Viernes 20 de mayo 2022

Distintas ciudades prohíben plástico en frutas y verduras

Redacción 11/01/2022 - 08.23.hs

Neuquén se convirtió semanas atrás en el tercer distrito del país, junto a la provincia de Tierra del Fuego y a la ciudad de Rosario (Santa Fe) que prohíbe formalmente el uso de plástico para envolver frutas y verduras. La iniciativa, impulsada por el concejal Camilo Echeverria (Frente Integrador Neuquino), fue aprobada en el Concejo Deliberante de la capital neuquina y comenzará a aplicarse el 1º de julio del año que viene.

 

Según la flamante ordenanza, antes de entrar en vigencia la prohibición se realizará una campaña de concientización y educación enfocada en la necesidad de reducir el uso de envoltorios plásticos, papel film y bandejas plásticas.

 

En una primera etapa, la restricción estará destinada solamente a "frutas, verduras y hortalizas cuya cáscara actúa como protección natural" y será de aplicación obligatoria "en todos los comercios y supermercados de la ciudad de Neuquén".

 

Tendencia mundial.

 

El jueves 24 de junio del año pasado, el Concejo Deliberante de Rosario había aprobado un proyecto de María Luz Olazagoitia (Ciudad Futura) prohibiendo "el uso de envoltorios plásticos en todas las frutas, verduras y hortalizas cuya cáscara actúe como protección natural". Mientras tanto, en el marco de la campaña "A Limpiar TDF", las ciudades de Ushuaia, Río Grande y Tolhuin convirtieron a Tierra del Fuego en la primera provincia argentina que elimina los descartables (plásticos de un solo uso) de toda su actividad comercial, incluyendo bares y restaurantes.

 

"Nuestro objetivo es que más municipios de Argentina se sumen a la iniciativa y podamos entre todos reducir la cantidad innecesaria de basura que generamos", afirmaron Maia Muriel, Gabriela Sais y Gabriela Cammertoni, autoras del proyecto replicado en los tres municipios.

 

La iniciativa no es novedosa ni se circunscribe solamente a nuestro país. Desde hace unos años circula a nivel mundial la campaña "Desnudá la fruta", destinada a presionar a pequeños comercios y supermercados para que dejen de utilizar plásticos en su comercialización.

 

Uno de los países que ya implementó esta medida es Francia, que en febrero del año pasado prohibió el sobreenvasado con plástico de frutas y verduras en supermercados, mediante una ley "antidesperdicios" destinada a reducir el inmenso volumen de residuos que se vierten a los océanos.

 

Francia y España.

 

La nueva normativa francesa, enfocada también en el desarrollo de un proceso de "economía circular", puso fin a un viejo y largo debate iniciado en 2017. Si bien la nueva ley fue publicada hace 10 meses en el Boletín Oficial, el presidente Emmanuel Macron firmó el decreto que prohíbe los envases de plástico hace poco más de un mes. La medida empezó a aplicarse el 1º de diciembre mediante un proceso gradual que terminará el 30 de junio de 2026.

 

Algo similar sucede en España, país que planea eliminar completamente para 2023 la venta de frutas y verduras con envases de plástico, a través de un "decreto real" que pretende reducir la contaminación y estimular la compra a granel. El denominado "real decreto de envases y residuos" está ultimándose en el Ministerio para la Transición Ecológica y también incluirá condiciones para la comercialización a granel y el agua no embotellada.

 

Es una prohibición similar a la frances, destinada a "combatir de la manera más eficaz la sobreutilización de envases", explicó el ministerio. Dentro y fuera de España numerosas ONG ambientales, entre ellas Greenpeace, llevan varios años lanzando campañas bajo la consigna "desnudá la fruta" con el fin de presionar a pequeños y grandes comercios para que eliminen el plástico de sus productos frescos.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?