Martes 07 de febrero 2023

Un mundo de sabores

Redacción 21/01/2023 - 00.34.hs

De la mano de las hermanas María Yolanda y Luisa García Suárez, "La Orquídea" siempre está en crecimiento y desde General Pico vende al país y al exterior sus productos elaborados en una fábrica que ya tiene más de 40 años de trabajo.

 

La industria alimenticia es una de las más destacadas de la provincia, con una gran variedad de productos que se venden dentro y fuera de los límites pampeanos y que se distinguen por una gran calidad. Carnes, lácteos, chacinados, bebidas, son algunas de las elaboraciones que más se comercializan y, en ese marco, existe desde hace más de 40 años una fábrica que sobresale: Tostadero La Orquídea, una pyme familiar que elabora y vende maní tostado, maní pelado, garrapiñadas y girasol, entre otros, y que en los últimos años agregó exquisitos chocolates artesanales. Un mundo de sabores para descubrir, desde General Pico hacia el país.

 

"En La Pampa tenemos muchísima presencia, ya sea en las cadenas de supermercados como en comercios más chicos. Por suerte la gente elige mucho nuestros productos y hoy vendemos desde el sur de Santa Fe y de Córdoba hasta Ushuaia. Nos falta el norte del país, pero el alcance que tenemos hoy en otras provincias es muy bueno para nosotros", resalta María Yolanda García Suárez que tiene 65 años y, junto a su hermana Luisa (67), lleva adelante una firma que nació en 1980 y que, desde entonces, nunca dejo de producir y trabajar.

 

La Orquídea es una fábrica de productos snacks como maní tostado con cáscara, maní pelado, maní salado, garrapiñadas de maní y girasol, girasol tostado salado. Fue creada en 1980 por

 

Alejandro García Cañas y junto a su compañera Lucia Suárez Jiménez tuvieron el manejo principal hasta 2001 cuando hicieron el traspaso a sus hijas.

 

"Nosotras habíamos trabajado en otra empresa en el rubro de alimentación, y todo lo que nuestro papá iba a aprendiendo nos lo iba anseñando también a nosotras, así que cuando llegó el momento del traspaso estábamos bastante preparadas. Es un trabajo al que le ponemos todas nuestras ganas, nuestra alegría y la mayor energía porque siempre tratamos de crecer e incorporar productos, de la mano de los cambios tecnológicos por supuesto", destaca María Yolanda. Este año la empresa dará un paso fundamental para ese crecimiento y consolidación porque se instalarán definitivamente en el Parque Apícola y Agroalimentario de Pico luego del crédito que el gobierno provincial le otorgó en marzo de 2019 para erigir la nueva estructura edilicia de 930 metros cuadrados donde se instalaron las áreas de elaboración, depósitos, oficina, laboratorio y servicios varios.

 

"Para nosotros es un paso importantísimo, porque ahora vamos a poder trabajar con todas las comodidades, con todo lo necesario a partir de que el crecimiento de la empresa nos fue imponiendo nuevos requerimientos. El gobierno siempre nos ha apoyado y lo mismo el Banco de La Pampa con el que tenemos una relación excelente con distintos créditos que hemos tomado ya sea para adquirir materia prima o maquinaria", ponderó la empresaria. "Aún tenemos la primera chequera de mi papá cuando puso en marcha la fábrica".

 

Al exterior.

 

En la actualidad, en la pyme piquense trabajan diez personas, cinco son integrantes de la familia y otros cinco empleados. Tienen una producción aproximada de 8 toneladas de girasol por semana y el año pasado se intensificó la relación con Bolivia para exportar hacia ese país del altiplano.

 

"Estuvimos junto a una delegación que conformó la agencia I-Comex y nos sorprendió mucho cómo gustaron nuestros productos, así que avanzamos hacia la posibilidad de exportar. Luego se frenó un poco porque Bolivia tuvo varios problemas, sobre todo en la zona de Santa Cruz de la Sierra, pero estamos en contacto para poder concretar algo que para la empresa sería importante".

 

Desde 2001 La Orquídea avanzó en el ofrecimiento de una gran variedad de productos envasados en cajas, latas, frascos. Maníes, almendras, castañas de cajú, nueces, soja y girasol en diversas formas de elaboración: tostados o salados. También se elabora una línea de garrapiñadas de maní, almendra y pepas de girasol. Y luego se agregó una amplia línea de chocolates artesanales. Sabores que siempre se pueden degustar en el stand que la firma monta en cada Expo Pymes y en diversas muestras y exposiciones dentro y fuera de la provincia.

 

"Fuimos a todas las ediciones de la Expo Pymes, desde la primera, porque creemos que es un lugar muy importante para mostrarse y abrir nuevas posibilidades de negocios. Es una apuesta que hace la Provincia para mostrar la variedad y calidad de su producción y a nosotros nos gusta mucho participar, estamos siempre y charlamos con toda la gente que se acerca a probar y conocernos", subraya María Yolanda.

 

Los paquetes y envases con contenidos alimenticios elaborados en la firma piquense se expanden por distintos lugares. Comercios chicos o grandes cadenas de supermercados se proveen de sabores con sello cien por ciento pampeano. "Lo importante es tener una producción suficiente para abastecer cualquier demanda, a eso lo fuimos puliendo con el tiempo y es clave para el buen funcionamiento de la empresa", destaca la titular de la firma.

 

Futuro.

 

María Yolanda transmite una fuerza y una energía singular. Sobresale el entusiasmo que le genera que La Orquídea trabaje en el día a día para mejorar sus productos al tiempo que suma las expectativas siempre presentes de expansión y crecimiento. Pero también tiene en cuenta la planificación hacia el futuro, cuando ella y su hermana Luisa den un paso al costado.

 

"Por supuesto que se piensa hacia delante y algunos de nuestros hijos van a seguir con la empresa, todos en la familia quieren que esto siga, así que se trabaja para eso también. Y es que los abuelos se lo inculcaron tanto que aman esta fábrica, por eso si miramos hacia el futuro creo que estaremos preparados para seguir en pie", destaca María Yolanda.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?