"Papá viajó con Chunchuna y Soledad Silveyra al lado"

Redacción 19/11/2021 - 15.37.hs

"En ese momento le dije: vos sí que no te privás de nada", recordó sonriente 'Miyi'. Eso fue lo que le comentó a su padre cuando se enteró que en el vuelo charter que llegó al país con el regreso del general Juan Domingo Perón, el 17 de noviembre de 1972, don Aquiles José había viajado con Chunchuña Villafañe sentada de un lado y Soledad Silveyra del otro. En ese momento eran dos de las mujeres más conocidas y admiradas del país.

 

"Me emociona de solo pensarlo, aún hoy y después de tantos años me resulta muy fuerte el recuerdo. Después de casi 18 años de estar levantando el nombre de Perón, un período en el que papá estuvo tantas veces detenido, en total fueron 22, la emoción de preparar un charter para ir a buscarlo... fue muy emocionante", recordó Zelmira Mireya Reggazoli en Radio Noticias cuando se le pidió una reseña de esa jornada, que luego derivó en que cada año se celebre el Día de la Militancia peronista.

 

'Miyi' dio detalles de aquél vuelo que trajo a Perón luego de tantos años de proscripción y que marcaría una bisagra en la historia política del país. Entre los pasajeros que habían abordado el avión estaba su padre, el ex gobernador (del '73 al '76) de la provincia Aquiles José.

 

"Cada uno que fue en ese avión pagó su pasaje, no es como ahora que porque sos funcionario viajás y tenés todo pago, papá fue a la agencia del consulado italiano y habló con el representante de Alitalia. Ahí reservó su pasaje y luego lo fue pagando en cuotas. Recuerdo que fuimos a despedirlo a Buenos Aires y fue una emoción ver en Ezeiza a todos los que luego serían gobernadores de Perón pero que habían sido representantes de los torneos Evita o que nos encontrábamos en la clandestinidad. Es que fueron casi 18 años de las reuniones en la clandestinidad y del Plan Conintes por el que terminaban presos en Chaco, Rawson, Bahía Blanca o Buenos Aires", dijo 'Miyi' en el programa El Aire de la Mañana.

 

"Cuando llegó el día de la vuelta le dije a mamá que iba y que llevaba a mis hijos porque eso lo tenían que ver en vivo y en directo. El 15 de noviembre viajamos a Buenos Aires y después fuimos a Ezeiza, pero a papá no lo dejaban bajar del avión. Perón bajó, con Rucci y el famoso paraguas al lado; y papá estaba sentado con Soledad Silveyra de un lado y Chunchuña Villafañe del otro. Me acuerdo que le dije: 'vos sí que no te privás de nada'. Y hablábamos de cómo una chica tan joven podía ser tan fanática del peronismo. Son historias que quedaron de ese viaje", rememoró la ex embajadora sobre aquella jornada.

 

Encuentro.

 

Reggazoli recordó que al llegar a Ezeiza solo podía ver a la multitud que se había acercado al aeropuerto, pero horas después tuvo la chance de estar junto a Perón.

 

"Tuvimos un momento histórico para mamá y para mí, me quedó grabado y para mis hijos. Fuimos a la casa de un militar y estuvimos ahí hasta que llegó al hotel a la madrugada, lo pude ver junto con mi amiga Loli Domínguez, con quien estuvimos presas, y yo en ese momento estaba embarazada de mi hijo Freju, y Perón me dijo algo clave para los tiempos que iban a venir. Me apoyó una mano en la cabeza y me dijo: 'con ésta bien fría' y con la otra en el corazón agregó: 'pero con éste bien caliente'. Y no se equivocó. Para los tiempos difíciles que vinieron después nos anunció que nos preparáramos y que estemos atentas. Por eso mi experiencia fue muy fuerte porque él agradeció cada casa, cada Unidad Básica donde se mantuvo encendida la llama del peronismo. Por eso hoy sigue teniendo tanta fuerza. Y por eso sigue siendo tan importante recordar ese día y abrazar a toda la militancia".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?