Miércoles 30 de noviembre 2022

Matadero de caballos: "Fue detectado gracias a nuestra intervención"

Redacción 24/09/2022 - 14.18.hs

El intendente de Toay, Rodolfo Álvarez, aseguró que el matadero clandestino de caballos, que la Policía desbarató el pasado miércoles, "fue detectado gracias a nuestra intervención, y nuestra participación ya que trabajamos de forma articulada con el Ministerio de Seguridad, para brindar toda la información necesaria para la detección de esto y de otros casos que pudieran ocurrir. No puedo dar mayores detalles, pero lo encontramos porque lo buscamos", afirmó.

 

Consultado respecto a si la carne llegó a ser comercializada en la localidad, Álvarez dijo que "hay comentarios en redes sociales, que para nosotros son una herramienta para poder identificar si eso estaba ocurriendo. Si eso estaba ocurriendo, actuaremos en el marco de lo que la ley nos permita".

 

Respecto a trascendidos que dan cuenta de que la carne de caballo había sido vendida a comedores y escuelas de Toay, el intendente dijo que "justamente la tenemos a través de redes sociales. Es un detalle muy importante porque la red nos permite obtener información y particularidades sobre qué ocurrió y cómo ocurrió".

 

"Parte de lo que conoce la sociedad es justamente por la intervención de todos los niveles de gobierno, de provincia, como de nuestro equipo de trabajo de Bromatología. Vamos a continuar trabajando para dotar a la comunidad de respuestas", explicó.

 

El pasado jueves, un equipo de LA ARENA intentó contactarse con la directora de Bromatología de Toay, Angie Romero, quien manifestó que su área no era la encargada de intervenir en el tema.

 

"Hace unos meses".

 

Consultado sobre si hay datos que indiquen desde cuándo viene trabajando este matadero clandestino, el jefe comunal dijo que "la verdad es que desde hace unos meses. Pero el tema es que hay que detectarlo de alguna manera, y no se puede ir por un simple comentario a la casa de un vecino y allanar un domicilio. Hay todo un procedimiento que hay que respetar, hay garantías constitucionales en el medio, y por eso hubo todo un proceso de investigación que no estuvo a cargo nuestro, sino del Ministerio de Seguridad. Estamos colaborando permanentemente, para continuar avanzando en la detección de todo este tipo de casos".

 

Finalmente, Álvarez le dijo a LA ARENA que los controles bromatológicos no se intensificaron en estos días, "porque nosotros los hacemos habitualmente. Es importante demostrar que el caso se detectó por un procedimiento que existe, para poder saber si existen este tipo de actividades clandestinas", concluyó.

 

El caso.

 

El pasado miércoles, se encontró un centro de faena clandestina de caballos en las afueras de Toay, que según fuentes de la investigación involucraría a una red de comercialización en carnicerías, y puntos de venta de comida cocida.

 

La investigación se originó meses atrás, cuando un dato que hizo encender las alarmas, y a raíz de ello, comenzó un trabajo en conjunto de la Brigada de Investigación de UR I, con el personal de la División de Seguridad Rural. Una vez que se recolectó la evidencia necesaria, se desplegó un fuerte operativo que incluyó 50 efectivos policiales para realizar cuatro allanamientos simultáneos en diferentes domicilios de Toay.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?