tampoco una derrota", admite el "maker". Así que sí, va por buen camino.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?