«El problema es la desocupación»

Redaccion 15/10/2021 - 21.06.hs

El presidente Alberto Fernández anunció ayer que el gobierno prepara un decreto marco para crear un sistema que permita a los beneficiarios de planes sociales pasar a emplearse en la actividad privada «sin perder ese derecho», una medida que consideró vital para el combate de la pobreza.
«Cambiar planes por empleo. Ese debe ser nuestro primer objetivo. De ese modo estaremos combatiendo frontalmente a la pobreza que hoy ha sumido a millones de familias argentinas», dijo el mandatario ante encumbrados empresarios reunidos en el tradicional Coloquio de IDEA. Además, agregó que «el primer gran problema que Argentina debe enfrentar con decisión es terminar con la desocupación creando empleo genuino» y asumió que medidas cómo la prohibición de despidos y la doble indemnización «no van a sostenerse en el tiempo».

 

Desocupación.
«El primer gran problema (de Argentina) es terminar con la desocupación creando empleo genuino. La asistencia del Estado no puede ser el remedio para la falta de empleo. La asistencia es un paliativo para sobrellevar la pobreza», señaló Fernández, retomando algunos conceptos que el jueves fueron vertidos durante la intervención que en ese foro realizó -a través de una videoconferencia- el Papa Francisco.
El jefe de Estado cerró con su participación el 57° Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) que se desarrolló desde el miércoles pasado en el Centro Costa Salguero de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Unir esfuerzos.
En su mensaje, Alberto Fernández convocó a los empresarios a «unir esfuerzos y encontrar acuerdos en la construcción de una nueva sociedad» que, dijo, tras la salida de la pandemia «es un deber moral y ético». «Es un deber moral y ético poner manos a las obras para construir una sociedad nueva, en la que el desarrollo sea constante, los desequilibrios estructurales desaparezcan y la justicia social deje de ser una consigna y se convierta en una realidad», completó Fernández su idea.
«Hemos llegado a un punto que es el corolario de una pandemia y de políticas que previamente se aplicaron en nuestro país que dejaron una economía estancada y altamente endeudada», dijo el Presidente y remarcó: «Ya es hora de que tratemos de profundizar nuestros acuerdos y minimizar nuestras diferencias», exhortó. Agregó que para ello el Poder Ejecutivo está «disponiendo a través de un decreto marco un sistema que posibilite que los que hoy son beneficiarios de planes puedan ser empleados en la actividad privada sin perder ese derecho».

 

Empleo registrado.
«Necesitamos impulsar el empleo registrado», dijo y en ese sentido destacó los nuevos acuerdos que impulsó el gobierno nacional con empresarios y sindicatos de la construcción, del sector rural, gastronómicos y hoteleros, suscriptos en las últimas semanas, con el objetivo de que «los que hoy son beneficiarios de planes puedan ser empleados en la actividad privada sin perder ese derecho».
También resaltó las medidas impulsadas a través del Consejo Económico y Social, que fueron «el resultado del acuerdo de los que producen, de los que trabajan y del Estado». «Si algo caracterizó al espacio político que hoy gobierna Argentina, es la promoción de la inversión empresaria y la creación de empleo. Y con ese mismo espíritu actuamos hoy», insistió.
El Presidente realizó luego un extenso repaso de la situación social y económica, remontándose al 2003 para relatar cómo se fue modificando la política de asistencia social a través de los llamados «planes sociales» y su relación con los índices de desocupación. «Los menos de 200 mil planes que dejó Cristina al concluir su mandato, se multiplicaron en los cuatro años subsiguientes. Al asumir mi mandato casi 800 mil planes se distribuían en Argentina», apuntó.
(Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?