Jueves 18 de abril 2024

Parque Caídos en Malvinas: “Que los chicos aprendan jugando”

Redacción 02/04/2024 - 00.16.hs

Con mucha emoción, los integrantes del Centro Veteranos de Guerra de La Pampa inauguraron la renovación del Parque Caídos en Malvinas. Una multitud de niños y niñas disfrutaron de la nueva atracción infantil: un mangrullo que simula el hundido crucero ARA General Belgrano, sobre un piso de goma antigolpes. “Es para que los chicos aprendan jugando a querer nuestra patria”, afirmó el veterano Rolando Contreras.

 

La remodelación estuvo a cargo de la Municipalidad de Santa Rosa. Además del nuevo juego que llamó la atención de todas las familias, la comuna dispuso nuevos bancos de hormigón, plantó más de 40 ejemplares de jacarandá, renovó completamente la iluminación e instaló un sistema de riego por aspersión en el perímetro del predio.

 

Ayer por la tarde se realizó el acto de inauguración y estuvo presente el intendente Luciano di Nápoli; la viceintendenta Romina Montes de Oca; el presidente del Centro Veteranos de Guerra de La Pampa, Rolando Contreras, los demás veteranos pampeanos y funcionarios municipales. La tarde cálida invitó a centenares de familias para disfrutar del nuevo espacio. Hubo espectáculos infantiles, aunque la mayor atracción fue la réplica del Crucero General Belgrano.

 

“Muy felices”.

 

El primero en brindar unas palabras al público fue Rolando Contreras. Agradeció la idea de renovación del intendente Di Nápoli y aseguró que “ver tanta gente reunida, por algo tan importante para los veteranos de la guerra, es un reconocimiento”. Se mostró “sorprendido, contento y muy feliz”. Pidió que “el emblema del Crucero Belgrano sirva para que los chicos se diviertan y aprendan jugando. Espero que lo disfruten, lo cuiden y los papás sepan guiar a los chicos para que jugando aprendan a querer nuestra patria, que es lo más valorable que tenemos”.

 

Por su parte, el intendente Di Nápoli, recordó que “desde el momento inicial de nuestra gestión tomamos a la causa Malvinas como un eje central y lo hemos trabajado con nuestro Centro de Veteranos, codo a codo, con un objetivo muy específico que fue planteado por ellos desde el día uno: malvinizar”.

 

“Queremos recordarles a las generaciones presentes y también a las generaciones futuras que aquel 2 de abril de 1982 hubo muchos hombres que dejaron la vida en defensa de la soberanía y nuestro territorio. Fueron 63 pampeanos los que fueron a Malvinas. Algunos están acompañándome, otros cuatro lamentablemente dejaron su vida y su futuro en las islas”.

 

Además de buscar la malvinización con el mangrullo de juegos, el intendente resaltó que “el objetivo es que podamos disfrutarlo, compartir momentos. Son tiempos donde muchas veces se plantea el germen del individualismo en nuestra sociedad y nosotros creemos que la mejor forma de construir una sociedad es de manera colectiva. Hay una causa que nos ha unificado a los argentinos desde 1982 y ha sido Malvinas”, vociferó y se llevó todos los aplausos.

 

Más espacios verdes.

 

Tal como prometió el 1º de marzo en la apertura de sesiones en el Concejo Deliberante, el intendente aseguró que la inauguración del parque de ayer es la primera de cinco que se llevarán adelante este año. “La intención es poder recuperar el espacio público de nuestra ciudad con juegos de calidad y los que no tienen juegos serán con espacios de calidad para el disfrute de la gente”, afirmó ayer en diálogo con LA ARENA.

 

Comentó que se encuentran en el trabajo de identificación de cuáles son los parques y las plazas que necesitan una renovación y, al igual que en el Parque Caídos en Malvinas donde el playón de hormigón fue construido por la René Salamanca de la CCC, los trabajos serán realizados por distintas cooperativas de trabajo de la ciudad.

 

“Que la quieran regalar te da pena”.

 

Con lágrimas en los ojos, Luis Pereira participó de la inauguración de la réplica del Crucero General Belgrano. Cuando tenía 19 años y tras realizar la llamada “Colimba”, fue enviado a la Guerra de Malvinas. En diálogo con LA ARENA recordó el hundimiento y cómo logró salvarse.

 

“Que hagan una réplica para que jueguen los niños, para los que estuvimos en el crucero es un mimo muy grande”, aseguró Pereira y afirmó que el espacio sirve para “contarles la historia a los chicos”. Ayer, en una breve entrevista, contó cómo sobrevivió y recordó que cuando el General Belgrano fue atacado “no sentí nada. Temblaba, no sé si de frío, de nervios o miedo… Y tu vida depende de segundos. Lo único que hice fue mirar la balsa, cerré los ojos, me tiré y cuando los abro estaba adentro de la balsa”.

 

Pero lo más difícil fue el después. “Ibamos mirando el minuto a minuto, hora a hora. Sentíamos que nos quedábamos sin piernas ni brazos… Te vas muriendo de a poco porque el frío seguía avanzando… Sacamos fuerza de donde no teníamos para aguantar esas 28 horas”, contó.

 

Pasaron 42 años y Pereira aún recuerda que “lo único que se sentía era el ruido del mar y por ahí rezábamos. Nos asomábamos de la balsa y veíamos olas de 10 o 12 metros de altura y nosotros íbamos en una cosita naranja que subía o bajaba”. Dentro de la misma iban unos 23 jóvenes y “nadie nos dijo que cuando se pasaba de kilos se desinflaba. Había un chico salteño que le hacía guardia al pico, lo tenía con el dedo para que no se siguiera desinflando”. Mientras tanto, el agua helada se metía dentro de la balsa y con un sachet de suero cortado y los zapatos intentaron desagotarlo.

 

El hundimiento fue el 2 de mayo de 1982 y el 3 a las 10 observaron un avión de reconocimiento. “Pensamos que iban a venir enseguida, pero pasaban las horas, la balsa se desinflaba y la desesperación era cada vez mayor. Pero siempre teníamos la esperanza de que iban a venir, además teníamos un cabo principal todo herido y quemado por una esquirla que le había pegado en la cabeza. Venía con él entre las piernas y todo mojado”, recordó.

 

A las 20 llegó el barco, “era chiquito”, describió Pereira y adentro estaba Rolando Contreras, quien hoy es el presidente del Centro de Veteranos. “El fue uno de los rescatistas nuestros”, destacó. A Puerto Belgrano llegó también con Hugo Sandoval, de Toay. Allí “nos encontramos con todos los que habíamos sobrevivido y nos faltaban el Vasco Amesgaray, Huguito Gatica, Daniel Lagos, Jorge Pardou”.

 

Mentiras.

 

“Me di cuenta que se mentía mucho”, lamentó Pereira y recordó que cuando escucharon Radio Colonia “dijeron que el crucero había sido levemente averiado y ya llevaba más de 15 horas hundido”.

 

Al ser consultado sobre la intención de Nación de reconocer a los “kelpers”, el sobreviviente aseguró que le genera “un poco de bronca porque nosotros las defendimos y que no las reclamen y las quieran regalar te da mucha pena”.

 

Homenaje a Caídos y Veteranos.

 

Como complemento de la acción de memoria del inicio de la Gesta de Malvinas, en la rotonda del Centro Cívico ayer por la noche se pudieron observar carteles de la geografía de las Islas Malvinas y el “2A” (2 de abril). Hasta la medianoche, con producción de luz, se conmemoró con los versos de la marcha de Malvinas.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?