Jueves 18 de abril 2024

Ya cerraron cinco constructoras en La Pampa

Redacción 02/04/2024 - 00.16.hs

El “escenario de industricidio” ya comienza a ser un concepto recurrente en el sector de la construcción, a partir del desfinanciamiento de las obras públicas nacionales y por la incertidumbre económica que frena las construcciones de proyectos privados.

 

Según un informe del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), hay una “una marcada aceleración del ritmo de caída en el número de empleadores”, que llevó en febrero al cierre de 163 empresas contratistas. En la comparación interanual, febrero registra tres empresas menos en La Pampa, pasando de 195 a 192. Sin embargo, las estadísticas del organismo revelan que en enero había 197 firmas en actividad y en febrero cayeron a 192, lo que implica cinco empresas menos en actividad de un mes a otro.

 

“De las empresas grandes que están en la Cámara que son la mayoría, están todas vigentes, no ha cerrado ninguna”, informaron desde la Cámara de la Construcción de La Pampa, advirtiendo nuevamente la preocupación por el desfinanciamiento de la obra pública nacional en la provincia.

 

El Ieric es la entidad que maneja estadísticas a nivel nacional sobre las altas y las bajas de las empresas en el país, desde las más grandes hasta las más chicas, y también de las y los trabajadores del sector.

 

“Seguramente con la caída de la actividad, muchas de estas empresas chicas cierran, naturalmente porque también se dedican a otra cosa. Pero al no haber actividad y como no están comprometidas financieramente, pueden cerrar, incluso por un tiempo”, indicaron a LA ARENA desde la entidad pampeana.

 

El golpe se sintió con fuerza en la mano de obra contratada registrada, que llegó a los 372.311 puestos, 23.976 menos que en enero. En La Pampa, según datos de la Cámara de la Construcción local y del gremio de la Uocra, son más de 700 los trabajadores despedidos desde enero.

 

En la provincia, Nación dejó de financiar desde diciembre distintas obras como la construcción de los programas de viviendas Procrear y Casa Propia, en Santa Rosa, General Pico, Toay, Eduardo Castex, Luiggi, entre otras localidades. Son más de mil viviendas que estaban en construcción y ahora están paralizadas.

 

Empresas.

 

Según el Ierac, la caída en el número de empresas activas fue del 2,3% en febrero, porcentaje muy superior al de enero cuando las 21.313 empresas que operaban expresaron una disminución del 0,7%, respecto de diciembre de 2023.

 

El dato de febrero es tan significativo que supera incluso el dato de febrero de 2021, cuando los números de la actividad estaban afectados por la pandemia de Covid-19.

 

En las grandes jurisdicciones del país la caída del número de empresas llegó al 3,6%. El número de empresas operativas cayó en 13 jurisdicciones del país.

 

El informe del Ieric reportó también caída del consumo de cemento del 23,5% respecto a febrero de 2023, el derrumbe es el más pronunciado desde abril de 2016. Los permisos para construir otorgados fueron 3.998, un 9,6% menos que en febrero del año pasado.

 

Inversiones difíciles.

 

Los números de la construcción son prácticamente un resultado directo de la política oficial para el sector. Entre las primeras medidas del gobierno de La Libertad Avanza se registró el congelamiento de la obra pública y la intención de pasar a un modelo con preponderancia de la inversión privada.

 

Sin embargo, por ahora no hay movimiento por parte de las grandes empresas del país. Al inicio de la gestión de Javier Milei desde el sector afirmaron que las obras que estaban a mitad de camino no eran de interés del capital privado.

 

En La Pampa, se frenaron casi 70 obras de las que la Provincia pretende hacerse cargo con el proyecto de ley que envió a la Legislatura el gobernador Sergio Ziliotto para declarar la emergencia pública y garantizar así el financiamiento para las obras nacionales: vivienda, saneamiento, infraestructura urbana, el Acueducto del Norte, entre otros.

 

Al igual que lo que sucede en el ámbito nacional, el Colegio de Arquitectos y Arquitectas de La Pampa advirtió una caída en el nivel de construcción y proyectos privados alrededor del 11%, una situación que se profundizó: los motivos son la incertidumbre económica y los altos costos de los insumos, señalaron.

 

Esta semana el presidente de la Cámara de la Construcción a nivel nacional, Gustavo Weiss, midió que entre despidos y suspensiones hay unas 100 mil personas afectadas por el congelamiento de la obra pública.

 

A la vez, consideró que “había que ordenar la macroeconomía” y que “claramente hay que bajar la inflación, sincerar tarifas y converger a un dólar único y sacar el cepo”.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?