Producción de trigo crecería 14%

Redacción 04/12/2021 - 00.25.hs

Hay gran optimismo para la campaña triguera en La Pampa. Cosechado un 75%, el promedio de rendimiento es de 26,1 quintales por hectárea, alcanzando el 4,21% del total nacional de producción, que trepa a las 20,4 millones de toneladas.

 

JUAN JOSE REYES

 

Oficialmente, para la Bolsa de Comercio de Rosario el panorama agrícola en La Pampa derrocha optimismo en cuanto a las expectativas de la campaña de trigo 2021/22. Desde octubre comenzó a cosecharse, y a fines de noviembre se la estimaba 14,2% más que la cosecha anterior, en 860.000 toneladas. La pasada había llegado a 753.140 toneladas de este cereal que es la "caja chica" del productor local hasta marzo de 2022.

 

Ya fue cosechado en un 75% con un promedio de rinde de 26,1 quintales por hectárea, alcanzando el 4,21% del total nacional de producción que trepa a las 20,4 mill/ton. Sin dudas que la vedette es su precio internacional que continúa firme a un valor de referencia en los EEUU entre 290 y 300 U$S/Ton FOB.

 

El área triguera de La Pampa desde el mes pasado tiene una inmejorable condición, con lo cual se espera una gran cosecha. Las buenas precipitaciones de julio y agosto mejoraron significativamente los suelos y posicionaron los rendimientos con un panorama mejor al que los productores proyectaban en el inicio de la presente campaña, especialmente en el centro y sur del área agrícola que es la más productiva. Todo esto derivó en un aumento de importante en la estimación de cosecha total según la Cámara, lo que indica unas 106.806 toneladas más en comparación a la trilla pasada.

 

El área sembrada en la zona centro-sur de nuestra provincia tuvo un incremento promedio del 18% y en el cuadrángulo noreste de un 9%. Para el productor triguero doméstico, los precios externos y en los disponibles se muestran más que convenientes, ya que los valores por tonelada como hace tiempo no se obtenían, ya que en el Puerto de Rosario y de Ingeniero White en Bahía Blanca la cifra toca los 300 dólares y sigue subiendo por la problemática mundial tanto climática, energética y sin dudas que la pandemia internacional no cesa de albergar precios crecientes.

 

El trigo en La Pampa.

 

En nuestra provincia la mayor concentración para la cosecha de trigo se da entre los días 10 y 30 de diciembre, más allá que en la zona norte de la provincia (básicamente los departamentos de Maracó y Chapaleufú) la trilla comienza a ser levantada de mediados de noviembre en adelante, en contraste con la zona sur que se levanta de mediados de diciembre en adelante finalizándose en el mes de enero.

 

Esta gran diferencia temporal de recolección en favor de la zona norte (37 días aproximadamente) se da fundamentalmente por factores climáticos (más calor en zona norte) y por mayor amplitud horaria, pero sin dudas que la zona norte, sur y sureste son las mejores en producción y en menor medida los departamentos más ricos de la provincia. Durante los meses de enero y de febrero tradicionalmente los valores esperados para las exportaciones argentinas son bastante lentas y con tendencias a la baja ya que en esta estacionalidad se especula con la baja de precios ante el ingreso de la cosecha que se inicia con el trigo y continua en los meses de abril y mayo con el maíz, sorgo y girasol para culminar tiempo más tarde con la soja.

 

Entre los departamentos de mejores estimaciones de cosecha de trigo en La Pampa surge Guatraché con 135.520 toneladas; Atreucó con 83.000; Capital 81.840; Conhello 66.800; Toay 62.600; Catriló 54.000; Hucal 49.000 Maraco 48.070; Chapaleufú 42.570 y Trenel con 37.080 toneladas. Más abajo aparecen en estimaciones de producción y rindes principales ejidos del departamento Realicó con 34.800 toneladas; Quemú Quemú 29.400; Rancul 10.880 y finalmente el departamento Utracán con 17.400 toneladas.

 

Lo importante es que muy similar panorama enfrenta La Pampa con respecto a la producción tanto de cebada cervecera como forrajera, anticipándose valores récords del orden de las 170 a 180 mil toneladas a cosecharse con rindes estimados entre los 1.200 y 1.250 kilos por hectárea y un área que se cosecha en el orden de las 30.000 hectáreas. Todo ello debido a que la ingente traccionadora del país asiático ya ha adquirido unas 9,5 millones de toneladas de cebada entre los meses de enero y octubre de 2021, superando el volumen de todo el año pasado que llegó a los 8,1 millones de toneladas.

 

Contexto favorable.

 

La situación del trigo a nivel mundial continúa siendo inmejorable. Este cereal estratégico en toda su cadena comercial sigue siendo protagonista dentro de la escalada en los principales de los mercados externos en un ciclo atípico desde el plano comercial ya que se conjuga una serie de factores que han estado aportando tendencia alcista a los precios.

 

Como punto de partida, hay que considerar que se transita la segunda campaña consecutiva de caída en todos los stocks de intervención mundiales. Esto da cuenta de un escenario tirante, con compradores tradicionales muy activos. En el mercado local, el comportamiento precios sigue apuntando hacia arriba debido a la enorme participación compradora exportadores y al último reporte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) que estima caídas en la producción mundial.

 

La campaña 2021/22 cosechada en el hemisferio norte, dejó un magro saldo productivo en EE.UU de 44 mill/ton, representando una caída del 10% respecto a la campaña anterior, Canadá cayó 40% y apenas alcanzó los 21 mill/ton, Rusia cae 13% con 74 mill/ton, entre otros.

 

Para tomar de referencia, el contrato diciembre 2022 en MatbaRofex, ha gravitado en valores superiores a los 240 U$S/ton. A la vez, sorpresivamente ha surgido un nuevo problema, que favorece a nuestro país, en este contexto de suba de precios ya que Rusia amenaza con imponer mayores restricciones a las exportaciones, vía cambio en el cálculo de los derechos de exportación y en cuotas.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?