Martes 06 de diciembre 2022

Inició el juicio contra policías por apremios

Redacción 21/09/2022 - 08.16.hs

(General Pico) - Cuatro policías de la comisaría de Telén son juzgados por el cargo de apremios ilegales en perjuicio del encargado de un campo del departamento de Loventué. El debate comenzó el lunes en Victorica con los alegatos iniciales y con la declaración de ocho testigos. Hoy continuará en la sala 1 del Edificio Judicial de General Pico, con la asistencia de testigos y peritos residentes de esta ciudad.

 

El juez de audiencia de juicio de esta ciudad, Marcelo Pagano, coordina el debate oral y público que finalizará el viernes. En la causa interviene el fiscal general Armando Agüero, que acusó de apremios ilegales a los policías Roberto Carlos Cabral, Ricardo Eliezer Sadí Echegaray, Darío Fernando Morales y César Correa.

 

El abogado Guillermo Galcerán representa a Cabral; los letrados Boris José Vlasich y Marcelo Piaza defienden a Echegaray y Morales; y las abogadas Silvia Brown y Magalí Tarditi, al imputado Correa.

 

Alegatos.

 

Durante el inicio del debate, el representante del Ministerio Público Fiscal relató que el hecho que se investiga data del 3 de junio de 2020, y situó las acciones en un campo ubicado sobre la ruta provincial 10, en el departamento de Loventué.

 

Agüero dijo que ocurrió en el marco de un allanamiento, en una aguada que se encuentra a 2.000 metros de la vivienda principal. En ese lugar, dijo el fiscal, los cuatro policías golpearon al damnificado, con el fin que diga "que otra persona y él estaban carneando en el campo". También le preguntaban por un arma de fuego.

 

En otro tramo de los alegatos dijo que golpearon a la víctima de tal modo que no podía respirar y que lo dejaron tirado en el piso. A raíz de esta golpiza, indicó el fiscal, el damnificado sufrió lesiones le "generaron una inutilidad para el trabajo menor de 30 días y la vida no corrió peligro". Por ello, acusó a los cuatro imputados, del delito de apremios ilegales en concurso ideal con lesiones leves, en calidad de coautores.

 

Por su parte, Guillermo Galcerán, en representación de Cabral, adujo que a lo largo del juicio se constatará que ese día el personal policial se presentó en el campo en el marco de un allanamiento dispuesto en otro legajo, en el que se investigaba al damnificado y otras dos personas por la probable infracción a la ley de conservación de la fauna. También dijo que el allanamiento se dispuso para constatar si en ese campo había personas cazando en infracción a la ley, a la vez que expresó que su defendido no produjo lesiones al damnificado.

 

Los demás defensores compartieron esta teoría del caso y adelantaron que pedirán la absolución de los imputados.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?