Sabado 04 de febrero 2023

Un autodidacta inquieto

Redacción 03/12/2022 - 00.10.hs

Marcelo García comenzó a trabajar junto a su padre en la reparación de televisores y equipos de audios. Hoy tiene su propio negocio y le agregó productos en 3D. En "Génesis" hay todo un mundo por descubrir.

 

"Ahora vas a tener que hacer una de Mac Allister", escucha de manera repetida por estos días. Y es que la euforia mundialista se acrecienta con cada partido de la selección argentina y el papel preponderante de un pampeano en el equipo de Scaloni tiene a la provincia con un ingrediente extra con lo que sucede en Qatar. La figura en tamaño real de Lionel Messi es lo primero que uno ve cuando entra al local y por eso de inmediato surge la idea de pedir por el volante santarroseño que hizo el primer gol en el partido frente a Polonia.

 

"Estoy tratando de conseguir el mapeo de Mac Allister porque ahora todo el mundo me lo pide", sonríe Marcelo que trabaja desde hace muchos años pero que tuvo gran repercusión con la figura de Messi que se lució en la plaza San Martín y que días atrás fue foto de tapa de LA ARENA.

 

"Lo primero que hice en tamaño real fue Gokú (el protagonista del exitoso animé y manga de Dragon Ball) que estuvo en todas las Fan Expo que se hicieron en la provincia, y después Messi. Lleva su tiempo porque son unos 60 días de trabajo hasta que está listo, pero es verdad que a la gente le gusta mucho y le encanta sacarse fotos", resalta el creador de esas figuras en 3 dimensiones que se pueden ver en "Génesis", el local de la esquina santarroseña de Rivadavia y Alvear (el contacto de WhatsApp es 2954 555062) y que por estas horas está en plena refacción porque se agrandará para ofrecer distintos servicios y más posibilidades.

 

"Siempre tuvimos el local de venta de artículos y de reparación de productos electrónicos e informáticos. Luego surgió lo de hacer lo de 3D y ahora lo vamos a fusionar todo en uno, por eso cerramos el negocio y el 14 de diciembre reabrimos con todo renovado", se entusiasma Marcelo García, un joven de 32 años que comenzó a trabajar desde muy chico y que no duda en autodenominarse "emprendedor nato, un autodidacta que nunca me quedo quieto con lo que tengo".

 

"Vengo de una familia de técnicos, de especialistas en reparación y eso es una virtud, mi papá tiene servicio técnico desde hace como 50 años y yo empecé a los 16 a trabajar con él aprendiendo la reparación de televisores y equipos de audio. A mí siempre me tiró más la informática y a los 21 años empecé mi camino, al principio no me animaba mucho a reparar porque no es lo mismo trabajar con un equipo de gente que hacerlo solo, pero si mi papá pudo ¿por qué yo no? Hice un montón de cursos y reforcé mis conocimientos. Mi esposa -en ese momento éramos novios- me ayudaba con la venta de productos y al octavo mes de trabajo ya alquilamos un local en el centro. Después tuvimos negocio en los distintos barrios donde vivíamos, luego estuve en la avenida Luro y hace cinco años pudimos alquilar esta esquina", enumera.

 

Marcelo charla en un espacio que armó en un entrepiso y muestra algunas de las 19 máquinas 3D que tiene. En una sala contigua se hace sublimación y cuenta que más allá de la gente que trabaja a diario con él, hay mucha tarea que es tercerizada como la pintura de la figura de Messi u otros productos.

 

"Es tanto el volumen de trabajo que no podríamos entrar todos así que muchas cosas tercerizo. Ahora por ejemplo de un club me pidieron mil medallas para una fiesta dentro de unos días, hacemos una gran variedad de cosas y eso genera muchísima demanda afortunadamente", cuenta Marcelo mientras Florencia (32), su compañera de ruta, se encarga del área de ventas y administración del local.

 

"Lo de hacer objetos nació como un negocio independiente, fue un emprendimiento que surgió luego de la pandemia. Teníamos mucho trabajo informático porque en ese momento todo el mundo usaba muchísimo los dispositivos entonces había gran demanda. Y una idea fue invertir en máquinas 3 D para hacer trabajos de manera bien profesional. Compré una pero con una sola máquina no se puede hacer mucho, por ejemplo hacer un mate insume diez horas, entonces no es algo rentable. Compré otra, luego una tercera y hoy tenemos 19 máquinas trabajando. Después le agregamos una grabadora láser y sublimación. Siempre buscamos innovar, renovarnos, proponer cosas nuevas. Hay nichos, demandas que surgen y buscamos responder a cada cosa", sostiene el dueño de un negocio que está adherido a la promo del Banco Pampa para comprar en 22 cuotas sin interés con el 10 % de descuento.

 

Muestras.

 

Los trabajos y productos que realiza "Génesis" están expuestos todo el tiempo en eventos multitudinarios como la Expo Pymes, la Feria del Regalo a fin de año, la Expo Fan en el Mercado Municipal, en la entrada del cine (Gokú estuvo allí para el estreno de la película de Dragon Ball) o en la propia plaza con un Messi pintado con la celeste y blanca, como debe ser.

 

"Estuvimos en las últimas dos Ferias de la plaza de fin de año y en la última se nos acercó un grupo de gente que es cultora del K-Pop y el animé y nos comentaron sobre la Expo Fan. Ellos nos hicieron el contacto con el gobierno y así fue que nos llamaron y participamos en todas. Íbamos en dos autos, en uno con todos los productos y en el otro el Gokú de tamaño real junto con otras cosas. Anduvimos por toda la provincia y también nos llamaron de Río Cuarto, así que fue una experiencia muy linda".

 

Este año "Génesis" también tuvo su stand en la Expo Pymes que organiza el gobierno provincial en el autódromo de Toay. "Montamos un espacio muy completo en la carpa de Informática, fuimos con una estructura muy grande y eso generó mucha atención. Trabajamos en vivo para que la gente pudiera ver lo que hacemos y los organizadores nos hicieron saber que estaban muy contentos con lo que presentamos".

 

Expansión.

 

Marcelo no baja su ritmo. Habla, muestra y planea hacia el futuro. "Queremos ir al Parque Industrial, es algo que empezamos a tramitar y que lleva su tiempo, pero la idea es poder mecanizar nuestro proceso de producción porque tiene mucho de artesanal. Por ahí la gente piensa que prendés la máquina y la dejás andando sola hasta que termina el producto, pero tenés que ocuparte de distintas cuestiones porque si no, no sale bien, por eso si podemos industrializarnos sería muy beneficioso".

 

Las posibilidades que ofrece una máquina de impresión en tres dimensiones son múltiples y de lo más variadas. Desde un repuesto plástico de un auto hasta un componente de una bordeadora. De un juguete a un colgante. Todo es posible.

 

"También somos distribuidores oficiales del plástico que se utiliza para hacer ese tipo de cosas, por lo tanto ofrecemos la materia prima. La idea siempre es ir creciendo, empecé desde muy abajo y hoy poder hacer estas cosas es un gran aliciente", admite Marcelo que en la tarde de este sábado estará expectante delante de la pantalla con lo que suceda con la selección, con Messi y con un pampeano. Para que se concrete otro paso y que la figura de Alexis Mac Allister comience con su "génesis" hacia el tamaño real.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?