Viernes 24 de mayo 2024

Cortan envío de 170 mil libros a escuelas de La Pampa

Redacción 16/04/2024 - 00.27.hs

El Gobierno nacional informó este lunes que no comprará 14 millones de libros escolares que estaban previstos para este año destinados a estudiantes de primaria, secundaria y jardines de infantes de todo el país, en el marco del plan “Libros para Aprender”. Desde la cartera provincial se mostraron sorprendidos por el anuncio y afirmaron: “No condenaremos el futuro de la educación pampeana a un Gobierno nacional que todos los días restringe un derecho más y desfinancia la educación”.

 

Curiosamente, en su momento el secretario de Educación, Carlos Torrendell, había exhibido interés en darle continuidad al plan nacional pero finalmente el Ministerio de Capital Humano definió retirarse y descargar la compra en las provincias que estén interesadas en adquirir los ejemplares.

 

¿Qué argumentó la gestión de Javier Milei para no comprar los libros? Afirmaron que el procedimiento “estaba muy demorado” como para llegar antes del inicio de clases, algo que dependía del propio gobierno, y como hizo en otros casos de recorte de fondos, se amparó en una presunta “falta de transparencia” del programa de la gestión anterior.

 

“Las compras quedarán en manos de las provincias. El programa como venía, con formato nacional no va a existir más”, informó una fuente oficial del Gobierno al diario La Nación. La iniciativa contemplaba la compra y entrega de material bibliográfico (o cuentos en caso del nivel inicial) a cada niño -cada ejemplar tenía el nombre y le pertenecía al alumno-.

 

Sorpresa y rechazo.

 

En diálogo con LA ARENA, la ministra de Educación de La Pampa, Marcela Feuerschvenger, se mostró sorprendida por la noticia porque “no fue informada oficialmente” y comentó que se enteró de la novedad por este diario ayer por la mañana. “Libros para Aprender permitió el acceso universal a material esencial para que nuestros estudiantes aprendieran y docentes enriquecieran sus propuestas. Los libros ampliaron oportunidades educativas; los niños, niñas y adolescentes contaban con el mismo material para trabajar en la escuela y en sus casas. También las obras literarias que eran leídas en clase podían retomarse en familia y dialogar en el hogar”, destacó la funcionaria.

 

Aseguró que los libros fueron un “sostén” para quienes debían “ausentarse de las clases (por ejemplo por enfermedad) y garantizaban el acceso a información de calidad en relación con temas y ejes clave de la educación en cada uno de los niveles”. Especificó que para el nivel secundario se entregaron libros de texto de Lengua y Matemática que fueron entregados a los mismos estudiantes.

 

Por otro lado, “Historias x leer” en versión multimedia, musicalizada e interpretados en lengua de señas “llegó con un propósito que trascendió las aulas y que fue conformar una comunidad lectora. Incluían versiones en lenguas indígenas y otras que abordaban la accesibilidad de distintas discapacidades”.

 

Es más, “los equipos técnicos de la provincia estuvieron en la selección de los libros y los criterios es que fueran en consonancia con los materiales curriculares de la provincia”.

 

Desfinanciamiento.

 

“Hoy se desfinancia una política universal, inclusiva, que buscaba garantizar el derecho a la educación y adquirir aprendizajes de calidad, brindando más y mejores oportunidades a niños, niñas y adolescentes”, lamentó Feuerschvenger y sostuvo que es “una acción más que va contra la Ley Nacional de Educación… Hoy se vulnera y se desfinancia. En definitiva, el Gobierno nacional retrocede en derechos”.

 

En el caso de La Pampa no llegarán “más de 170.000” ejemplares. “Aunque no tengamos libros, continuaremos intensificando el abordaje de la alfabetización y de la matemática”, afirmó la ministra y señaló que el material es “una herramienta más para el docente y para el estudiante”.

 

“La provincia tiene producciones propias y continuaremos intensificando con esas producciones y orientaciones que se hicieron para todos los niveles a partir del Monitoreo de Aprendizajes”, agregó y aclaró que el Gobierno provincial no podrá comprar los libros que no llegarán porque “no estaba dentro del presupuesto provincial”.

 

“Igualmente intensificaremos la enseñanza de la lengua y la matemática con lo ya producido y con la formación docente continua. No condenaremos el futuro de la educación pampeana a un Gobierno nacional que todos los días restringe un derecho más y desfinancia la educación”, apuntó Feuerschvenger.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?