Domingo 05 de febrero 2023

El mismo juego en las dos veredas

Redacción 01/12/2022 - 07.41.hs

“¿Cómo está la interna?”. “Al rojo vivo”. Este breve diálogo se escuchó entre un encumbrado dirigente peronista y un vecino de la ciudad interesado en la vida política provincial. Lo interesante es que, aún con su toque de humor, muestra lo que nadie quiere decir en voz alta ante cámaras o micrófonos entre la dirigencia del partido que gobierna la provincia con relación al armado político con vistas a las elecciones del año próximo. Las declaraciones oficiales son mayormente elusivas en cuanto a las candidaturas y se derivan hacia lo que, al parecer, desvela a todos: “la unidad”. Esa es la aspiración mayor y por eso procuran bajarle el precio a la cuestión de los nombres, cuestión problemática si las hay y no solo en el peronismo sino también en la vereda de enfrente en donde hay una explosión de postulantes. Podría decirse que en el oficialismo la cuestión urticante es por omisión en cambio en la oposición de Juntos por el Cambio es por sobreexposición.

 

El adelantamiento de las elecciones provinciales dispuesta por el Poder Ejecutivo pampeano dejó de ser una especulación para convertirse en una realidad. El peronismo local no quiere quedar prisionero de las fuertes disputas porteñas del Frente de Todos y de las vicisitudes económicas que el gobierno de Alberto Fernández, con su superministro Sergio Massa, no terminan de encaminar en el corto plazo. Y ya se sabe el peso que tiene la economía en el humor electoral de la ciudadanía.

 

De todos modos el anticipo de los comicios ya no es una novedad pues se aplicó en las elecciones de 2019 por decisión del entonces gobernador Carlos Verna, pero le vino bien a la alianza de JxC para despertar sus músculos y disparar munición gruesa contra el peronismo. A su turno el PJ recogió el guante y replicó señalando que en provincias con gobiernos radicales sucede lo mismo, en lo que podría considerarse el primer cruce de guantes entre los dos principales adversarios de la arena política pampeana.

 

Lo cierto es que los tiempos se acortaron y metieron presión en los dos bandos. Del lado del peronismo el oráculo mayor, Carlos Verna, desplegó su juego preferido: no hablar en público, jugar a las escondidas y hacer valer su peso interno en la estructura partidaria. “Hay diálogo”, dicen todos cuando se pregunta sobre el vínculo entre el actual gobernador y su antecesor. El consenso interno que exhibe el gobernador es indiscutible, pero no así su vice, que debe ser mujer por exigencia de la ley de paridad de género. El nombre de Alicia Mayoral suena fuerte y quizás se termine imponiendo, aunque genere un claro desequilibrio interno: ella, al igual que Ziliotto, es de General Pico y pertenece a la misma línea interna: la Plural. ¿Es el precio a pagar para que el PJ de General Pico se movilice sin reservas y no vuelva a caer derrotado como en las legislativas del año pasado? En los próximos días se verá.

 

En JxC radicales y prosistas se miran de frente porque ambos aspiran a la fórmula mayor. Martín Maquieyra y Daniel Kroneberger no ocultan sus apetencias. Todos hablan de consenso pero todavía no hay pistas firmes sobre el asunto. (SS).

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?