Un biólogo, que predice el clima con hormigas, anunció inminentes lluvias

Redaccion Avances 14/01/2022 - 18.26.hs

Un biólogo argentino, que analiza el comportamiento de las hormigas, de otros insectos, y hasta de plantas, para pronosticar el tiempo, y que anticipó la ola de calor, que azota a gran parte del país, efectuó una nueva predicción climática completamente distinta.  

 

Se trata del biólogo, y licenciado en Comunicación Social santafesino, Jorge Finardi, reconocido en aquella zona por tener un particular método de trabajo, que aclara "no científico",  pero basado en la llamada "etnometodología de los insectos", para anunciar el clima. 

 

Todo su trabajo lo publica en su cuenta oficial de Twitter, @Georgeclimapron, donde varios medios de comunicación descubrieron con el tiempo la evaluación de su labor. 

 

El investigador insiste en que su método no es científico, que se debe consultar a los organismos oficiales, como el Servicio Meteorológico Nacional, pero que si es cualitativo, experimental y observacional. Y la trascendencia de su labor tiene el anclaje en los fundamentos, conclusiones y el nivel de certeza de lo que comunica mediante la "antropología de los insectos". 

 

LAS HORMIGAS PARA LA PREDICCION. 

 

Todas las miradas se posaron en este particular biólogo cuando efectuó un posteo en su cuenta de Twitter que más tarde se cumplió con exactitud. 

 

El 21 de octubre del año pasado, tuiteó: "Observé la construcción de un nuevo hormiguero (hace más de un mes ) con más profundidad y muchas entradas y salidas, lo que podría inferir un verano con picos de calor intenso".

 

Y dos días después, el 23 de octubre, agregó con relación al verano: "Desde unos meses atrás, de manera sostenida van llevando al hormiguero ramitas, palitos. Estos elementos son utilizados cuando lo rearman más sólido y elevado, lo que indicaría períodos de mucha lluvia en poco tiempo con posible viento. Los fenómenos serían azarosos y heterogéneos".

 

Finardi -que ahora reside en la ciudad de San Pedro- también vaticinó en la red social que le seguirían “períodos de mucha lluvia en poco tiempo con posible viento. Los fenómenos serían azarosos, heterogéneos”.

 

ETNOMETODOLOGIA DE LOS INSECTOS. 

 

Consultado por periodistas del diario rosarino LA CAPITAL, el especialista habló del comportamiento de las hormigas vinculados a la posible llegada de lluvias abundantes pero también de un crudo invierno con la posible caída de nieve en lugares donde, por lo general, no cae.

 

"Está claro que estamos en presencia de una cuestión climática con tendencia a los extremos. Por lo que las hormigas hace un tiempo fortalecieron estructuralmente sus hormigueros. Y tras estos días de intenso calor, se prevé la llegada del viento del este, incremento de la humedad y por ende la caída de mucha lluvia en poco tiempo. Y después viento sur", anunció. 

 

Analizó que así como las hormigas construyeron sus hormigueros con más profundidad y muchas entradas y salidas preparándose para el calor, también le dieron mayor fortaleza a la estructura con ramitas y palitos por lluvias.  "Y también contemplando a un invierno que será duro, porque existe una alta probabilidad de que caiga nieve en lugares que hace mucho tiempo o nunca se produjo", predijo.

 

Finardi remarca que su labor no es científica, sin embargo, su estudio de los insectos y sus continuas publicaciones se basan, según una entrevista con el diario antes citado, en la "Etnometodología de los insectos": la investigación empírica cultural que tuvo en el biólogo y antropólogo Claude Lévi Strauss al gran precursor.

 

EL METODO. 

 

"Primero determino el grado de actividad de las hormigas en una escala del 1 al 10. Para armar la escala tengo en cuenta la cantidad de interacciones entre las hormigas, el número de hormigas involucradas, y el tipo y tamaño de carga que llevan, además, de la clase de hormiga que trabaja. Por ejemplo, cuando llevan palitos y ramitas, es porque tienen que fortalecer el hormiguero debido a que se aproxima lluvia o frío. Cuando hay movilización de tierra es porque se viene una lluvia fuerte. Cuando llevan cereal, viene frío, porque el cereal fermenta dentro del hormiguero y produce calor para que nazcan los hongos que ellas comen. Para las altas temperaturas, acondicionan los túneles, abren muchas entradas y salidas como si fuesen chimeneas, como agujeritos dentro del hormiguero que a veces tienen metros de profundidad. Cuando pasa eso, se viene una ola de calor, como la que estamos viviendo", explicó.

 

Pero no solo se basa en hormigas.

 

Finardi también alcanza conclusiones climáticas con las arañas porque "tienen la capacidad de detectar actividad eléctrica cuando aparecen y están muy activas", como lo hacen las cigarras "que anuncian calor", o las libélulas que también "pueden anticipar tormenta o viento", y los gallos que "cuando cantan a media noche anuncian neblinas". Y remarca una preocupación cuando las hormigas se muestran desorientadas, porque es probable que estén captando una actividad sísmica, incluso a mucha distancia del fenómeno.

 

RAZQUIN. 

 

La historia de Finardi hace recordar a Bernardo Rázquín, el reconocido meteorólogo mendocino autodidacta, arqueólogo aficionado, astrónomo amateur, y montañista experimentado. 

 

"Si bien su educación formal concluyó en cuarto grado, el guaymallino participó en círculos científicos y académicos como la UNCuyo, que requirió sus nociones de arqueología hace uno 50 años. En las décadas del '40 y '50 Razquin descubrió araucarias fosilizadas y restos de gran valor histórico durante sus expediciones. Por sus conocimientos de campo y meteorológicos colaboró con el Ejército en decenas de rescates en alta montaña, y muchos de ellos fueron exitosos gracias a sus aportes", describe un artículo del diario UNO. 

 

Y amplía: "Rudy Parra, montañista y compañero de viajes don Bernardo en varias oportunidades, escribe en la página culturademontania.com.ar que Razquin supo pronosticar, el 30 de mayo de 1929, el terremoto de Villa Atuel con sólo observar la luna nueva. A este hombre lo consultaban diariamente sobre el estado del tiempo desde Ushuaia a Buenos Aires. Fue famoso hasta en Estados Unidos, donde le otorgaron el reconocimiento del Jet Propulsion Institute de Pasadena".

 

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?