La Pampa tercera en producción de pisingallo

Redacción 27/11/2021 - 01.15.hs

Argentina es el principal exportador mundial del maíz "pochoclero", y nuestra provincia ya se encuentra tercera en producción nacional (detrás de Buenos Aires y Córdoba), con una cosecha récord en esta última campaña.

 

JUAN JOSE REYES

 

De la mano del récord histórico en la presente campaña en la producción de maíz con 2.537.318 toneladas en 370 mil hectáreas sembradas en La Pampa, ésta también se convirtió en el tercer productor de maíz pisingallo del país con 70 mil toneladas, después de los bonaerenses con 120.000 y los cordobeses con 85 mil toneladas.

 

Este mágico grano, cuyo precio FOB está en U$S 463 la tonelada, es la materia prima clave para ese compañero infaltable de cinéfilos con el apodo de pochoclo, pororó, palomitas de maíz o por su fonética sajona popcorn. Argentina exportó un total de 275 mil toneladas con lo cual la participación provincial trepa al 25,4%. Argentina es el primer exportador mundial y nuestra provincia lo produce en los departamentos Maracó 38%, Chapaleufu 30%, Atreucó 12% y otro 10% entre Quemú Quemú y Realicó respectivamente, exportándose a 12 destinos internacionales.

 

El maíz pisingallo se produce en pocos países del mundo, y Argentina es el primer exportador mundial. En este marco, La Pampa ocupa el tercer lugar en producción. Al igual que otros maíces, tales como los Plata (Flint) o los de Alto Valor (MAV), el pisingallo es un producto diferenciado que se destina al consumo humano con valor agregado mediante su procesamiento.

 

Hoy se encuentran habilitadas para exportar 52 plantas situadas en distintas regiones maiceras, con cuatro zonas que concentran la mayor proporción de ese cultivo: Norte y Sudeste de Buenos Aires, La Pampa, Córdoba y sur de Santa Fe. Los principales destinos son India, Colombia, Perú, Marruecos, Ecuador, Emiratos Árabes y Egipto, y el precio es de 463 dólares la tonelada (llegó hasta U$S 730) cuando se vende a granel con hasta el 15% de ese total embolsado.

 

Departamentos privilegiados.

 

Los agrónomos explican que el maíz pisingallo es un cereal perteneciente a la familia de las gramíneas, de la tribu Maydeaes. Su género y especie corresponde a Zea mays. Esta variedad corresponde a maíces con endosperma vítreo, muy duro que en contacto con el calor se expande formando la palomita de maíz o pochoclo.

 

Se pueden considerar dos tipos de maíz pisingallo en función a la forma que adopta el grano luego de explotar. El Butterfly que posee diversas protuberancias llamadas "alas" lo que le da la apariencia de una mariposa y de ahí su nombre. El otro es el Mushroom que tiene forma redonda similar a una pelota y prácticamente no tiene "alas". Es un producto que se destaca por sus bondades, especialmente el que se elabora en forma casera.

 

En el cuadrángulo noreste de La Pampa (departamentos Maracó, Realicó y Chapaleufú que se quedan con el 70% de la producción local) lo hacen bajo una rotación de trigo/soja de segunda o maíz-soja de primera. Los requerimientos a las procesadoras incluyen la trazabilidad, registros, control de plagas y medidas preventivas para evitar contaminaciones por microtoxinas, residuos de pesticidas y organismos genéticamente modificados. El pisingallo se vende en bolsas de papel de 10, 20 y 25 kilogramos y en bolsas de propileno de 50 kilos. Para tener una idea de volumen, en un contenedor de exportación caben 25 toneladas. La siembra aquí nace a principios de septiembre aunque se estila dejar algunas hectáreas para la fecha de segunda siempre en la zona norte.

 

Retenciones eliminadas.

 

Como este año el gobierno eliminó las retenciones a unas 50 categorías productos de las economías regionales, entre los cuales está el maíz pisingallo, con el criterio de que no impacten en los precios internos y generen trabajo y valor agregado en esta nueva campaña será de hecho más competitiva.

 

En otras palabras, se modificaron las alícuotas de derechos de exportación para ciertos productos como el pisingallo. Se pasó de una retención del 5 al 0%, por tanto para la nueva campaña, bajo el actual contexto las condiciones de contratación casi con seguridad mejorarán. Nuestro país sigue siendo el número uno en el mercado exportador y la actividad de las plantas procesadoras es federal. Se hace desde Salta hasta Bahía Blanca pasando por La Pampa.

 

Hay 20 complejos con unos 35 a 40 empleados cada una, y existen otras 40 plantas con unos 20 empleados en promedio en el país. La mejora climática de 2021 hizo que la provincia obtuviera 2,53 millones de toneladas de maíz (se cosecha a fines de febrero y mediados de marzo) con un récord histórico. Desde lo georeferencial por ejido municipal se destacan en la producción de este tipo de maíz Pico, Vértiz, Larroudé, Ceballos, Quemú e Intendente Alvear.

 

Claves.

 

Vale recordar que el maíz pop no contiene el gen Bt que otorga protección frente a insectos; además, la planta es más pequeña que la de maíz común y tiene hojas erectas, por lo tanto cubre menos el surco. En consecuencia, dicen los ingenieros agrónomos que el manejo agronómico para el control de malezas y plagas debe estar muy bien afinado.

 

A la hora de la cosecha también se requieren cuidados especiales, ya que una ruptura del tegumento implica la imposibilidad del grano de explotar en la cocción, por ello se utilizan cosechadoras axiales y luego se realiza un test de yodo a fin de verificar que la capa superficial esté intacta. Una de las cualidades claves del pisingallo es su capacidad de expansión, es decir, cuánto es capaz de aumentar de tamaño cuando se lo somete al calor.

 

Esto depende del híbrido, y hay 3 rangos en orden de calidad ascendente: 38-40 cm3/gr; 40-42 cm3/gr; y 42-44 cm3/gr. Otro de los parámetros que se tiene en este cultivo es el K10 que determina cuántas semillas caben en 10 gramos. Se deben respetar estándares de humedad, temperatura y daños por insectos.

 

Una vez cosechado, se lleva a una planta de procesamiento y se deja estabilizar con aireadores entre 30 y 60 días, luego se descarga en bolsas de 20 o 25 kilos, o en big bags de 1.250 kilos, y se carga en los contenedores para su exportación.

 

Según datos que maneja la Cámara de Maíz Pisingallo (Campi), aunque no hay números oficiales sobre el consumo en hogares argentinos, estiman que se destinan unas 7.000 toneladas de la materia prima en el mercado interno.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?