El lobby contra la ley de envases

Redacción 26/11/2021 - 01.07.hs

Por estos días los argentinos tenemos la oportunidad de ver en vivo y en directo un ejemplo de libro de lobby empresarial para enfrentar la sanción de una ley. El proyecto que desató la furia de grandes corporaciones propone la creación de una "tasa ambiental" que deberán pagar las empresas que fabrican y comercializan envases contaminantes. La idea se basa en un principio que fue acuñado inicialmente en la Unión Europea y luego se extendió a buena parte del planeta: "quien contamina, paga". Según las autoridades europeas lo que se busca con la aplicación de este principio es incentivar a quienes contaminan a evitar el daño ambiental, y se les obliga a asumir la responsabilidad por la contaminación que generan; además es el que contamina y no el contribuyente quien debe pagar el costo de la reparación ambiental.

 

Como suele suceder, hay muchos sectores económicos, políticos y mediáticos que se la pasan elogiando a los países del llamado primer mundo, pero cuando se intenta poner en práctica aquí algunas medidas de gobierno similares ponen el grito en el cielo.

 

La denominada "Ley de envases" busca cumplir con el mismo objetivo. Inicialmente alcanzó consenso entre las diversas fuerzas políticas con representación en el Congreso de la Nación, pero cuando la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina levantó la voz para oponerse porque, según dijo, se trata de un "impuesto" que "perjudica" a las compañías que cobija, las fichas se acomodaron de otra forma. La derecha macrista y sus aliados no tardaron en alinearse con las empresas norteamericanas, y encontraron muy buena predisposición en los grandes medios porteños para potenciar la oposición al proyecto.

 

Lo que estamos viendo es un calco de lo que ocurrió con el llamado "impuesto a las grandes fortunas", con una diferencia nada menor; en este caso se trata de una tasa, no de un impuesto. Si las empresas aceptan comercializar envases no contaminantes, no deberán pagarla. Sin embargo legisladores macristas insisten con la mentira del impuesto al igual que los grandes grupos mediáticos.

 

Lo que intenta el proyecto, presentado por legisladores del Frente de Todos, es instalar en Argentina el mismo esquema que ya se aplica en buena parte del mundo, incluso en varios países latinoamericanos. El problema de la basura alarma en todo el planeta y los gobiernos están cansados de destinar enormes sumas de dinero para reparar el daño que provocan pocas pero muy poderosas empresas al ambiente. ¿Por qué toda la estructura del reciclado y tratamiento del plástico deben pagarla los contribuyentes si hay quienes obtienen enormes ganancias generando esa basura?

 

Una encuesta reciente reveló que una mayoría absoluta de los habitantes del AMBA (Capital Federal y Conurbano) están de acuerdo con el principio "quien contamina, paga" y, por lo tanto, con impulsar esta legislación para mejorar el cuidado del ambiente.

 

Lo que se verá en el Congreso de la Nación en los próximos días es cómo la derecha, que busca el voto de la ciudadanía en cada elección, termina decidiendo siempre en favor de las minorías poderosas. Nada nuevo bajo el sol.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?