Roldán, un refuerzo con «vuelo propio»

Redaccion 19/10/2021 - 21.06.hs

El centrodelantero platense Matías Roldán se convirtió ayer en un nuevo refuerzo de All Boys de Santa Rosa de cara a su participación en el Torneo Regional Federal Amateur de Fútbol, que comenzará el próximo mes.
Roldán llegó el lunes a la capital pampeana y ayer tuvo su primera práctica con el Auriazul, al que llega con altas expectativas luego de una extensa trayectoria en el fútbol de ascenso nacional y un último paso por el exterior.
«Vengo con ganas de aportar lo mío para que se pueda llegar lo más lejos posible», le dijo el punta a LA CHUECA luego de su primer entrenamiento a las órdenes del entrenador Mariano Ferrero. «Todos me trataron muy bien desde mi llegada; espero cumplir con lo que esperan de mí», agregó.

 

Desde el Lobo.
Matías Roldán tiene 27 años, mide 1,85 metros y se define como «un delantero de área», aunque asegura que le gusta «tener contacto con la pelota». Es oriundo de La Plata y parte de su formación la hizo en Gimnasia y Esgrima, club en el que estuvo tres años.
«Llegué a Gimnasia en edad de Sexta y estuve hasta los 19 años», cuenta el delantero, que alcanzó a jugar en la Reserva del Lobo compartiendo equipo con Ignacio «Nacho» Fernández, luego figura de River Plate y actualmente en el Atlético Mineiro de Brasil. «Siempre nos acordamos con mi viejo que a Nacho no le daban lugar y que lo prestaron a Temperley. Después volvió a Gimnasia y se empezó a destacar. Es un fenómeno», acota.
Luego de quedar libre en el Lobo, Roldán empezó su carrera en el ascenso argentino jugando en Sportivo Rivadavia de Santa Fe, con el que llegó a enfrentar a River por la Copa Argentina y a medirse con equipos como Atlético Rafaela en la Copa Santa Fe.
«Es una zona en la que hay mucha competencia. Llegamos a las semifinales del Federal B y siempre con buenos equipos», recuerda sobre su paso por el elenco santafesino.
Después tuvo un paso por el Deportivo Caaguazú del ascenso paraguayo, por Racing de Teodelina y por La Plata FC, antes de recalar en 2019 en Costa Brava de General Pico para jugar el Regional a las órdenes de José Edgardo «Topo» González. «No tuve la posibilidad de jugar muchos partidos porque no me llegaba el pase, y después cuando empecé a tener minutos y me gané la confianza del Topo, se paró todo por la pandemia», señala el jugador bonaerense.

 

Con vuelo propio.
El destino de Roldán, luego del parate obligado, fue Guatemala. Fichó por seis meses con el Deportivo San Pedro de Primera División («Es otro fútbol, en un nivel muy diferente al de Argentina», aclara) y luego de su primera experiencia regresó al país con la promesa de volver a Centroamérica.
Sin embargo, un rebrote de Covid-19 le impidió viajar por la cancelación de los vuelos y quedó «varado futbolísticamente» hasta fin de año. «Tenía que viajar un lunes, pero se cortaron los vuelos, desde Guatemala no pudieron sacarme los pasajes en toda una semana y al final no me pudieron fichar. Entonces me quedé en La Plata y empecé a entrenar para no perder ritmo», cuenta sobre su vuelta trunca al fútbol guatemalteco.
«En principio quedaba sin club hasta diciembre y con la posibilidad de volver a fin de año a Santa Fe, pero me llamaron de All Boys, me gustó la idea y me vine para acá», remarca Roldán, quien habría sido recomendado por gente de Costa Brava.
«A mí también me dieron referencias muy buenas de All Boys y desde que se pusieron en contacto me trataron muy bien; diez puntos en todo. Los dirigentes me trataron de la mejor manera, estoy muy cómodo en una casa, los compañeros me aceptaron muy bien y veo que hay gente muy comprometida con el club», destaca.
Ayer, Roldán tuvo su primera práctica en el predio alboyense y comenzó a pensar en lo que será su participación con esa camiseta en el Regional, que en principio arrancaría el 21 de noviembre. «Cuando estaba en Costa lo vi jugar a All Boys y me di cuenta que tenía un muy buen plantel. Es un club con aspiraciones y eso es lo que me gustó porque siempre pienso en lo deportivo. Espero aportar lo mío para tratar de llegar lejos», cierra el centrodelantero, que en principio jugará el Regional y el Provincial con All Boys.
Guttlein, ex Mac Allister, en carpeta.

 

El arquero pampeano Guido Guttlein, ex Deportivo Mac Allister, podría sumarse en las próximas horas a All Boys como un nuevo refuerzo de cara a la participación del Auriazul en el Torneo Regional Federal Amateur de fútbol, luego de las llegadas del mediocampista Federico Ihitsague, que ya está jugando el torneo local, y del delantero Matías Roldán, recientemente arribado.
Guttlein, oriundo de Winifreda y surgido del Depo de su localidad, terminó de formarse en el Deportivo Mac Allister y llegó a jugar en la Primera División de la Liga Cultural antes de dar el salto al fútbol nacional. Fue a las formativas de Sarmiento de Junín y el año pasado recaló en el Club Petapa de la Primera División de Guatemala. En el fútbol centroamericano compartió equipo con el también ex Mac Allister Lucas Rodríguez y fue dirigido por un ex DT del propio Depo, Carlos «Tolo» Ruiz.
En principio, el arquero tendría casi todo acordado para convertirse por estas horas en una nueva incorporación de All Boys, que busca ampliar su plantel con jugadores de jerarquía para participar en el Regional que arrancará el 21 de noviembre y también en el Provincial 2022.
El otro refuerzo del Auriazul, que ya está jugando el torneo local, es el mediocampista Federico Ihitsague, ex Atlético Santa Rosa y que llegó luego de un paso por el fútbol amateur español. Y ayer se sumó el delantero platense Matías Roldán, también con último paso por Guatemala.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?