Viernes 19 de abril 2024

El retraso vial

Redacción 17/03/2023 - 08.04.hs

El mal es de muchos y, se sabe, el consuelo en ese caso es de tontos. No hace falta ser muy perspicaz para advertir los enormes problemas y peligros que implica ser usuario de la red vial en esta provincia. Las estadísticas y las tapas de los diarios así lo ratifican y atestiguan.

 

Lo lamentable de esta realidad son las espasmódicas y casi siempre tardías reacciones del Estado en situaciones como las que padecemos a diario.

 

Se ha podido leer, escuchar y ver, que protesta más o menos firme de los vecinos mediante, se han puesto las autoridades a analizar qué hacer con el -uno de los tantos- cruce de la RN5, ahí nomás donde ya hace unos años no es más el acceso Este a la ciudad sino parte del radio urbano.

 

Una de las últimas tapas de este diario se ocupó del choque frontal que dejó una víctima fatal en el acceso sur, también desde hace tiempo parte del radio urbano.

 

Entrar y salir del aeropuerto de esta capital, también en una zona que hasta muchos metros más al Norte todavía es parte de la ciudad, es una tarea muy difícil y peligrosa.

 

En todos estos casos, son sólo los sitios más emblemáticos. En todos los casos hay estaciones de servicio, el Casino, viviendas particulares, hoteles, el parque industrial, Canal 3, el cementerio parque y... siguen las firmas.

 

¿Cómo es posible que tanto Vialidad Nacional como la provincial, el gobierno y el municipio no actúen y pongan lo que hace falta poner para alcanzar al almanaque?

 

El verano que no se quiere ir ha sido notable en materia de tránsito. El turismo nacional, la obra del gasoducto que nos toca, la producción y el comercio... la vida yendo y viniendo han demostrado claramente que La Pampa hace años debería tener autovías por lo menos en tres tramos que son hoy un verdadero problema.

 

A esta capital debería llegarse desde Norte, Sur y Este por autovía al menos desde Eduardo Castex, Padre Buodo y Catriló, y apenas si podemos tener una cinta asfáltica más o menos en condiciones.

 

¿No es posible tomar el toro por las astas y encarar esas obras? Si nuestros vecinos de San Luis lo hicieron en las rutas nacionales, ¿por qué no imitarlos? Y no le tengamos miedo al peaje, que bien podría ser diferenciado para patentes pampeanas del resto, especialmente del transporte pesado que, está comprobado, muchas veces ya usa las rutas alternativas de nuestro Estado provincial para zafar del intenso movimiento de las troncales.

 

Ahora, que están razonablemente preocupados en Lonquimay, Anguil y otras poblaciones por lo incómodo y peligroso de sus accesos, ahora que recién inauguramos un enorme hospital enclavado en un lugar que pronto será un nuevo y peligroso acertijo para entrar y salir, ahora que sabemos de la enorme cantidad de camiones que se acercan a las estaciones de servicio ruteras por no disponer de un lugar apto para pernoctar, ahora que están en elaboración las plataformas electorales pensando en lo que viene, ¿por qué no pensamos en todo esto? Ahora.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?