Sabado 01 de octubre 2022

"Fue una masacre"

Redacción 04/08/2022 - 00.49.hs

Dos amigos de Lucas Vega Caballero, el adolescente de 13 años que jugaba al fútbol en las inferiores de Rosario Central y que fue asesinado a tiros en una balacera ocurrida el lunes a la noche en Rosario, dijeron ayer que fue "una masacre" y que los asesinos se "confundieron de objetivo".

 

"Escuché los disparos. Estaba comiendo en mi casa y se escuchó un rafagazo increíble. Después fui a la esquina a ver qué había pasado y mi hermano estaba parado, agarrándose el pie y lleno de sangre. Después, lo vi a Lucas en el piso, fue horrible. Me marcó para toda la vida. Fue una masacre total", dijo al canal de noticias C5N Matías, amigo del futbolista Lucas Giovani Vega Caballero (13), y hermano de otro adolescente que fue herido en una pierna durante la balacera.

 

El ataque se registró la noche del pasado lunes cuando, cerca de las 23, en las calles Génova y González del Solar, del barrio Fisherton, en la zona oeste de Rosario, personas a bordo de un auto blanco pasaron y dispararon contra un grupo de cuatro adolescentes de entre 13 y 15 años, según informaron fuentes policiales.

 

Al respecto, Matías afirmó que vio al auto blanco instantes después del ataque, pero que no llegó a ver la patente ya que "estaba muy preocupado" por su hermano y "tenía miedo".

 

"Para mí fue por el dominio del territorio por el tema del narcotráfico y se confundieron. Ninguno tenía nada que ver", declaró.

 

A su vez, el adolescente precisó que su hermano está "fuera de peligro", aunque se lamentó ya que otro de sus amigos "está al borde de morir" producto de un impacto de bala.

 

Por su parte, la madre de Lucas dijo que su hijo planeaba sacarla de el barrio en el que vivían porque es "muy peligroso" y que el crimen se produjo cuando salió de su casa unos minutos a buscar a su hermano.

 

"Él siempre me decía que me iba a sacar de este barrio peligroso", dijo conmocionada Marisa, madre de Lucas, en declaraciones a Canal 3 Rosario.

 

La mujer, oriunda del Barrio Emaús, agregó que no cree mucho en la justicia "porque tantos casos han quedado impune", aunque dijo "Dios se va a encargar de eso".

 

Marisa recordó que Lucas fue asesinado cuando salió a buscar a su hermano de 15 años que había salido a la calle. "Salió a la puerta y vio a los amigos. Lo siguió Lucas, él era muy cuidadoso en todo. Salió a buscar al hermano", recordó la mujer sobre el instante de la balacera.(Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?