Martes 21 de mayo 2024

Perú: Amnistía denuncia "racismo estructural"

Redacción 26/05/2023 - 00.37.hs

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) dijo ayer que fuerzas de seguridad de Perú llevaron a cabo una represión letal, excesiva y racista de las protestas contra la destitución del ex presidente Pedro Castillo y cometieron posibles ejecuciones extrajudiciales, y que la Justicia peruana debe investigar ya si alguna autoridad ordenó o toleró los abusos.

 

En una fuerte exhortación a la presidenta Dina Boluarte al presentar un informe en Lima sobre sus investigaciones de la represión de las protestas que sacudieron a Perú de diciembre a febrero pasado, la organización internacional de derechos humanos dijo que el Estado peruano está impregnado de "racismo estructural" que guía sus acciones.

 

Amnistía Internacional dijo que la Fiscalía de Perú debe investigar a todas las personas, hasta el más alto nivel, que hayan ordenado o tolerado el uso ilegítimo de fuerza letal ejercido durante las protestas, que exigían la renuncia de Boluarte y dejaron 60 muertos, 49 como resultado directo de acciones violentas.

 

Segundo informe.

 

El informe es el segundo en pocos días en condenar a Perú luego de otro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que acusó al Ejército y la Policía peruana de masacres, ejecuciones extrajudiciales, graves violaciones de los derechos humanos, así como un uso desproporcionado y letal de la fuerza durante las protestas.

 

Boluarte rechazó esas denuncias del informe del organismo autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que protege los derechos humanos, pero no se pronunció de inmediato sobre el de AI.

 

"El uso de armas de fuego letales contra manifestantes muestra un flagrante desprecio por la vida humana", dijo el nuevo informe, presentado por la secretaria general de AI, Agnes Callamard, y publicado en su página web.

 

Racismo letal.

 

El informe se titula Racismo letal: Ejecuciones extrajudiciales y uso ilegítimo de la fuerza por los cuerpos de seguridad de Perú, y analiza 52 casos de personas fallecidas o heridas durante protestas en las sureñas Andahuaylas, Chincheros, Ayacucho y Juliaca. Estos casos incluyen 25 muertes, 20 de las cuales pueden constituir ejecuciones extrajudiciales cometidas por fuerzas estatales, dijo AI.

 

"A pesar de los esfuerzos del Gobierno por presentarlas como terroristas o delincuentes, las personas que murieron eran manifestantes, observadores y transeúntes", dijo Callamard en el documento. "Casi todas ellas pertenecían a entornos pobres, indígenas y campesinos, lo que sugiere un sesgo racial y socioeconómico en el uso de fuerza letal", agregó.

 

Además, las similitudes en el uso de la fuerza contra manifestantes en distintas partes del país indican una posible estrategia ordenada o tolerada por altos cargos, según el informe.

 

En lugar de condenar el uso excesivo de la fuerza, las altas autoridades de Perú lo fomentaron alabando públicamente las acciones de las fuerzas de seguridad y describiendo a los manifestantes como "terroristas".

 

"Las autoridades peruanas deben investigar la posibilidad de que altos cargos ordenaran o al menos toleraran estos homicidios, sin importar lo alto que lleguen en la cadena de mando", reclamó la organización. Además, dijo que Fiscalía aún no confiscó las armas que las fuerzas de seguridad utilizaron durante las operaciones, y tampoco interrogó a ninguno de los posibles agentes implicados, pese a que disponían de sus nombres.

 

López Obrador, “persona non grata”.

 

El Congreso de la República de Perú declaró ayer 'persona non grata' al mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, por sus "inaceptables declaraciones" en contra de su par peruana Dina Boluarte, y por no traspasar la presidencia 'pro tempore' de la Alianza del Pacífico.

 

Con 65 votos a favor, 40 en contra y dos abstenciones, el pleno del Parlamento aprobó la moción de repudio a las palabras de López Obrador, por lo que instan al Gobierno de Boluarte a tomar "las acciones necesarias" para que el líder izquierdista "no ingrese al territorio nacional".

 

El lunes, la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso elevó esta medida al pleno tras autorizarla con 11 votos a favor, tres abstenciones y uno en contra. Al día siguiente, el jefe de Estado mexicano agradeció a los congresistas, a quienes acusó de ser una "minoría rapaz" que manda en Perú, por esta nominación.

 

"Muchas gracias por declararme 'persona non grata', me sentiría mal si esos legisladores y la señora que detenta el poder me entregaran una condecoración o me aplaudieran, me produciría vergüenza", dijo en su habitual conferencia de prensa matutina.

 

"Falsa narrativa".

 

La congresista Patricia Chirinos aseveró que "la falsa narrativa" de López Obrador y "el veneno que escupe ha llegado a niveles intolerables". "Sus palabras cargadas de mentira y resentimiento dividen a nuestra gente y llaman a la violencia", sostuvo.

 

Por su parte, el legislador Ilich López llamó a "cerrar filas por la institucionalidad democrática (...) por el Perú, por el Estado peruano".

 

Durante el debate en el hemiciclo varios parlamentarios, especialmente de la bancada izquierdista, criticaron a sus pares conservadores por no ser tan vehementes con la represión estatal durante las protestas antigubernamentales. "No seamos cómplices con la violación de derechos humanos", llamó la parlamentaria Margot Palacios.

 

(Télam/RT)

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?