Miércoles 30 de noviembre 2022

Contribución al caos

Redacción 24/09/2022 - 00.34.hs

De los sufridos países latinoamericanos, tan pródigos en tristezas y paradojas, acaso ninguno tan ejemplar como Haiti. Fue la primera nación en declararse libre dentro del subcontinente compuesta, además, por esclavos negros libertos.

 

Sin embargo, el tiempo y las circunstancias lo han llevado a ser el país más pobre de América y, posiblemente, del mundo. Casi la mitad de la población depende de una agricultura elemental, que apenas si alcanza el nivel de subsistencia. Para más, su territorio ha sido azotado por grandes desastres naturales, huracanes y terremotos especialmente. El panorama empeora si se considera que hay una emigración constante del campo a las ciudades, donde viven miserablemente.

 

Una de las paradojas es que a esa situación contribuyeron, y mucho, las sucesivas y numerosas oportunidades en que fuerzas extranjeras ocuparon el país con la excusa de ayudarlo, curiosamente con tropas militares. Las dos últimas fueron una contribución al caos que vive Haití. El incalificable Luis Almagro, secretario de la Organización de Estados Americanos, defiende la necesidad de una nueva ocupación pero no parece muy interesado en reconstruir con elecciones el tejido social de un país que hace nueve años que no las tiene.

 

De resultas de esos efectos naturales y humanos la capital, Puerto Príncipe, está poco menos que en manos de bandas armadas que imponen sus intereses por la violencia. De paso, el país se ha convertido en un buen mercado de armas que se venden más o menos subrepticiamente desde los Estados Unidos.

 

De salud, seguridad y educación mejor no hablar.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?