Viernes 21 de junio 2024

All Boys se quedó con todo en el Turnes

Redacción 27/05/2024 - 08.30.hs

All Boys de Santa Rosa venció ayer a General Belgrano por 2 a 0 en el clásico de la cuarta fecha y se afianzó como uno de los líderes del Torneo Clausura de la Liga Cultural de fútbol junto a Atlético Santa Rosa, que en General Acha le ganó 1 a 0 a Unión Deportiva Campos.

 

En el estadio Dr. Ramón Turnes, el Auriazul fue superior al Tricolor y se impuso gracias a los goles de Agustín Servetto, de penal, y Giuliano Güinchinao, ambos en el primer tiempo. En el visitante, que también llegaba a esta cita como puntero, se fue expulsado Juan Cardonatto sobre el cierre del complemento.

 

Una buena cantidad de público desafió a la fría tarde y se acercó a ver el clásico, que tuvo un inicio parejo y luego un claro dominio alboyense, especialmente a partir del primer gol marcado por el "Demonio" Servetto, la figura de la cancha.

 

Entretenido.

 

El primer tiempo tuvo de todo. Polémicas, errores, dominio alternado y goles. Belgrano intentó imponer condiciones apoyado en su rigor físico y un gran compromiso para presionar, especialmente en la zona media. Y le salió bien a los dirigidos por Miguel Quirulef en el primer cuarto de hora, porque cortaron el habitual circuito de juego del local y por momentos lo expusieron con algunas pelotas largas.

 

A quien nunca pudo controlar el Trico es a Servetto, que se mostró endemoniado desde el inicio, ganándole la espalda a Nahuel Díaz y generando peligro cada vez que encaraba en velocidad por izquierda o en diagonal.

 

Esa posibilidad de apoyarse en el "Demonio" para salir del asedio del rival, más la pérdida de rigurosidad del propio Belgrano con el correr de los minutos, le permitieron a All Boys retomar su ritmo promediando la etapa, y a partir de allí fue el local el que tomó las riendas del juego.

 

En ese tramo, Belgrano había tenido una chance clara en los pies de Brian Serrano, luego de una pelota recuperada por Luciano Andrada, pero su definición fue tapada por Lautaro Guaraglia. Y en la continuidad de la jugada, luego de que Juan Ayende meta nuevamente la pelota en el área, Javier De Olivera tomó levemente del hombro a Bruno García en el área, pero el árbitro Ezequiel Villalba entendió que no fue penal.

 

La polémica se repitió un minuto después en el otro sector, cuando Mariano Nagore ahogó al arquero Agustín Balcarce en una salida y le quitó la pelota para irse solo hacia el arco, pero Villalba juzgó como falta y anuló la jugada.

 

También lo habían tenido Servetto de un lado y García del otro, con dos remates tapados por los arqueros, hasta que a los 30 minutos llegó el penal que cambió todo: Balcarce salió tarde a cortar un centro frontal, Servetto lo anticipó con la cabeza y el arquero se lo llevó puesto, como el alemán Manuel Neuer a Gonzalo Higuaín en el Mundial 2014. Pero en este caso el árbitro marcó en penal y el propio Servetto lo cambió por el 1 a 0.

 

El clásico ya no fue el mismo. All Boys se acomodó defensivamente, apoyado en De Olivera y en un cada día más completo Benjamín Portillo (corta, mete, juega y empuja al equipo), empezó a manejar la pelota en el medio y se soltó en ataque, donde a Servetto se le sumó un más activo Jerónimo Gutiérrez.

 

Belgrano sufrió el desgaste de los minutos iniciales y empezó a notarse un cambio de velocidad a favor de los locales, que en el cierre del primer tiempo prácticamente definieron la historia: iban 44 minutos cuando Balcarce se equivocó en una salida desde abajo, Güinchinao le robó la pelota y definió con el arco libre para el 2 a 0.

 

Definido.

 

En el complemento se notó la diferencia de ritmo de All Boys, que para este partido volvió a presentar a su once estelar luego de darle descanso a algunos jugadores y de recuperar a otros. Con jerarquía en todas las líneas, el ganador del Apertura no tuvo problemas para dominar a un Belgrano que se mantuvo en juego por su amor propio y que apenas generó algo de riesgo con un par de cabezazos de Andrada, siempre difícil de controlar para cualquier defensa.

 

Del otro lado, Servetto siguió lastimando por izquierda y Gutiérrez tuvo varias como para ampliar la diferencia, pero chocó contra el arquero y algunas definiciones erróneas (en una lo tomaron claramente de la camiseta en el área), por lo que el resultado no se modificó.

 

El cierre también tuvo la segunda amonestación y la consecuente roja para Cardonatto por una falta sobre Servetto, quien de esa manera completó una gran tarde en el Turnes, donde All Boys celebró porque ganó el clásico y porque se afianzó en la punta del Clausura.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?