Viernes 24 de mayo 2024

Caso Gianolio: condenan a conductora

Redacción 27/11/2014 - 04.08.hs
La Justicia pampeana condenó ayer al mediodía -con la presencia de la querella y la ausencia de la defensa- a Cintia Iara López Ramírez a tres años de prisión en suspenso y diez de inhabilitación para conducir por el homicidio culposo de Jorge "Fatiga" Gianolio.
Además, deberá colaborar, fuera del horario laboral, en el Hospital Lucio Molas. Por tres años y los viernes, sábados y domingos (dos horas cada día) tendrá que ayudar a los pacientes que ingresen al nosocomio por accidentes de tránsito. Estará bajo la supervisión del área de Enfermería del Molas.
La lectura de la sentencia, que duró menos de cinco minutos, se vivió en un clima de tristeza, emoción, dolor y congoja. Dentro de la sala se vio a la viuda y los hijos de Gianolio, junto al abogado José Mario Aguerrido, y enfrente a representantes de Estrellas Amarillas y la madre de la víctima que se puso a llorar al recordar a su hijo.
El Juez Carlos Alberto Besi leyó la sentencia, se despidió con un "buenos días" y regresó a su oficina.
A la salida de la Sala de Audiencia 2, integrantes de la Fundación Estrellas Amarillas y los familiares de Gianolio salieron gritando "Jorge Gianolio presente, ahora y siempre".
Fuera de la ciudad Judicial una allegada a López, alejada de los integrantes de la organización no gubernamental, le consultó a un cronista de este diario cómo fue el fallo y se alegró al saber que la acusada quedaba en libertad.

Testigos.
El debate se realizó el martes 18 de noviembre y hubo siete testigos. Dos de ellos declararon que al momento del accidente, López Ramírez hablaba por celular con su ex pareja Aldo Fabián Pebe.
Además, un informe de la empresa de telefonía celular Claro solicitado por la querella, comprobó que López Ramírez habló por celular entre las 13.32 y 13.52, instante previo al choque.
El fiscal Gastón Boulenaz solicitó la pena de 3 años de prisión en suspenso y una inhabilitación de conducir por 8 años. Al indicar que no hubo maniobra evasiva, ni accionó los frenos para evitar la colisión. Hubo imprudencia y negligencia de parte de López Ramírez y violó el deber de cuidado en la conducción", dijo Boulenaz. Además, dio por probado que venía hablando por celular.
En tanto, la querella -a cargo del abogado José Mario Aguerrido- pidió que la carátula se encuadre como homicidio con dolo eventual (la condena oscila entre los 8 y 25 años)y una pena de 10 años y el mismo período de inhabilitación para conducir.
Por su parte, la defensa descartó la existencia del dolo eventual y negó que su defendida estuviera hablando por celular cuando chocó a Gianolio. En ese sentido, pidió el mínimo legal previsto en estos casos. A su vez, señaló que la falta de casco por parte de la víctima no es un dato menor porque su carencia genera una falta grave.

 

El siniestro.
El accidente vial se produjo el 11 de agosto de 2011, entre las 13.30 y 14. Cintia Iara López Ramírez (trabaja en el Hospital Lucio Molas y es oriunda de Toay) circulaba al mando de un automóvil Volkswagen Gacel, desde Toay hacia Santa Rosa por la avenida Perón. A la altura de las calles Calandria y Misto, impactó contra la parte trasera de la motocicleta marca Honda, que se desplazaba en el mismo sentido, conducida por Jorge Gianolio, que voló 30 metros. La moto quedó a 100 metros de distancia.

 


'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?