Domingo 02 de octubre 2022

“PUPÉ”: Para caminar con diseño

Redaccion Avances 27/08/2022 - 10.07.hs

Rebeca Ramírez diseña y fabrica indumentaria, sobre todo calzado con base de yute. Sus bordados son totalmente originales y se venden hasta en otros países.

 

 

La charla va tomando distintos recorridos y caminos. Hay viajes, países, decenas de trabajos pero el eje siempre está basado en un espíritu emprendedor que se sobrepone a todo. “La economía está muy difícil y hay días en que me planteo ‘por qué no laburo de lunes a viernes en algo fijo y listo’, pero cuando pienso en que pierdo la independencia se me pasa’”, se ríe y así reivindica ese destino laboral elegido una y otra vez. Porque Rebeca Ramírez Casabonne es, sobre todo, emprendedora y a eso dedica todos sus esfuerzos. Y lo consigue con calidad, diseño y originalidad. Todo en su propia marca, “Pupé”, un lugar donde los colores mandan.

 

“Siempre me gustó todo lo que tiene que ver con el diseño y cuando terminé el secundario me fui a Córdoba a estudiar Diseño de Indumentaria. En 2010 me volví a Santa Rosa y en 2011 empecé a dar clases en un Instituto de Diseño que había en ese momento. En 2012 me largué sola a dar talleres, estudié artes visuales pero sobre todo fui profundizando acerca de la técnica textil artesanal, el bordado a mano”, cuenta Rebeca (33 años).

 

Si bien su camino emprendedor ya estaba en marcha, también su pulso inquieto la llevó a vivir en España primero y en Nueva Zelanda después, una experiencia que destaca como “muy provechosa” pero que tuvo su final abrupto por la pandemia del coronavirus.

 

“Me fui a Nueva Zelanda con esas visas de trabajo que hay disponibles para argentinos. En ese momento había mil cupos y mi idea no era ir a levantar kiwis como hace la mayoría, quería hacer algo de lo mío. Por supuesto que primero laburé de un montón de cosas: vendía bandejas de plástico, trabajé en un lugar de quesos, limpié casas, estuve en un local de ropa, hasta que conseguí trabajo en una fábrica de vestidos de novia. Eso sí estaba relacionado al diseño de indumentaria así que estuvo muy bueno, pero cuando llegó la pandemia me quedé sin trabajo y me tuve que volver”, recuerda Rebeca respecto a su estadía en Auckland, la ciudad más grande de ese país oceánico.

 

 

Bordados.

 

A su regreso a la provincia, Rebeca retomó lo que hacía antes de viajar y lo hizo con la técnica que más le gusta que es el bordado a mano.

 

“Al principio hacía calzado artesanal pero con el tiempo lo dejé de hacer y el año pasado retomé con la técnica que más me gusta que es el bordado a mano, tanto para la ropa como para el calzado. Y en el caso del calzado yo trabajo con yute. Trabajo mucho los bordados a pedido. Es algo que no se encuentra en ningún lado y el yute es tendencia desde hace un buen tiempo”, explica la responsable de Pupé, que es su propia marca y cuyo contacto de WhatsApp es 2954-212544.

 

Rebeca también brinda clases online de bordado y sus productos, que son a pedido en su tienda online y en su cuenta de taller.pupé, se venden en otras provincias y países.

 

“Siempre me fue muy bien con gente de otros lugares, sobre todo de Buenos Aires y del norte del país y hace un tiempo hice mi primera venta a Estados Unidos, mandé cuatro encargues y eso fue espectacular porque lograr que tus cosas salgan a otros países no es nada fácil, pero por suerte se pudo dar, así que feliz de la vida con eso”, resalta.

 

Intuitivo.

 

Rebeca detalla que utiliza una técnica de bordado “intuitivo”, que es un bordado abstracto en el que combina puntadas, texturas, colores y materiales. “Es intuitivo porque voy haciendo lo que sale, entonces nunca un producto es igual a otro. Me gusta mucho eso porque son pequeñas obritas de arte y entonces no puedo repetirlo porque es lo que se me ocurre en el momento. Creo que eso caracteriza mis productos”, reflexiona sobre uno de los secretos de la resonancia que obtiene Pupé.

 

Rebeca tiene toda su familia en Santa Rosa pero su pareja reside en Córdoba, por eso va y viene mientras se ocupa de su emprendimiento.

 

“Mi lugar es acá así que siempre estoy yendo y viniendo. En una edición pasada participé en la Feria del Regalo que se hace en la plaza San Martín de Santa Rosa para fin de año y también en el Festival de Diseño cordobés. Este año me faltó estar en la Expo Pymes, tenía toda la intención pero no llegué con los tiempos así que el año que viene seguramente voy a participar”, anticipa Rebeca que realiza muchos bordados con flores y cuya clientela incluye tanto a mujeres como varones.

 

“Lo importante es que el producto es para la persona, una tiene que buscar al cliente y por eso hago una línea más neutra para quienes no se sienten atraídos por algo tan concreto como las flores y otras cosas. Además lo que hago es reutilizar textiles. Por supuesto que trabajo con telas nuevas porque a mucha gente no le gusta la reutilización, pero yo creo que reutilizar le da una impronta diferente. Por ejemplo me gusta recibir una cantidad de pantalones de jeans, en buen estado por supuesto, y convertirlos en un producto diferente. Creo que tengo que contar un poco más el proceso de reutilización porque en definitiva es un granito de arena que se puede aportar en un mundo que ambientalmente está muy complicado”.

 

 

Lo que viene.

 

En estos días la dueña de “Pupé” realiza un curso que brinda la Dirección General de Juventud de La Pampa sobre fotografía y marketing para redes sociales. “El 10 de septiembre voy a participar en la Expo Joven así que es una movida muy interesante, creo que hay que apostar a un mercado que promocione este tipo de productos porque hay muchas cosas muy buenas e interesantes que se hacen en La Pampa”.

 

-¿Qué valorás más de ser emprendedora?

 

- “Desde que terminé de estudiar que soy emprendedora, siempre con el aguante de mis viejos que es algo clave por supuesto. Me gusta manejar mis tiempos aunque a veces soy mi propia esclava, y más ahora con la economía del país en este estado tan difícil. Está muy complicado pero hacer lo que me gusta es lo que me motiva, me impulsa a seguir adelante y a buscar la forma de reinventarme y de seguir remándola. Si estás convencida de eso siempre te va a traer satisfacción”.

 

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?