Lunes 16 de mayo 2022

Atuel: "Mendoza no tiene datos que sustenten su visión"

Redacción 18/01/2022 - 10.23.hs

El subsecretario de Obras Hídricas de la Nación, Gustavo Villa Uría, afirmó que Mendoza adoptó una posición contraria al resto de las provincias, por su negativa a instalar las estaciones de medición en la cuenca del Atuel. A su vez, afirmó que tiene una postura "que no puede contrastar con datos".

 

En diálogo con LA ARENA, el funcionario nacional explicó que desde el área están "trabajando en todo el país para conocer el recurso hídrico", lo que implica "medirlo para que no se diga una cosa por otra". Con esa labor son "bienvenidos en las 23 jurisdicciones, donde nos ofrecen colaboración cuando vamos a instalar una estación, salvo Mendoza".

 

Esta es una tarea que "venimos trabajando en todo el país desde hace años y en Mendoza, porque de hecho hemos instalado muchas estaciones allí años anteriores. Nos llama la atención de que Mendoza haya cambiado su forma de trabajo y que nos exija una serie de requisitos que no hacen más que dilatar y perder información, que es lo importante. Si tenemos los recursos y las condiciones, empecemos a medir los antes posible. Todo dato que no se mide, es dato perdido".

 

- ¿Hay una reticencia particular con el Atuel?

 

- No lo sabemos. De hecho, gran parte de las estaciones están en la cuenca del Atuel. Pero también lo hacen respecto a otras cuencas, como la del Desaguadero. Nosotros lo que queremos hacer es poner colchones de alta montaña para medir la acumulación de nieve, que si no lo ponemos ahora ya no lo ponemos hasta el año que viene porque hay que organizar la campaña, llegar con equipamiento, y son todas tareas complejas que requieren mucha planificación y organización. El hecho de que Mendoza nos esté pidiendo una serie de requisitos, que está en su derecho ciertamente, nos resulta sumamente extraño porque ninguna de las otras jurisdicciones -ya sean opositoras, oficialistas, aguas arriba o abajo- ha tenido problemas con medir. Al contrario hay apoyo total para medir el recurso hídrico. Medir es la única verdad, lo demás es todo en el aire.

 

- Si no se deja medir, cuando se dice "no tenemos agua" es como un mito...

 

- Hay mitos que se exponen y la mejor forma es ir y medirlos. El recurso hídrico es variable, no solo acá sino en todo el mundo. Tenemos inundaciones, sequías, tenemos tendencias crecientes y decrecientes, pero eso únicamente lo podemos decir si medimos. No solamente significa medir el agua del río, sino la subterránea, medir la acumulación de nieve, la evaporación, todos los parámetros que hacen al ciclo hidrológico. La única forma es medir la realidad, podemos después discutir algunos criterios o conceptos, podemos ir mejorando la instalación durante la marcha, pero si no empezamos a medir apenas tenemos el equipamiento -que ya hace meses que lo tenemos- nos preocupa.

 

Conocer la verdad.

 

El subsecretario consideró que en Mendoza no todos tienen la misma posición. "Hay quienes quieren conocer la realidad y la verdad, que son la gran mayoría de la población mendocina y parte del gobierno también, y decir las cosas claras. No hay nada más real que medir y tomar decisiones basadas en las mediciones", sostuvo.

 

- En La Pampa se habla, más que de requisitos, de excusas...

 

- Yo no lo pondría solamente en el fallo del Atuel, sino en general con la posición de Mendoza que es contraria a todas las otras provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ellos tienen una visión propia, que no la comparten, y no la sustentan con datos, con información contrastable que la pueda verificar cualquier persona. Esos mitos y esas afirmaciones se respaldan con medición.

 

Cumplimiento.

 

"Nosotros cumplimos con el fallo de la Corte", remarcó Villa Uría en relación al fallo que establece el caudal mínimo que debe ingresar del río Atuel a La Pampa. Para el funcionario, hay que medir la oferta, regular y priorizar la demanda, y "actuar sobre las disponibilidades". En esa línea, reveló que presentaron "una metodología de almacenar perdiendo menos agua de evaporación con los embalses y Mendoza no la ha seguido. Se la hemos demostrado en números y realidades, algo incontrastable hecho por los mejores técnicos del país, mostrando que guardar agua en los embalses más profundos y de menos superficie disponibiliza más agua para los distintos usos. Pero esa posición no ha sido tomada por Mendoza".

