Martes 23 de abril 2024

Otra vez Mendoza apela a la amenaza

Redacción 20/01/2023 - 08.04.hs

Desde esta misma columna se ha dicho muchas veces que, de una u otra manera, en lo que respecta a la cuestión de los ríos interprovinciales, la actitud de los gobernantes mendocinos, en general, es francamente hipócrita, extendiendo en el tiempo los debates por las disidencias de fondo (que no son pocas) y, cuando se ven acorralados por la contundencia de los hechos, sencillamente negarse a cumplir con cualquier acuerdo. La prueba más sencilla y elocuente está en los más de setenta años que se mantienen ignorando la resolución 50/49 del Poder Ejecutivo Nacional o -más increíble y cercano en el tiempo- el fallo de la Corte Suprema de Justicia, que lleva dos años sin cumplirse.

 

Ahora, a la luz de los problemas y objeciones que ha merecido por parte del resto de las provincias de la cuenca del Colorado el proyecto de Portezuelo del Viento, el gobierno de Mendoza instruyó a su Asesoría Letrada para que "estudie la posibilidad de salir definitivamente del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco)". ¿Las razones de semejante actitud?, disgustados por el laudo presidencial, están evaluando la posibilidad de avanzar con el proyecto original de Portezuelo del Viento --una obra de menor envergadura y más barata- que en su planteo evitaba nuevas relocalizaciones y trazas, resistidas por considerables sectores de la provincia. Además se insistió con la falacia de siempre: "La Pampa va a estar en contra de todo".

 

Ya se sabe que el Coirco es el comité de cuenca del río Colorado y como tal, la mejor herramienta para manejar el conjunto de intereses provinciales. El organismo no se constituyó en virtud de un capricho sino de un tratado, que además tiene fuerza de ley, aceptado por las provincias condóminas del recurso, que acordaron los términos en que está redactado y por los que se regula su funcionamiento.

 

La falta de perspectiva política del mandatario mendocino lo lleva a cometer groseros errores: si por un lado le achaca a nuestra provincia una oposición acérrima a cualquier iniciativa al respecto, por otro se equivoca cuando afirma que esa oposición solamente obedece a La Pampa y Buenos Aires, olvidando los notables desarrollos que en materia de agricultura bajo riego lleva adelante la provincia de Río Negro. En el colmo del extravío desde Mendoza se llegó a criticar la construcción de Casa de Piedra, ejemplo de obra hidráulica nacida de un acuerdo consensuado entre las provincias y Nación.

 

El mandatario cuyano llegó al extremo de enojarse con el Presidente de la Nación por su laudo negativo sobre Portezuelo del Viento y, en una reacción inexplicable desde la racionalidad política, no fue a recibirlo cuando viajó a Mendoza a inaugurar obras que el gobierno nacional financió en tierras cuyanas.

 

No hace mucho dirigentes políticos mendocinos amenazaron con promover la separación del Estado nacional porque, a su entender, no eran atendidos sus reclamos. Ahora hablan se romper las reglas del juego que llevan varias décadas de vigencia, abandonando el Coirco. En lugar de gobernantes adultos y sensatos parecen niños caprichosos enojados porque no les compraron el juguete que deseaban.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?