Sabado 21 de mayo 2022

Cuatro internados por intoxicación

Redacción 14/05/2022 - 00.04.hs

Una beba, dos niñas y un joven debieron ser internados ayer por la mañana en el Hospital Lucio Molas al sufrir una intoxicación con monóxido de carbono mientras dormían en su vivienda situada en el barrio Villa Germinal de Santa Rosa. De acuerdo con fuentes policiales consultadas por LA ARENA, el hecho ocurrió a las 6 de la mañana mientras una familia de 11 personas dormía en su casa situada en la calle Quinquela Martín al 2600.

 

En ese momento, uno de los calefactores de la casa comenzó a quemar mal y a desprender monóxido de carbono. "Por esta razón, se intoxicaron la beba de un año, las dos menores de edad de 9 y 11 años y el joven de 23 años", puntualizaron, y aclararon que el resto las personas no sufrió síntomas.

 

Los menores afectados fueron atendidos, de manera inmediata, por los médicos de guardia. Luego, tras la denuncia, acudieron a la vivienda los efectivos de la Seccional Segunda y personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM). "Todos los internados están con oxígeno fuera de peligro y se estima que en las próximas horas sean dados de alta", tranquilizaron las fuentes.

 

Los efectivos indicaron que "pudo haber sido una tragedia" teniendo en cuenta los numerosos casos, con víctimas fatales, a raíz de este tipo de intoxicación, con monóxido de carbono, en las épocas invernales.

 

El Hospital Lucio Molas comunicó que dos pacientes quedaron en observación, aunque su estado de salud es bueno y se encontraban estables aguardando el resultado de la carboxihemoglobina.

 

Finalmente, en las últimas horas fuentes familiares informaron que los internados habían sido dados de alta.

 

Control de instalaciones.

 

Ante esta situación, el Gobierno de La Pampa recordó a la población la importancia de controlar las instalaciones de gas y la ventilación de los ambientes frente a la presencia de bajas temperaturas y en la época invernal, estas son las principales medidas de prevención para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono.

 

El monóxido de carbono es un tipo de gas venenoso, sin color ni olor, que se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como gas, kerosene, alcohol, gas oil, nafta entre otros. Su inhalación provoca que se reemplace el oxígeno en el torrente sanguíneo con la consecuente falta de oxígeno, dañando el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo.

 

El principal peligro de este tipo de intoxicación es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas, los cuales pueden variar de un individuo a otro, y pueden manifestarse con dolor de cabeza; náuseas o vómitos; mareos, acompañados de cansancio; letargo o confusión; desmayo o pérdida de conocimiento. Asimismo, pueden manifestarse alteraciones visuales, convulsiones y hasta un estado de coma.

 

Ventilar ambientes.

 

Si se sospecha de estar sufriendo una intoxicación por monóxido de carbono por presentar algunos de los síntomas, se recomienda abrir ventanas y puertas de la casa para ventilar los ambientes; salir a tomar aire fresco inmediatamente; apagar los artefactos de gas y concurrir con urgencia a un centro de salud u hospital y/o comunicarse inmediatamente con un servicio de emergencias médicas.

 

Para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono es indispensable controlar las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos antes y durante la llegada del invierno así como mantener los ambientes bien ventilados.

 

Recomendaciones.

 

Las principales recomendaciones pasan por controlar la correcta instalación y el buen funcionamiento de los artefactos: calefones, termotanques, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos, braseros.

 

Examinar especialmente las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas para asegurarse que están permeables y en buen estado.

 

Hacer una verificación de las instalaciones con personal matriculado que pueda identificar y corregir los desperfectos de la fuente generadora de monóxido de carbono.

 

A su vez, las recomendaciones pasan por tener los ambientes bien ventilados hacia el exterior; ventilar toda la casa una vez al día, aunque haga frío; dejar siempre una ventana entreabierta, tanto de día como de noche; y si se encienden brasas o llamas de cualquier tipo, no dormir con éstas encendidas y apagarlas fuera de la casa.

 

No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente; no mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor; el calefón no debe estar en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados; no encender motores a combustión (grupos electrógenos, motosierra, etc.) en cuartos cerrados, en sótanos o garages; y no mantener el motor del auto en funcionamiento cuando el garaje está cerrado. Si su garaje está conectado al resto de su hogar, cierre las puertas.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?