 

"Es cierto que hay usos y costumbres, contratos y concesiones", reconoció. Sin embargo, consideró que esto puede ser tomado "como obstáculo, como oportunidades o como restricciones que no se quieren modificar".

 

- Esto nos lleva a este escenario donde hoy el fallo no se está cumpliendo...

 

- No. Nosotros medimos y decimos que no se cumple en el límite. No se cumple, salvo eventualmente durante algunos días por algunas horas. Si me preguntás si el fallo es correcto te voy a decir que posiblemente no, porque da un caudal constante para todo el año y el río hay momentos que tiene más disponibilidad y momentos que tiene menos, y los ríos de caudales constantes no son constantes.

 

Plan antiguo.

 

Esta situación se soluciona "a partir de datos y de medición", al igual que "la definición de las obras". Al respecto, el funcionario señaló que "Mendoza está proponiendo obras que son esencialmente las mismas obras del año 70, con pequeñas modificaciones, y nosotros decimos que el río no es el mismo que había en los años 70, cuando había mucha más disponibilidad de agua según los datos medidos que tenemos".

 

"Entonces, yo no puedo hacer las mismas obras para un río que tiene menos agua. Yo no sé si va a volver o no el agua que había, pero nosotros nos tenemos que preparar para los escenarios más críticos, no los más favorables", añadió.

 

Se pierden datos.

 

Villa Uría celebró que se logró acordar una campaña en conjunto en febrero para analizar los lugares donde se instalarán las estaciones. Sin embargo, lamentó que "se pierden 30 días de datos" porque desde agosto "vienen dilatando" la definición al exigir documentación que no exige ninguna otra provincia.

 

"Vamos a lograr medir pero sobre el final de este año, pero cuando ya pasaron los caudales mayores, que ya pasó la época del verano. Es teniendo todo disponible, hacerlo tarde", afirmó.

 

"Acá el objetivo es el mayor conocimiento del recurso, lo que va a permitir tomar mejores decisiones. Ese es el concepto general, después vamos a las particularidades. Pero esa es una regla universal que ya en el Congreso Mundial del Agua que se hizo en el año 77 en Mar del Plata se estableció como norma, que se mida y que los datos sean públicos. Fíjese los años que pasaron y todavía nos encontramos" con este tipo de posiciones.

 

"Que sea con hechos, no con mitos".

 

Villa Uría también habló en el diario mendocino Los Andes. En ese marco, disparó: "Si Mendoza dice que no hay agua, que se demuestre. Que sea con realidad y hechos, no con mitos". Y explicó que la visión de Nación es que se debe acordar en acciones, como por ejemplo operar de manera diferente embalses (Los Nihuiles y Valle Grande) con el objetivo de mejorar la eficiencia en el manejo del agua, y también avanzar en mayores sistemas de mediciones para saber en qué condiciones se encuentra todo el sistema hidrológico del Atuel, mientras se discuten las obras para hacer.

 

"La Nación está comprometida a invertir $3.000 millones en obras (repartido en ambas provincias), pero primero debemos saber cómo estamos parados en términos hídricos. Y para eso es necesario instalar más medidores en distintos puntos de la cuenca, así como también en la zona de montaña para medir la nieve", señaló Villa Uría, quien opinó que ha habido una "involución" en el acercamiento de las partes luego del fallo de la Corte en julio del 2020.

 

A su vez, consideró que se ve una "resistencia" por parte de Mendoza a que se instalen esas herramientas de medición, ya que "se están pidiendo condiciones y los detalles de los proyectos y evaluaciones ambientales, cuando la medición no requiere intervenciones previas en ninguna de las jurisdicciones del país". Además, planteó la urgencia que hay para instalar los llamados "snow pilots" en la montaña, una especie de "balanzas" -en términos simples - que miden el aguanieve y hacen más precisos los controles de derrame y escurrimiento, ya que luego de marzo el clima no permite dicha instalación por las bajas temperaturas.

 

"Medir es un gesto de soberanía, de conocimiento y la mejor inversión que se puede hacer. Si no medimos se va al marco de la discusión jurídica, que es lo que está pasando ahora, y no importa quien tiene la verdad", aseguró.

 

Por otro lado, señaló que la visión objetiva "es que el fallo dice 3,2 metros cúbicos por segundo. Nosotros como operadores vemos que ese número llega eventualmente o no llega en todo el año. Con una serie de acciones Mendoza podría entregar algo de agua, pero es una decisión autónoma de la provincia. Sí tenemos que decir que no estaría cumpliendo con lo que la Corte falló".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?