Defensora nacional le apunta a Salud: "Algo no funcionó"

Redacción 01/12/2021 - 10.55.hs

"Si hubo tantas internaciones previas, el problema está en Salud", advirtió la defensora nacional de la Niñez, Marisa Graham, en una nota publicada ayer por el diario porteño Perfil. "Si es cierto que el Hospital Evita de Santa Rosa atendió tantas veces al niño y nadie advirtió nada, el problema está ahí, en el sistema de salud", dijo.

 

Graham, quien en agosto asumió un cargo que permanecía vacante desde hace más de una década, consideró que la muerte de Lucio Dupuy fue "un asesinato brutal", y aunque aclaró que "se registra una ausencia de evidencias sobre denuncias o indicadores previos de violencia", consideró que podría existir alguna responsabilidad del Estado. "Si efectivamente tuvo varios ingresos al Hospital Evita, tenemos un indicador y un responsable que no actuó ni dio el alerta. Si así ocurrió y nadie lo advirtió, el problema estaría en el sistema de salud", reiteró.

 

La defensora de la Niñez consideró que en el hospital deberían haber interpretado los ingresos de Lucio para activar protocolos sobre un eventual caso de violencia y también se mostró molesta porque entregaron ese informe a los medios. "No entiendo por qué filtran eso a los medios de comunicación en vez de advertir al organismo competente para prevenir un desenlace fatal", sostuvo. Para Graham, en la actuación del personal hospitalario podrían "encontrar responsables que no actuaron a tiempo, porque tantas intervenciones a un mismo nene es un indicador más que claro".

 

Responsabilidad estatal.

 

De todos modos, la defensora aclaró que no hubo denuncias ni presentaciones previas que pudieran advertir sobre el riesgo que corría Lucio. "No hay expediente, denuncia o carpeta en ningún organismo de protección de derechos del niño, y tampoco expedientes judiciales donde se haya discutido siquiera un régimen de comunicación con el papá", señaló. Y consideró que no debe endilgarse responsabilidad al Estado provincial porque "no hubo más intervención que un llamado a la policía del hermano de una vecina", aunque reconoció que "La Pampa no tiene habilitado el teléfono 102 y sería bueno que lo instrumente".

 

La defensora también defendió la conducta de su par pampeano, Juan Pablo Meaca, cuya interpelación reclamaron los diputados de Juntos por el Cambio. "Van contra el defensor cuando tiene una función de contralor y monitoreo, él debe controlar una actuación que en este caso no existía", aclaró. Y reveló que la Defensoría Nacional ya intervino enviando a Meaca un pedido de informe sobre el caso. "Tenemos que seguir recogiendo información para encontrar el hilo que nos permita dilucidar este complejo entramado", concluyó.

 

La Pampa no tiene habilitado el 102.

 

La Pampa es una de las únicas dos provincias en el país que no tienen habilitada la línea 102, para denunciar hechos de violencia contra los niños, niñas y adolescentes. La web del gobierno nacional presenta a la línea 102, como "la línea telefónica de las chicas y los chicos".

 

Y aclara que "es un servicio gratuito y confidencial, de atención especializada sobre los derechos de niñas, niños y adolescentes. Podés llamar ante una situación de amenaza o vulneración de derechos o si necesitás asesoramiento".

 

En el mapa del país, todas las provincias, salvo La Pampa y San Luis, tienen en funcionamiento la línea 102. En nuestra provincia las denuncias deben realizarse al 101 y en San Luis al 911, en ambos casos el número corresponde al teléfono de emergencias de la Policía.

 

Servicios de la línea 102.

 

En la web "https://www.argentina.gob.ar/desarrollosocial/linea102", señalan que se trata de "un espacio de escucha, contención y acompañamiento a niñas, niños y adolescentes", y añade que allí se brinda "información y orientación ante casos de riesgo o vulneración de derechos, en articulación con todos los organismos del Sistema de Protección Integral de Derechos".

 

Asimismo, aclaran que se trabaja "para que cada niña, niño y adolescente viva sin violencia y crezca en el pleno ejercicio de todos sus derechos".

 

Las denuncias en la línea 102 pueden ser presentadas por niñas, niños y adolescentes directamente, como también por familiares y otras personas adultas referentes (docentes, vecinos y vecinas, organismos gubernamentales y de la sociedad civil, etc.). A si vez, señala que cualquier otra persona que tenga conocimiento o sospecha sobre una situación de vulneración de derechos de un niño, una niña o adolescente, puede realizar una denuncia anónima en la línea telefónica.

 

"No son a prueba de fallos".

 

La ONG "Infancia Compartida" La Pampa emitió ayer un comunicado señalando que hace tiempo advierten que los organismos de niñez provinciales "no son a pruebas de fallos, y lamentablemente los hechos ocurridos no hacen mas que confirmar lo que informamos a la sociedad y a los funcionarios repetida e insistentemente desde distintos medios y desde nuestras redes".

 

Asimismo, señalaron que si en el caso de Lucio no existen denuncias de maltrato, "se debe a que el sistema de protección no funciona". Y en esa línea, cuestionaron que "si Lucio estaba escolarizado, cómo es que ningún docente pudo ver las marcas del maltrato al que era sometido, y si lo vio, como es que no denunció".

 

Desconocimiento.

 

Además, indicaron que "si no hay denuncias registradas de los vecinos que en reiteradas oportunidades escucharon los gritos y llantos de Lucio quizás se deba a que hay un desconocimiento de la sociedad sobre las vías para realizar este tipo de denuncias, o porque la policía no las registró, ya que todos vimos las capturas de WhatsApp de los vecinos pidiendo asistencia policial", y agregaron que "muchas veces el personal no esta capacitado para tramitar estas denuncias".

 

Finalmente, señalaron que "La Pampa es la única provincia donde no funciona la linea 102 para denunciar violencia y maltrato infantil", a pesar de que San Luis tampoco la tiene habilitada. "Ésta es una deuda de todo el estado provincial con las infancias de La Pampa y principalmente con Lucio. Es hora que trabajen por los niños pampeanos y dejen de lado los intereses corporativos", concluyeron.

 

Tres ministros, con familiares de Lucio.

 

(General Pico) - Familiares de Lucio Dupuy, el niño asesinado el viernes a la noche en la ciudad de Santa Rosa, se reunieron en esta ciudad con altos funcionarios provinciales, que se pusieron a disposición de ellos ante la situación que atraviesan.

 

Los visitantes fueron los ministros de Diego Alvarez (Desarrollo Social), Horacio Di Nápoli (Seguridad) y Pablo Maccione (Educación). La familia Dupuy se reunió con los tres funcionarios, quienes se pusieron a disposición de ellos.

 

El lunes al mediodía, ya se habían reunido con los fiscales piquenses y con el procurador de la provincia Mario Bongianino. Este encuentro se desarrolló horas después que la familia junto a un grupo de amigos y allegados se manifestaran frente a los Tribunales piquenses. El domingo, cerca de 5.000 personas acompañaron a la familia paterna del niño, en reclamo de Justicia.

 

El propio Ramón Dupuy, abuelo de Lucio, le confirmó a LA ARENA que se reunió con los tres ministros provinciales, quienes se mostraron a disposición de la familia y le indicaron que los mantendrán al tanto del avance de la investigación. También le dijo a este diario que del encuentro también participó Christian Dupuy, el padre del niño asesinado.

 

Durante la jornada de ayer, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) solicitó informes a Salud y a Educación. A Salud, sobre los ingresos que tuvo el niño a los centros hospitalarios de Santa Rosa en los últimos meses, y a Educación, sobre la información del jardín al que concurría el menor.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?