Viernes 21 de junio 2024

Dueño de Calzatex: “Las ventas están muy mal”

Redacción 28/05/2024 - 00.21.hs

La recesión económica que aplica la gestión del presidente Javier Milei y que provoca despidos en distintas empresas del país despierta la alarma de trabajadores y de las pymes que luchan por subsistir. El rubro de textiles e indumentaria es uno de los más golpeados durante la crisis y La Pampa no es una excepción. “Las ventas están muy mal”, lamentó el propietario de Calzatex, Gustavo Moreno.

 

La semana pasada se dio a conocer el cierre de Textilcom en La Rioja y Catamarca, con el despido de casi 300 empleados y empleadas. A esta cifra se suman otros 45 que en los últimos días fueron notificados de cesantía por la empresa riojana Alpacladd, también del rubro textil. “Estos cimbronazos y sus consecuencias son seguidos de cerca por ambos gobiernos ante el temor de que la profundización de la crisis económica pueda despertar situaciones similares a las que se viven en la convulsionada Misiones”, informó Ambito.

 

Como publicó el medio bonaerense en abril, los datos privados revelan que el 87 % de las empresas del sector textil registraron en el primer bimestre de este año una caída de ventas. Así lo indicó un relevamiento realizado por la Fundación Protejer, que señala que las firmas consultadas tuvieron un retroceso del 35 % en la demanda.

 

El informe precisa que el "96 % de las empresas que redujeron su producción atribuyen esta dinámica al cambio del poder adquisitivo de la población" mientras que, por otro lado, "el 34 % de las empresas que registraron caídas en su producción identifican a las expectativas macroeconómicas y cambio del clima de negocios respecto al futuro como causante".

 

En La Pampa.

 

Calzatex es una empresa proveniente del Gran Buenos Aires, se dedica al diseño y fabricación de calzado. Está ubicada en la ex planta Calzar en el Parque Industrial de Santa Rosa y actualmente cuenta con 60 trabajadores y trabajadoras. Al ser consultado por LA ARENA sobre la situación actual, Moreno aseguró que “las ventas están muy mal, como todo en el país; la caída en el consumo es muy fuerte”.

 

“Teniendo en cuenta que hoy la prioridad es el alimento en los sectores más vulnerables, es lógico que estemos peor en lo que tiene que ver con indumentaria y calzado”, analizó. “Estamos buscando distintas opciones para mantener la plantilla de operarios, esperando que en algún momento deje de caer la economía. Seguimos esperando el piso de la caída para poder determinar cuál es el nuevo escenario al cual nos tendremos que adaptar”.

 

Moreno hizo hincapié en el “sentido de supervivencia de la industria” y apuntó a que “comience a mover sus contactos y haga llegar a los senadores de la Nación la necesidad de frenar la Ley Bases”. También pidió que “comiencen a trabajar en una ley de auxilio para la industria, en especial las pymes” porque “mantener los puestos de trabajo es fundamental si se quiere tener un país más justo”.

 

“Hoy se habla mucho de libertad… Quisiera saber cuánto más libre es un ciudadano sin empleo, sin poder cubrir sus necesidades básicas. El escenario es directamente opuesto al que se pregona desde el atril”, sostuvo. En ese marco, lamentó los despidos en otras empresas y afirmó: “Es lógico que si en un contexto donde se flexibilizan las medidas para importar, con un mercado en contracción, con una ley en el Senado amenazando los derechos laborales, van a estar más propenso a despedir y a importar que a producir. Si el Estado se ausenta de la fiscalización, es lógica la medida, no así para el empresario pyme que tiene una vivencia distinta con su personal, que ha capacitado e invertido en conformar equipos de trabajo, ahí cambia la lógica”.

 

Oscuro.

 

El dueño de Calzatex describió al panorama como “oscuro” y criticó al presidente Javier Milei porque “se la pasa de gira, haciendo campañas liberales, paseando por el mundo, sin ver la urgencia de conformar un gobierno que incluya a los 46 millones de argentinos, de los cuales una parte aún tiene puestas sus expectativas en él”.

 

Pidió que “el resto del arco político comience a trabajar en un plan de reconstrucción, para que al momento siguiente del final de este gobierno comencemos a trabajar en un país más justo, donde se arreglen los problemas que tenemos, pero sin abandonar la industria nacional, apoyando el entramado social que contiene al que queda afuera. En definitiva, sin abandonar la justicia social. Hoy toda la sociedad debe marcar, como se hizo con la universidad pública, que hay cosas que no estamos dispuestos a renunciar, que se deben mejorar, sin dudas, pero desde el trabajo”, finalizó.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?