Jueves 23 de mayo 2024

Ajuste a la niñez: advierten desarticulación de programas para infancias

Redaccion Avances 21/04/2024 - 12.15.hs

La motosierra del Gobierno nacional se activó en los programas destinados a las infancias. En este contexto, Unicef advirtió que casi nueve millones de niños y niñas son pobres en la Argentina. Javier Milei desactivó programas nacionales de asistencia y acompañamiento que se desplegaban en todo el territorio. Se trata de diversas políticas públicas que se instrumentaban desde la ex Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia; ahora denominada Subsecretaría de Políticas Familiares.

 

Según publicó el medio Ámbito, el recorte afecta a becas, construcción de centros de primera infancia, prevención del embarazo adolescente, capacitaciones contra la violencia infantil y asistencia económica directa. Además, señalaron que estas prestaciones están en riesgo a partir del despido de cientos de trabajadores, lo que implicó el desguace y paralización de áreas específicas que trabajaban para las infancias.

 

La Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes alertó en un informe presentado en la Cámara de Diputados la interrupción de varios de los programas que garantizaban derechos a las infancias. En ese sentido, ejemplificaron con la falta de pago del Programa de Acompañamiento para el Egreso (PAE), que consta de un aporte mensual para adolescentes que dejan los hogares de tránsito y comienzan su vida adulta. La mayoría de ellos tienen que comenzar a pagar un alquiler y afrontar sus propios gastos de manutención. En total son 2.489 adolescentes que cobran un subsidio mensual para este fin y aún no recibieron el pago correspondiente al mes de febrero.

 

Motosierra.

 

Por otra parte, Ámbito reveló que otro de los programas desarticulados es el Programa Nacional de Primera Infancia. En este caso, informaron que son más de dos mil Centros de Desarrollo Infantil de provincias, municipios y ONGs planificados para sectores populares. En los cuatro meses del gobierno de Javier Milei se dejaron de pagar las becas a todos estos Centros. Además, están paradas las más de 500 obras de refacción de los CDIs, que se estaban haciendo con un crédito BID, y tampoco se están construyendo nuevos.

 

Ley Lucio y Ley Brisa

 

En el mismo artículo, señalaron que están paralizadas la Ley Lucio y Ley Brisa. La aplicación de la Ley 27.709, conocida como Ley Lucio está paralizada. Se trata de la normativa que estableció la Creación de Plan Federal de Capacitación en Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y el Programa “Crecer con Derechos”, para prevenir la violencia contra las infancias. Con un amplio consenso, la normativa se había puesto en marcha el año pasado y, entre agosto y diciembre, se habían capacitado a 20 mil agentes para todo el país. Hoy están inactivos.

 

La motosierra también alcanzó a la Ley de Reparación Económica de Niños, Niñas y Adolescentes, conocida como Ley Brisa. Mas de 1.400 titulares perciben una indemnización mensual. Sin embargo, no hubo más altas desde el 10 de diciembre de 2023.

 

Interrupción y despidos.

 

Por otra parte, los apoyos económicos y técnicos a las Provincias, Municipios y ONGs también se interrumpieron. Hasta ahora no hubo ninguna transferencia presupuestaria ni técnica. Tampoco hubo nuevas capacitaciones a referentes de acompañamiento ni se renovaron los convenios vencidos para este fin con algunas provincias.
Despidos

 

En total, en la exSenaf hubo 348 trabajadores y trabajadoras despedidos. Las desvinculaciones se hicieron en tres etapas a lo largo de estos cuatro meses y así, los diversos programas fueron quedando inactivos. En muchos casos, se trata de agentes que fueron capacitados por el mismo Estado que hoy prescinde de ese capital humano.

 

Pobreza infantil.

 

Un informe reciente de Unicef estimó el incremento en los niveles de pobreza infantil en lo que va del gobierno de Milei. Según advierte la organización, un “ejercicio de microsimulación para el primer trimestre de 2024, revela un aumento ostensible de la pobreza monetaria de niñas y niños: de concretarse ciertas previsiones macroeconómicas la pobreza total ascendería a un 71% y la pobreza extrema a un 34%. En términos poblacionales, implicaría que 8,8 millones de chicas y chicos serían pobres y 4,3, indigentes. Esto es una alerta para la política pública ya que, de registrarse los valores estimados se estaría frente a una crisis profunda con grandes repercusiones en el bienestar no sólo actual sino también de largo plazo, a través de la denominada transmisión intergeneracional de la pobreza”.

 

Desde la Secretaría de Niñez y Familia del Ministerio de Capital Humano a cargo de Pablo De La Torre destacan que los montos de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la tarjeta Alimentar fueron duplicados y el Plan Mil Días tuvo un incremento de 500 por ciento. El monto de este último pasó de 3 mil a 20 mil pesos. Sin embargo, lo que advierten desde la Defensoría es que estas sumas se tornan insuficientes si, al mismo tiempo, se recortan todos los programas de asistencia nacionales. “No sirve solamente aumentar las percepciones si por otro lado quitás el acompañamiento en salud, crianza, en los Centros de Desarrollo Infantil o si cortás las obras para espacios de cuidado”, señalaron ante la consulta de Ámbito. “Dieron más dinero a la gente, pero desarticularon todas las políticas. El acompañamiento no existe más”, alertaron.

 

Desde la Defensoría comandada por Marisa Graham agregaron: “El temor es que se pierda la perspectiva de derechos de niñas, niños y adolescentes. Siempre trabajamos en la perspectiva de sus derechos en relación a sus familias. La preocupación de la Defensoría y los organismos de niñez de las provincias es que los facilitadores y capacitadores están siendo desvinculadas. Desaparece personal que fue capacitado durante años para estas tareas”.

 

Presupuesto nacional.

 

Entre las advertencias de Unicef Argentina está, además, la reducción en términos reales del presupuesto nacional y la discrecionalidad que implica la prórroga del ejercicio 2023. “La falta de una Ley de presupuesto que transparente y explicite el plan programático del gobierno en relación con la niñez y la elevada discrecionalidad que da el esquema de presupuesto prorrogado a la asignación presupuestaria plantea riesgos significativos de desfinanciamiento de líneas presupuestarias clave para la garantía de derechos de niñas, niños y adolescentes (NNyA)”, señala otro informe de la organización. Dicho estudio alerta que “con este presupuesto vigente se proyecta para 2024 una caída del presupuesto transversal de NNyA del 75% en términos reales respecto del presupuesto devengado en 2023, o el equivalente a 1,37pp del PIB (…) Considerando las proyecciones de inflación vigentes para 2024 (…) implica una caída del 75% en términos reales respecto del presupuesto devengado en 2023”.

 

Esta merma en la asignación de recurso, implica, además, un incumplimiento de la ley vigente. Así lo señala Unicef: “También implicará el incumplimiento a la Ley de Protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes (Ley Nº 26.061), que en su Artículo 72 establece la intangibilidad de los fondos destinados a la infancia, adolescencia y familia, y prohíbe las reducciones presupuestarias en relación con la previsión o ejecución de los ejercicios anteriores”.
Obra Pública

 

El recorte de la obra pública también alcanza a los centros de desarrollo infantil. En concreto, no continuaron las obras que tenían un 60% de ejecución, como se había prometido al inicio de la gestión de La Libertad Avanza. Tampoco comenzaron la construcción de centros de cuidado nuevos.

 

 

Fuente Ámbito.

 

 

 

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?