"La madre usó la pandemia para alejarlo de su padre"

Redacción 02/12/2021 - 15.17.hs

El abogado José Mario Aguerrido anunció ayer que representará a la familia de Christian Dupuy, como querellante, en el caso del asesinato de Lucio de cinco años. "Más allá de algunas cosas que hablé con uno de los fiscales, muy por arriba, recién hoy (por ayer) cuando se acredite la representación, voy a tener acceso al legajo concretamente", explicó en Radio Noticias.

 

Asimismo, el abogado indicó que durante la tarde del martes estuvo reunido con la familia Dupuy, a quienes intentó contener ante la situación que atraviesa, y recibió de su parte "una serie de recomendaciones y pedidos". Añadió que "el hecho en sí mismo, con la consecuencia de la muerte de Lucio, es un resultado determinado y más o menos tiene precisiones en cuanto a autoría, forma, etcétera".

 

Aguerrido señaló que la familia Dupuy querellará contra las dos imputadas: la mamá de Lucio, Magdalena Espósito Valenti , y su pareja, Abigail Páez. "No contra el Estado, al contrario, porque el Estado es el que inició la investigación", aseguró Aguerrido, aunque señaló que "entendería a priori que puede haber habido responsabilidad del Estado, pero creo que no se puede responsabilizar a un ministro, por lo que hace un funcionario de 50 escalones más abajo".

 

"Se supone que ese funcionario cumple lo que tiene que cumplir, comunica lo que tiene que comunicar. Que acá hay cosas raras, no porque se hayan hecho en función de un acto de corruptela, sino desde la base de la desidia o de la ignorancia, las hay", explicó.

 

La pandemia.

 

Aguerrido señaló que la pandemia "le permitió a esta señora quedarse con Lucio y que la familia paterna no lo vea más". En ese sentido, explicó que "ella un día llegó a Pico, nadie sabe cómo, porque había restricciones para circular, y se lo llevó a Santa Rosa. Por esas mismas restricciones, no volvió más a Pico, por eso, la pandemia tuvo alguna incidencia puntual, sumado a mala praxis de abogados que asesoraron pésimamente mal en los acuerdos".

 

Y acotó que "en el derecho de familia, es muy difícil de modificar el status quo. Acá teníamos a tíos de Lucio que tenían la tutela, otorgada judicialmente, y ningún abogado o abogada los asesoró para que se abocaran a esa tutela e impidieran que traigan a Lucio a Santa Rosa".

 

Por otra parte, el letrado señaló que en Santa Rosa el único episodio judicial que ocurrió relacionado a Lucio fue su muerte, al considerar que "todo lo anterior se tramitó en General Pico".

 

"La familia me pide expresamente que diga que no conocen a la doctora Brarda", añadió, para detallar seguidamente que "la asesora de menores y la jueza de Pico omitieron que el acuerdo no era genuino por parte de quienes reintegraban la tutela. Los menores son sujetos de derecho, no objetos".

 

"No se tuvo en cuenta el interés superior del niño, había que entrar a averiguar si se dejaba sin efecto esa situación de hecho que era la tutela de los tíos, y cambiarla a un cuidado personal, con otro agravante, Lucio nació y se crió en Pico, el centro de vida de Lucio era Pico. Cambiarlo a Santa Rosa ameritaba intervención de los equipos técnicos del Juzgado de Familia, y no quedarse con que hubo un acuerdo", aseguró Aguerrido, y agregó que "nadie se ocupó de ver la naturaleza del acuerdo, después de que la madre había dejado un año y medio al chico abandonado en Pico".

 

En esa línea, el abogado señaló que los organismos judiciales debieron "indagar más" en la situación, aunque quizás finalmente, "esto igual pasaba y el resultado era el mismo".

 

Historia clínica.

 

Por otra parte, Aguerrido enfatizó en que "en La Pampa hace rato que en Salud Pública se ufanan de la historia clínica digital, si lo atendés en Carro Quemado, Santa Isabel, Pico o Santa Rosa, vas a un programa y tenés la historia clínica de cualquier persona".

 

"Es raro que a nadie le haya llamado la atención que un chico de cuatro o cinco años, de manera recurrente, entrara golpeado, fracturado, en un brazo, un dedo. A nadie se le ocurrió que podíamos estar frente al síndrome del niño maltratado, y porque las lesiones apuntaban a un posible caso de maltrato infantil. Evidentemente algo pasa", indicó, y añadió que conoce "infinidad de casos, en que por bastante menos han denunciado, porque tienen obligación de hacerlo. Niñez no intervino, porque nadie les dijo que intervengan, que había sospechas de que había un niño maltratado".

 

Asimismo, anticipó que se realizará un relevamiento entre los vecinos de Lucio, porque existen sospechas de que fueron varios los llamados a la policía que alertaron lo que sucedía en la casa del niño. "Hablé con una vecina que me dijo que el 25 de agosto la policía estuvo en la casa de Lucio, golpeó la puerta ahí, y no sabe que más pasó. Hay un racimo de incumplidores, porque el Estado tiene que prevenir".

 

"No hubo denuncias, porque alguien que las tuvo que hacer no las hizo. Después empezaron a los codazos, porque querían cubrirse", expresó Aguerrido, y añadió que "se va a investigar, porque es lo que prometimos y lo que la gente pretende".

 

"Vamos a indagar y llegaremos hasta donde tengamos que llegar con la cadena de responsables, en cuanto a lo que no se hizo antes de la muerte de Lucio", concluyó el letrado.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?