Domingo 22 de mayo 2022

Poder agroexportador

Redacción 14/05/2022 - 00.13.hs

"Si veo lo que pasó en marzo, estoy tranquilo porque hubo un aumento en los volúmenes de venta de granos ante el temor de una suba de retenciones. Entonces se desprendieron de la soja. Pero si miramos abril, la situación es otra. La cosecha avanza pero se están quedando con los granos". Miguel Pesce, titular del Banco Central, habla con sus colaboradores y cuenta las reservas día a día. No es que le rece a Dios para que llueva y se alcancen los volúmenes de liquidación de granos necesarios para cumplir las metas con el FMI, pero casi. Durante el primer cuatrimestre, el sector agroexportador le vendió al BCRA 11.000 millones de dólares. Pero no son suficientes.

 

Para el cierre del segundo trimestre de este año, la autoridad monetaria debería reunir 4.100 millones de dólares netos. "La meta está casi incumplida", podrá leerse en el próximo informe de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo Económico (FIDE). Con suerte, luego de todo el intercambio con el FMI quedaría un remanente de 780 millones de dólares de saldo para fines de junio, sostienen desde la fundación que preside Mercedes Marcó del Pont (con uso de licencia por ser titular de la AFIP).

 

Dentro del kirchnerismo, en la Cámara de Diputados hacen sus propias cuentas: el resultado de todas las transacciones de la autoridad monetaria, incluido el crédito del FMI en marzo de 2022, implica una caída de 3.900 millones de dólares entre diciembre de 2019 y marzo de este año, mientras que la merma contable habría sido de 635 millones. Máximo Kirchner observa estos números desde hace más de un año.

 

En este contexto, el sector agroexportador ya huele sangre. Pesce no estaba tan equivocado con su diagnóstico. En los campos sacaron a relucir los silos bolsas, mientras que grandes productores y exportadores se pasan la pelota sobre quién tiene el grano. Cada uno juega su partido, con una única certeza: el grano está y algunos lo utilizan como elemento de presión ante un programa económico que cruje y una desigualdad social que horada la base electoral del Frente de Todos.

 

El kirchnerismo también cuestiona lo que sucedió en el Banco Central desde diciembre de 2019 hasta mediados de 2021. Emulando la libretita negra que utilizaba Néstor -que es bien diferente a la azul que usa Guzmán cuando se junta con el círculo rojo del establishment local- sacan sus cuentas.

 

"Los resultados positivos del Comercio de Bienes efectivamente liquidado en el BCRA no alcanzaron para solventar el pago de intereses y capital de la deuda externa privada, que demandó 1.400 millones de dólares adicionales. El sector público pagó intereses por 8.100 millones y la FAE (Formación de Activos Externos) demandó 4.200 millones de dólares. Esta es la razón por la que, si no se cuenta el préstamo del FMI de marzo 2022, se perdieron Reservas Internacionales en un contexto de alto superávit comercial", puede leerse en el cuadernito negro que utilizan en el kirchnerismo legislativo.

 

En esas anotaciones apuntan a lo que sucedió entre 2020 y 2021: se debió evitar la venta de dólares a un tipo de cambio oficial para el pago de deuda externa privada: "La Deuda Externa Privada creció durante el macrismo en 20.000 millones de dólares. Son las mismas 850 empresas que contribuyeron a la Formación de Activos Externos por 40.000 millones de dólares que a su vez sirvieron para retirar esos mismos 20.000 millones que habían ingresado y contabilizado como préstamo o deudas, y que luego se los llevaron para repagarlas otra vez por el Mercado Único y Libre de Cambios a un tipo de cambio oficial. Este es el principal concepto que explica por qué no se acumularon reservas". (Por Sebastián Premici, extractado de Elcohetealaluna).

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?