Domingo 14 de abril 2024

El EPRC proyecta una vendimia de 120 mil kilos

Redacción 18/02/2024 - 09.48.hs

Para los bodegueros, agrónomos y enólogos la cosecha es el momento más importante del año, la conclusión de un largo trabajo, el gran final del ciclo anual de la vid. Para comprender la importancia de la cosecha en el proceso de elaboración de un vino basta con recordar una famosa frase de la vitivinicultura: “El vino nace en la viña”.

 

La sanidad de la uva es clave para asegurar la calidad del producto final y por ello el papel de los especialistas es fundamental para conocer cuándo es el momento ideal para la cosecha porque no solo se tiene en cuenta la acidez y el azúcar de la fruta, sino que también se analiza la madurez de los hollejos (piel) y de las pepitas (semillas).

 

Para la realización de un vino de calidad, muchos optan por la cosecha manual, seleccionada por los cosechadores –como es el caso del Ente Provincial del Río Colorado- y otros por la mecánica –como la bodega del Desierto de 25 de Mayo y la mendocina Catena Zapata ubicada en Casa de Piedra-.

 

Temporada.

 

No todos los cepajes maduran al mismo tiempo, sino que su ciclo fenólico varía y determina cuándo se llevará a cabo la vendimia. En general, las variedades blancas se cosechan antes y las tintas después; entre estas últimas, la Cabernet Sauvignon es la última en recogerse. En La Pampa, la vendimia comenzará la semana que viene y se extenderá por todo el mes de marzo.

 

Tal como explicó a LA ARENA el presidente del Ente Provincial del Río Colorado, Enrique Smith, a fines de febrero se desarrolla la cosecha de la uva para Chardonnay, Merlot, Cabernet Franc, entre otros. “También tenemos los viñedos nuevos con Garnacha, que es un nuevo varietal introducido en La Pampa, que está de moda en el mundo; y el Torrontés”, agregó.

 

Previo al comienzo de la cosecha, los bodegueros estimaron el volumen de producción y aseguraron que será “normal” o similar a temporadas anteriores porque uno de los peligros que debieron afrontar es el corrimiento, es decir la mala fecundación de los racimos, los cuales favorecen la falta de desarrollo e, incluso, la caída de algunas bayas. “Algunas flores se lavaron por el viento o por la lluvia y por eso hubo menos granos de uva en los racimos”, señaló Smith.

 

Toneladas.

 

En ese marco, el presidente del EPRC afirmó que la vendimia se dará en “valores normales” porque “en cinco hectáreas sembradas, cosecharemos 120 mil kilos de uva”. Cabe recordar que en 2021, se obtuvieron 94 mil kilos y en 2020 unos 56 mil kilos.

 

A su vez, Catena Zapata “tiene buenos valores de producción y están contentos con la inversión” al igual que la bodega mendocina Familia Cassone. En costa del río Colorado, también se encuentran las bodegas Desierto de 25 de Mayo y Fincas de Duval con “condiciones normales”.

 

La vendimia se puede realizar con máquinas, que se fueron perfeccionando para dañar lo menos posible la integridad de los frutos. La cosecha la pueden realizar de noche para que las uvas lleguen frescas a la bodega. Ese trabajo lo realizan Catena Zapata y Desierto, mientras que en la cosecha manual tienen la posibilidad de seleccionar los racimos en su punto justo de madurez. Es el método utilizado para elaborar vinos de alta gama y hay personas especializadas en realizar ese trabajo en Duval, Acha y Puelches.

 

“En las cinco hectáreas que tiene Provincia, la cosecha es manual con una cuadrilla de diez personas que son contratadas de forma temporal”, explicó Smith y aclaró que el trabajo se realiza de día. “Lo que se siembra en el Ente es experimental y por eso no se piensa invertir en una máquina y como la bodega no va a estar operativa este año, la uva que se recolecte se vende a las bodegas pampeanas a un precio que no está determinado aún por la situación de la economía actual”, manifestó.

 

“Las bodegas privadas transportan las uvas a zonas de la Patagonia para realizar el primer paso”, agregó y aseguró que las empresas “están muy entusiasmadas por el nivel de producción y porque la calidad es muy apetecible”. En ese sentido, explicó que “hay una proyección de plantación de viñedos y pistachos muy importante para la zona. Se están limpiando terrenos para ampliar la producción”.

 

“Buen rinde y excelente calidad”.

 

Con las mejores expectativas, el referente de la bodega estilo 152 de General Acha, Horacio Marín, afirmó que se encuentran en medio de los preparativos para la vendimia porque estiman que “a principios de marzo empezarán a salir algunos varietales”. “Estamos muy entusiasmados porque viene una muy buena cosecha, con buen rinde y excelente calidad”, destacó.

 

“También estamos muy motivamos porque estaríamos cosechando en nuestro viñedo, en General Acha. Si bien el año que pasó pudimos elaborar unas 300 botellas ya que se heló la producción, este año superamos las heladas y vamos a mejorar el rinde”, aseguró y explicó que ingresaron en la etapa de maduración plena, donde las uvas son “el blanco de los pájaros, pero estamos protegiendo con tela para atenuar los daños. Estamos listos para una nueva vendimia con muchas expectativas”.

 

Marín contó que su viñedo forma parte de las visitas turísticas que recibe la localidad. “Mostramos cómo se cultiva la vid, la materia prima donde arranca el proceso, también con las uvas que traemos de Casa de Piedra. Es importante tener un buen viñedo para asegurar la calidad de la uva. Luego los llevamos a la bodega, les explicamos el proceso de elaboración y pasamos a una sala de degustación, que está próxima a ser inaugurada, donde les hacemos probar algún varietal con tabla de quesos”, cerró.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?