Domingo 26 de junio 2022

Postergaron reunión de ocupantes del Salitral con Di Nápoli

Redacción 17/05/2022 - 00.03.hs

"No podemos perder más tiempo porque hay una causa judicial que avanza y una orden de desalojo pendiente. Teníamos una reunión programada para hoy pero el intendente se fue de viaje y eso nos provoca una mayor desesperación", manifestaron algunos ocupantes del Nuevo Salitral en el hall de la Municipalidad. La urgencia de las familias residentes en el asentamiento levantado junto a la laguna Don Tomás, chocó ayer con una nueva postergación: "teníamos una reunión programada para las 9:30, pero unos minutos antes el intendente nos comunicó que estaba de viaje y no podría atendernos", contó Carina Lezcano.

 

Una media docena de personas acudió igualmente hasta la municipalidad, donde una secretaria les informó que la audiencia con Luciano Di Nápoli pasaría para el jueves. "Veníamos a traerle la solución. Somos poseedores de la tierra, ya edificamos nuestras viviendas y pretendemos que el municipio o el gobierno provincial se hagan cargo, porque el señor (Homero) Márquez quiere lotear y vender esos terrenos", expresaron antes de retirarse del edificio municipal.

 

"Necesitamos un estado presente, porque somos familias de bajos recursos y no podemos comprar esos terrenos", dijo Lezcano. No obstante, aclaró: "no pedimos que nos regalen nada, sino que nos permitan pagar según nuestras posibilidades".

 

Por eso, una solución sería que "el municipio adquiera las parcelas y genere condiciones para que nosotros podamos pagar la tierra con otras condiciones y facilidades". Lezcano también contó que la semana pasada celebraron una asamblea donde, entre otras cuestiones, decidieron "realizar una movilización el jueves próximo". De esta manera, la convocatoria coincidirá con la nueva fecha de audiencia programada por el intendente.

 

Hace algunas semanas, ocho familias fueron intimadas desde la justicia para abandonar voluntariamente el asentamiento ubicado en Gobernador Duval y Niñas de Ayohuma, evitando un desalojo mediante la fuerza pública. La notificación del tribunal es consecuencia de la demanda presentada por Homero y Luciano Márquez, dos hermanos dueños de esa parcela, para recuperar su propiedad.

 

"Necesitamos respuestas".

 

Si bien desde el Poder Judicial aclararon que no impulsarían un desalojo forzado, los ocupantes soportan una tensa situación derivada de la incertidumbre ante eventuales derivaciones de la causa. "Hace dos años y medio que se inició el expediente, tenemos una sensación de inseguridad total y queremos conocer cuál es la respuesta ante este problema y qué propuestas de solución tienen" las autoridades municipales, agregaron.

 

También aclararon que en el Nuevo Salitral "no existe riesgo de inundaciones. Cuando hay tormentas fuertes, la pasamos mejor que el resto de la zona", donde varios barrios suelen padecer serios anegamientos. De todos modos, consideran que la comuna "debería programar y realizar las obras de infraestructura necesarias, porque es un sector urbanizado y llevamos tres años de arraigo" en el lugar.

 

Al presentarse ante el juzgado de Susana Fernández para pedir el desalojo, el abogado santarroseño Homero Marques informó que su padre y un tío compraron esas tierras en 1974 y que actualmente están completando el trámite sucesorio. Si bien las familias fueron intimadas a abandonar el asentamiento, ante la consulta periodística desde el tribunal respondieron que no librarán ninguna orden de desalojo por la fuerza, al menos por ahora.

 

"Que permitan que paguemos los terrenos".

 

Algunas personas que durante el fin de semana intentaron usurpar terrenos en Villa Germinal fueron citadas a declarar ayer por Leticia Pordomingo, a cargo de la Fiscalía de Delitos contra la Propiedad, y aseguraron que están inscriptos en el Registro del IPAV y que hace años aguardan en vano que les adjudiquen viviendas sociales.

 

El sábado, la policía montó un operativo en la zona norte de Santa Rosa, donde unas 15 familias en situación de vulnerabilidad intentaron ocupar un predio fiscal de Quinquela Martín y Tito Fuertes. Hubo una intervención policial y se observaron algunos momentos de tensión, que se aliviaron cuando arribó el secretario municipal de Desarrollo Social, Marcos Echeveste, y se comprometió a gestionar otras soluciones.

 

Según los vecinos, iba a recibirlos ayer por la mañana. Sin embargo, cuando llegaron a la municipalidad Echeveste no estaba y fueron atendidos por un grupo de asistentes sociales, quienes pretendieron registrar sus identidades y necesidades específicas. "Ya nos entrevistaron varias veces y nunca nos ayudaron. Para nosotros el máximo responsable es Echeveste, porque se comprometió a recibirnos y nos dejó plantados", advirtieron. Los vecinos se mostraron indignados: "parece que nos toman el pelo. Incluso Echeveste dijo que había sido una desocupación pacífica, pero el sábado había policías armados hasta los dientes".

 

Y agregaron: "no somos vándalos, sino familias humildes con muchas necesidades, que ya no pueden sostener un alquiler porque la mayoría vivimos de changas". Agregaron que viven "en condiciones muy precarias, sin gas y pagando alquileres muy caros", y lamentaron que "nunca nos tuvieron en cuenta, porque la mayoría hace muchos años que estamos inscriptos en el IPAV, y nunca nos toca" una vivienda.

 

Podomingo los citó en el contexto de una causa "por usurpación" pero los vecinos aclararon que "solo pretendíamos ocupar tierras fiscales. Echeveste dijo que están destinadas a espacios verdes, pero está todo lleno de yuyos y alimañas y el municipio nunca limpió". Y concluyeron que "nos pasa lo mismo que las familias de El Salitral. Creemos que la mejor solución es que nos permitan pagar los terrenos según nuestras posibilidades".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?