Viernes 09 de diciembre 2022

Abogado denuncia una "mala praxis y abandono de persona"

Redacción 22/11/2022 - 14.08.hs

El abogado Néstor Enrique Lambrecht (78) presentó una denuncia contra dos clínicas privadas de Santa Rosa, a cuyos profesionales acusa de "abandono de persona y mala praxis", delitos que habrían provocado el fallecimiento de su esposa, Susana Inés Garay, ocurrido el 21 de noviembre de 2021, a los 78 años de edad. La investigación preliminar quedó a cargo de la fiscala adjunta Natalia Urruti.

 

Según esta presentación penal, Garay falleció "a raíz de una trombosis" y Lambrecht denuncia que durante una intervención quirúrgica a la que fue sometida, "perdió mucha sangre que no le repusieron" lo cual considera causa de su fallecimiento. El letrado agrega en su denuncia que los establecimientos donde fue atendida "no daban indicación sobre cómo realizar las curaciones" y advirtió que tuvo que pagar para que le entregaran sus historias clínicas.

 

De acuerdo al expediente, Lambrecht se presentó ante la Unidad de Atención Primaria (UAP) del Ministerio Público Fiscal con una "denuncia escrita en mano". En ese texto consta que su esposa sufrió una fractura de fémur, por la que fue intervenida el 14 de agosto de 2021. Tras indicar el alta, los profesionales le recomendaron que "la trasladara a su domicilio y buscara un médico que pudiera realizar las curaciones médicas correspondientes".

 

Por tal motivo, acudió al PAMI, donde "nombraron y enviaron a una señora para encargarse del tratamiento y curaciones" a cambio de una tarifa diaria. Con el correr de los días, la salud de Garay siguió desmejorando, por lo que debió ser trasladada nuevamente al sanatorio donde había sido operada. Según Lambrecht, esto "implica que la persona indicada por PAMI estaba realizando mal la práctica de curaciones de mi esposa, porque en lugar de sanar estaba desmejorando".

 

"Abandono y mala praxis".

 

Garay ingresó al establecimiento el 30 de agosto y el 5 de septiembre le volvieron a otorgar el alta médica. "Por recomendación del PAMI", la mujer fue alojada entonces en un domicilio particular, pero la aparición de una "úlcera sangrante" motivó un nuevo traslado. Esta vez, "por razones que desconozco", argumenta Lambrecht, el sanatorio resolvió derivarla a otra clínica de nuestra ciudad.

 

Añade la denuncia que una profesional de esa clínica "sin fundamentación clara y precisa determinó el alta médica y dispuso su traslado nuevamente al domicilio donde la habían atendido con anterioridad, y cuya atención fue causa de la úlcera sangrante". A pesar de su negativa, la clínica mantuvo esa orden de traslado, lo que el denunciante considera que resulta un "abandono de persona" porque "jamás se ocuparon de la atención médica, ni establecieron si las personas que atenderían a mi esposa eran capaces para ello, ni se molestaron en determinar si podían ser responsables de la hemorragia".

 

Negativa.

 

Por tal motivo, decidió alojar a Garay en una residencia especializada para personas mayores, donde "no pudieron administrarle medicación porque la clínica se negó a enviar la historia clínica y tampoco respondió las llamadas consultando cuál era la indicación farmacológica". Tras su fallecimiento, Lambrecht fue "informado por un médico" de que su esposa había perdido demasiada sangre durante la operación y que eso había sido la causa principal de su desmejoría. "No reponer la sangre en tiempo y forma, provoca en un paciente complicaciones orgánicas e infecciones que perjudican la salud y pueden llevarlo a la muerte". Según Lambrecht, esa conducta podría encuadrar como "delito de mala praxis".

 

A su denuncia, el letrado adjuntó las historias clínicas completas obtenidas, pago mediante, en los dos establecimientos privados donde atendieron a su esposa.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?