Sabado 25 de mayo 2024

Gil Domínguez fustigó a la Corte: "Habilitó un sistema de gobierno autocrático"

Redaccion Avances 17/04/2024 - 20.11.hs

El abogado constitucionalista pampeano y doctor en Derecho, Andrés Gil Domínguez, cuestionó la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de rechazar las demandas contra el DNU de Javier Milei. En ese sentido, advirtió que cometió un "gravísimo error" y que "habilitó un sistema de gobierno autocrático".

 

"Lo que hizo la Corte Suprema de Justicia fue apegarse a una posición que mantiene durante años, muy conservadora en su jurisprudencia, que sostiene que solamente se puede impugnar una ley o un decreto cuando una persona alega titularizar un derecho y puede mostrar que esa ley o ese decreto afecta su derecho de forma directa y concreta. Si alguien va a la Justicia y no demuestra esto, no existe caso o controversia y no tiene la legitimación procesal para estar en juicio", opinó en diálogo con el programa Modo Fontevecchia, que se emite por Net TV, Radio Perfil y Radio Amadeus.

 

En esa línea, consideró que "la Corte incurrió en un gravísimo error constitucional, que es desconocer la reforma constitucional de 1994, que estableció que el Poder Ejecutivo no puede, bajo pena nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo, y que si dicta un DNU y no cumple con los requisitos de habilitación constitucional para su dictado, es nulidad absoluta".

 

A su vez, remarcó que el máximo órgano judicial obturó "definitivamente el camino del sistema judicial, la posibilidad de acudir al Poder Judicial para que este, preservando aquellos que los convencionales constituyentes quisieron garantizar, evite que un Poder Ejecutivo se maneje de forma autócrata".

 

"La Corte habilitó un sistema de gobierno autocrático en donde el Poder Ejecutivo va a dictar los DNUs que se les cante y va a poder sustituir al Congreso. El Poder Judicial, con la Corte a la cabeza, va a ser un fiel seguidor de todo esto. Esa es la gravedad de la Corte ante un DNU que tiene características como nunca han tenido los DNU en Argentina", añadió en declaraciones difundidas por el diario Perfil.

 

Cerrar caminos.

 

Gil Domínguez enfatizó que se obturó "el camino para que se cuestione que un DNU no cumple con las condiciones de habilitación que establece la Constitución, que son circunstancias excepcionales. Solamente se va a revisar cuando el contenido del DNU afecte derechos y solamente la declaración de inconstitucionalidad va a ser para esa persona que invoque a ese derecho, para el resto de las personas va a seguir vigente, así como el resto del DNU. Se tiene que hacer cargo la Corte que acaba de habilitar que un presidente puede gobernar mediante decretos, sustituir el Congreso cuando se le cante y darle el contenido que quiera al DNU, que van a estar vigentes en aquellas partes que las personas titularizan derechos y puedan invocar la violación de los mismos por parte del DNU, mientras tanto podrá gobernar un presidente como quiera mediante decretos y nadie puede ir a la Justicia a impugnar".

 

¿Intimidados?

 

El abogado pampeano reconoció que tenía expectativas sobre la actitud que adoptara la Corte y explicó que hay dos cuestiones "políticas" que podrían explicar el cambio de posición. "Hace siete días, Javier Milei, en una entrevista, tuvo manifestaciones bastante desafortunadas respecto a la división de poderes y la independencia de la Corte Suprema de Justicia, mostrando sus disgustos porque no sacaba ningún fallo que favoreciese a su gestión de gobierno en torno al DNU. A la semana, la Corte dicta estos fallos y no dice nada del caso que llevó adelante la CGT", precisó

 

"Hay una lectura política a la que no le encuentro explicación, han adoptado esta postura frente a esta situación de agravio que declaró el Presidente sobre la Corte, la cual da esta respuesta tan rápida el mismo día en el que se estaban celebrando las elecciones en el Colegio de Abogados, donde Jorge Rizzo era candidato", añadió.

 

En relación a las declaraciones de Horacio Rosatti, quien señaló que la Corte esperaba que la política resolviera, Gil Domínguez consideró: "Me parece que no se cansaron de esperar los tiempos de la política, hay algo que los apuro a acompañar a este Gobierno, se sintieron intimidados para acompañar a este Gobierno, porque en el Senado ya se rechazó y en la Cámara de Diputados se está intentando debatir. La política está plenamente en funcionamiento, parte de la política se expresó generando una presunción de nulidad absoluta e insanable, porque si uno observa los argumentos expuestos por la mayoría de los senadores que lo rechazaron no son argumentos políticos, son argumentos constitucionales".

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?