Viernes 05 de agosto 2022

El gobierno presentó la actualización presupuestaria

Redacción 17/06/2022 - 01.13.hs

El gobierno nacional publicó ayer un decreto de actualización presupuestaria que proyecta para el año en curso un déficit primario del 2,5% para las cuentas del sector público nacional, un crecimiento de la actividad económica de 4% y una inflación promedio del 57,4%, con un rango mínimo de 52 por ciento y un máximo de 62 por ciento.

 

Las nuevas proyecciones forman parte de la modificación del Presupuesto prorrogado de 2021, dictada ayer a través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 331/2022, que establece también un PBI nominal de $ 76,5 billones en pesos corrientes para el 2022.

 

La modificación del Presupuesto está en línea con un principio de acuerdo alcanzado con el staff del Fondo Monetario Internacional, de cara a lo que será la reunión del Directorio del organismo el 24 de junio próximo, en el que se tratará las la revisión del primer trimestre del programa y eventuales ajustes para el segundo.

 

Desde la cartera de Economía argumentaron que el shock de la guerra entre Rusia y Ucrania afectó la estacionalidad de gastos y recursos del Gobierno, al adelantar y aumentar los desembolsos para cubrir las importaciones de energía, a la vez que ralentizó las ventas de los exportadores.

 

Mayor demanda.

 

Los efectos colaterales desatados por la guerra determinaron para el segundo trimestre una mayor demanda de gasto público no incluida en el programa original, dentro del cual también se incluye el refuerzo de ingresos para trabajadores informales y jubilados para compensar la suba de los precios de los alimentos. "Tenemos una dinámica de gasto real más alto, antes de lo pensado. Por eso, la política monetaria y fiscal no puede quedarse quieta si queremos alcanzar tasas reales positivas en el mediano plazo y acumular reservas", afirmaron.

 

De todas formas, el Gobierno no modificará las metas cuantitativas anuales que fijó con el FMI: una acumulación de reservas internacionales de u$s 5.800 millones, un nivel de déficit primario equivalente al 2,5% del PBI y un nivel de asistencia monetaria al Tesoro por parte del Banco Central no mayor al 1% del PBI.

 

"Las importaciones de energía tienen una estacionalidad diferente que afecta el mercado de cambio. Por eso, la readecuación de la tasa de interés busca generar los incentivos para acumular reservas", aseguraron las mismas fuentes.

 

Inflación.

 

Sobre la meta de inflación, fijada en 57,7% anual promedio, con un mínimo de 52% y un máximo de 62%, desde la cartera que conduce Martín Guzmán admitieron que se trata de "un objetivo ambicioso" pero que "en la medida que la readecuación de políticas económicas surta su efecto, se reduzca la incertidumbre por la guerra y se acumules reservas internacionales, la inflación tienda a ceder en los próximos meses". "De todas formas, si existen desvíos de estas metas, tendremos que readecuarlas", reconocieron.

 

Originalmente, el Programa de Facilidades Extendidas firmado con el FMI establecía un nivel de inflación de entre 38 y 48 por ciento para 2022 y un crecimiento del PBI en un rango de entre 4 y 5 por ciento.

 

El DNU, en su artículo 8, incluye también una autorización para emitir Letras de Liquidez del Tesoro en pesos a descuento (Lelites) hasta alcanzar un importe máximo en circulación de cien mil millones de pesos para afrontar las emisiones que se realicen hasta diciembre de 2022, y cuyo vencimiento se produzca en enero de 2023. Estos instrumentos serán emitidos a plazos menores o iguales a 30 días, y podrán ser suscriptos únicamente por Fondos Comunes de Inversión.

 

Medidas.

 

Al dar a conocer la actualización presupuestaria y otras medidas de corte económico, el Palacio de Hacienda, en un comunicado, indicó que se "continuará con los esfuerzos iniciados en diciembre de 2019 para profundizar el desarrollo del mercado local de capitales, creando las condiciones para un financiamiento del Tesoro en condiciones que sean atractivas para los inversores y respeten los marcos de sostenibilidad de la deuda pública". (Télam)

 

Capacidad instalada creció 4%.

 

El nivel de utilización de la capacidad instalada en la industria (UCII) fue de 67,5% en abril, con un crecimiento de 4% respecto a igual mes del año pasado, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). De esta manera, el uso de la capacidad instalada en el sector fabril acumula catorce meses consecutivos con números positivos en el cotejo interanual.

 

En cuanto a abril pasado, la mejora fue de 4 décimas, al cotejar contra el 67,1% registrado el mes de marzo previo.

 

En los primeros cuatro meses del año, la utilización de la capacidad instalada en la industria acumuló un crecimiento de 3,3 puntos porcentuales respecto al mismo período del año pasado. En abril crecieron de forma interanual 10 de los 12 bloques que integran el indicador.

 

Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al general fueron Refinación del petróleo, 81,4%; Productos minerales no metálicos, 79,4%; Papel y cartón, 76,4%, Sustancias y productos químicos, 73,3%; e Industrias metálicas básicas, 72%.

 

En tanto, los bloques sectoriales que se ubicaron debajo del nivel general fueron Productos alimenticios y bebidas, 66%; Metalmecánica, 61,1%; Productos de caucho y plástico, 59,9%; Edición e impresión, 58,9%, Tabaco 58,8%; Industria automotriz, 56,9%; y la industria textil, 55%.

 

La suba de cuatro puntos interanuales en la utilización de la capacidad instalada tuvo su correlación con la mejora registrada en el nivel de producción Industrial, que en abril marcó un incremento de 4,7%, interanual.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?