Miércoles 12 de junio 2024

El “techo” con la mejor onda

Redaccion Avances 29/07/2023 - 12.30.hs

La reconocida marca abrió una franquicia en Santa Rosa de la mano de Matías Cappelletti: se consiguen las mejores gorras, boinas, pilusos y sombreros además de remeras, mochilas y otras prendas de máxima originalidad.

 


Aunque no está entre las prendas “imprescindibles” a la hora de vestirse, las gorras, gorros o gorritos se usan casi desde el mismo momento en que una persona llega a este mundo. Esos gorritos mínimos cubren las cabezas del o la recién nacida y, a lo largo de la vida, la costumbre de usar gorras, sombreros o boinas nunca se termina. Se resignifica.Y por distintos motivos, por moda, por “onda” o por salud para cubrirse del sol, siempre están presentes y a mano.
Y qué mejor que tener la opción de vestir el lugar más visible del cuerpo con originalidad, buen gusto, calidad y calidez. Como el combo que ofrece “Bondi”, una marca que nació en 2015 y que hoy tiene decenas de locales distribuidos en gran parte del país y también del exterior. Gorras que nacieron desde la localidad bonaerense de Pigüé y que desde hace unos días también tienen su presencia en La Pampa, con un local que abrió sus puertas en Santa Rosa (en la calle Lisandro de la Torre 358).
“Abrimos el 1 de julio bajo la modalidad de franquicia. Bondi trabaja de esa manera entonces se respeta todo lo que es la estética básicamente. Aunque no es la temporada alta para gorras, arrancamos muy bien, con mucha gente que se acerca y se sorprende por la variedad de productos que puede encontrar”, cuenta Matías Cappelletti (46 años) que, junto a su compañera María Emilia Mangas (43) y el pequeño Vicente, pusieron en marcha el local pampeano de esa marca que invita a ponerse “la gorra”.
“Desde hace muchos años trabajo en gastronomía y, si bien es algo que me gusta mucho, estaba con la necesidad de generar un proyecto nuevo, salir un poco del otro rubro y enfocarme en algo distinto. Buscamos y analizamos alternativas y queríamos algo que fuera novedoso, que no haya saturación en el mercado. Yo soy de Pigüé, conozco a los chicos de Bondi así que así surgió el vínculo para poder traer la franquicia. Fuimos armando el local de acuerdo a los lineamientos que tiene la empresa y una vez que estuvo listo, abrimos el sábado 1° de julio”, explica Matías.

 

Variedad y expansión.
Además de las gorras, que fue el producto original y tienen múltiples modelos exclusivos, Bondi fue sumando distintas prendas como gorros de lana, boinas, sombreros, pilusos, remeras, buzos, camperas de jeans, mochilas, trajes de baño, ojotas, billeteras y riñoneras.  La marca comenzó vendiendo por internet y, luego de abrir su primer local en el barrio porteño de Palermo, comenzaron a expandirse y hoy tienen presencia en más de 32 ciudades del país además de Montevideo y en breve en Barcelona.
“Es un producto muy aceptado y tiene la particularidad de que muchos famosos lo usan: deportistas (futbolistas y tenistas principalmente), actores y actrices, conductores de radio (como Andy Kusnetzoff o Sebastián Wainraich) u otros personajes como Dalma, una de las hijas de Diego Maradona. Eso da la pauta de que es algo muy bueno, que realmente gusta porque si no, no creo que lo fuesen a usar”, resalta Matías.
“Ponete la gorra” es el eslogan de Bondi que acepta todos los medios de pago (hasta tres cuotas sin interés con tarjetas de crédito) y abre de lunes a sábado en doble turno. “Sacan gorras nuevas cada 15 días así que hay una oferta novedosa todo el tiempo. Hay una variedad muy grande de estilos: lisos, estampados, escoceses, de todos los colores. Ahora en invierno se venden muchísimo las boinas y lo bueno es que viene gente de todas las edades y sale mucho la opción de regalo porque es algo muy original y se utiliza en cualquier momento”, señala el titular del negocio ubicado en el centro de la capital pampeana.

 

Vanguardia.
El origen de Bondi se dio a partir de una búsqueda sobre un nicho de mercado que no estaba muy explotado. “La idea era ofrecer un producto de calidad y que esté a la vanguardia con las últimas tendencias. En ese momento (2015) detectamos que no había en el mercado una oferta que cumpliera con nuestras expectativas y así fue que, junto a una fotógrafa y una diseñadora gráfica comenzamos a trabajar en los primeros bocetos de las gorras y sus parches”, explicaban los fundadores de la marca.
La Ciudad de Buenos Aires y distintas localidades del conurbano bonaerense además de Mar del Plata, Monte Hermoso, Pinamar, La Plata, Córdoba, Rosario son algunas de los lugares donde Bondi tiene su local y su presencia. Y ahora también en Santa Rosa.
“Una vez que la marca estuvo asentada, empezaron a diversificar el producto y además de las gorras incluyeron gorros de lana, remeras, mochilas y otras cosas. Y les fue dando resultado. Desde 2017 empezaron a vender la marca como franquicia y por eso hoy tienen tanta presencia, con muchos locales en la Costa Atlántica porque claramente el verano es la temporada alta para las gorras”, detalla Matías.
Para andar al sol, para cubrirse del frío, para “vestir” una incipiente o declarada calvicie masculina, para salir a pasear, para salir de noche o para disimular las pocas ganas de peinarse. La gorra nunca pasa de moda, sólo se renueva y se reinventa. Como una buena Bondi, la mejor opción para lucir desde ese lugar de donde salen las ideas y se juntan los pensamientos.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?