Domingo 22 de mayo 2022

"El mundo necesita más producción, no recesión"

Redacción 14/05/2022 - 00.12.hs

El presidente Alberto Fernández y su par de Francia, Emmanuel Macron, coincidieron ayer en París en la necesidad de "responder colectivamente" las consecuencias de la guerra en Ucrania y de "buscar poner fin al ataque ruso", y se mostraron convencidos de que "el mundo necesita más proteínas; no más misiles", y "más producción y no recesión".

 

Así lo expresaron en una declaración conjunta que ambos mandatarios brindaron en el patio de entrada del Palacio presidencial del Elíseo, en la ciudad de París, minutos antes de compartan una reunión bilateral.

 

Las coincidencias entre Fernández -a cargo de la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños- y Macron -presidente de la Unión Europea hasta el 1 de junio- fueron expuestas en esa declaración ante la prensa, en el marco de la última jornada de la gira del Presidente por Europa.

 

"Muchas gracias señor presidente por estar en París, es muy grato recibirlo. Estamos en el momento de una Guerra en Europa y es el momento de reforzar la cooperación y la amistad entre nuestros países basada en el respeto a los derechos humanos y los valores democráticos", afirmó Macron.

 

Respuestas conjuntas.

 

El jefe de Estado de Francia consideró que la guerra entre Ucrania y Rusia puede tener "consecuencias trágicas que ameritan "dar respuestas conjuntas y responder colectivamente a los problemas internacionales".

 

Macron pidió al respecto poner especial atención al problema agropecuario que puede generarse con la guerra en Ucrania, y sobre todo en África, donde puede darse "una crisis alimentaria".

 

Por su parte, Alberto Fernández aseguró que su presencia en Francia era para "ponerse a disposición para ver en qué podemos ayudar para que el mundo recupere la paz" y afirmó estar "convencido" de que "el mundo necesita más proteínas, no misiles".

 

"Nos une una misión humanitaria y una visión integradora. Hay que buscar poner fin al ataque ruso (en Ucrania). Estamos convencidos de que el mundo necesita más proteínas, no más misiles; más producción y no recesión. Después del daño de la pandemia (coronavirus) necesitamos que la economía vuelva a crecer", remarcó el jefe de Estado argentino.

 

Con Macron cierra la serie de encuentros con líderes europeos que mantuvo esta semana el presidente argentino en una breve e intensa gira por tres países en cuatro días: el martes se reunió en Madrid con Pedro Sánchez y el rey Felipe VI, y el miércoles en Beríin con el canciller alemán Olaf Scholz.

 

Primer presidente.

 

Fernández se convirtió ayer en el primer presidente que recibe Macron en su nuevo mandato, luego de haberle ganado las elecciones a la líder de la ultraderecha Marine Le Pen, un resultado que "trajo mucha tranquilidad al mundo", según dijo ayer el mandatario argentino.

 

"Usted es un amigo y un actor importante en este escenario internacional tormentoso", lo recibió Macron en la explanada del Palacio, sede oficial de su gobierno, donde Fernández fue recibido con una guardia de honor.

 

"Como presidente de la Celac traigo la preocupación del continente por la guerra en Ucrania. No podemos seguir poniendo en riesgo la seguridad alimentaria y energética. Hay que buscar poner fin al ataque ruso. Después del daño de la pandemia necesitamos que la economía vuelva a crecer", enfatizó el mandatario argentino.

 

Asimismo, el jefe de Estado galo felicitó a Fernández por el acuerdo alcanzado con el FMI y dijo que "ahora es la ocasión para seguir construyendo el vínculo entre ambos países".

 

Los mandatarios abordaron también el tema de la crisis alimentaria que pude generar la guerra en el este de Europa, y Macrón le confió a Fernández que, entre los próximos 12 a 18 meses, puede haber una falta de comida que generará en los países africanos "una desestabilización en cadena".

 

Restitución de restos.

 

Francia aceptó el reclamo argentino de restituir los restos del cacique tehuelche Liempichún Sakamata, que estuvieron expuestos hasta 2009 en el Museo del Hombre de París, según se informó oficialmente tras el encuentro que el presidente Alberto Fernández y su par galo, Emmanuel Macron, mantuvieron ayer en París.

 

Los restos de Sakamata fueron apropiados por el francés Henry de La Vaulx, quien ostentaba el título de conde y profanó la tumba del cacique a finales del siglo XIX. La restitución de este líder originario fue solicitada por parte de sus descendientes, en un trámite que involucró a la Cancillería argentina y al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

 

El proceso de devolución de estos restos comenzó formalmente en junio de 2015, cuando el Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de Héctor Timerman, gestionó una solicitud de sus descendientes, tanto los Sakamata de Puerto Madryn como del Lof Liempichúm de Río Senguer, ambas localidades ubicadas en la provincia de Chubut.

 

"Numerosas comunidades de la provincia fueron sumando su apoyo a lo largo del reclamo. Recién a partir de esta nueva gestión, el INAI cuenta con un área que se dedica exclusivamente atender los asuntos internacionales, lo cual potenció el reclamo de la comunidad", contó la presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Magdalena Odarda a través de un comunicado oficial.

 

La restitución de Sakamata "es parte de una perspectiva de respeto y derecho hacia las tradiciones y valores culturales de cada comunidad", destacó la titular del INAI.

 

"Representa un profundo respeto por su espiritualidad. Porque estos ancestros y sus restos marcan una presencia en el territorio, vinculándose y comunicándose con los seres vivos y con el entorno", agregó. (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?