Domingo 05 de febrero 2023

Denuncias cruzadas por un incidente

Redacción 08/12/2022 - 08.28.hs

Un hombre (38 años) de Catriló radicó una denuncia en el Ministerio Público Fiscal de Santa Rosa contra personal policial de Anguil por una brutal agresión física sufrida, aparentemente, cuando fue detenido el domingo a la madrugada durante las actividades que se desarrollaron en el predio del Club Anguilense por el aniversario del pueblo. En contraposición, desde la subcomisaría indicaron que se iniciaron dos actuaciones judiciales contra el denunciante, la primera por un supuesto abuso contra una mujer policía, razón por la que fue demorado, y la segunda por atentado, resistencia a la autoridad y lesiones en perjuicio de un uniformado.

 

El hecho se originó cerca de las 2, cuando el muchacho de Catriló se encontraba con otros cuatro hombres en las domas de Anguil. Según el denunciante, que se presentó el lunes a la mañana en la Unidad de Atención Primaria (UAP) del MPF, en un momento se acercó a un grupo de personas, que estaban tirando espuma y donde una de ellas se había desvanecido, y allí "una mujer policía que estaba a unos dos metros de distancia lo miró" y enseguida "llegaron cuatro policías, lo esposaron y se lo llevaron en un patrullero". Agregó que dos uniformados le "pegaron e insultaron" porque le había faltado el respeto a una mujer.

 

En la denuncia, señaló que todo "fue muy rápido y confuso, había consumido alcohol pero no estaba ebrio". Lo llevaron a la subcomisaría y allí no recuerda lo sucedido, "porque perdió la conciencia". Agregó que una vez que despertó "ya estaba en la celda" y permaneció allí hasta las 12 del domingo, cuando "un oficial lo acompañó al hospital de Anguil para que recibiera atención médica y luego volvió a retirar sus pertenencias".

 

Las lesiones sufridas en el rostro, según consta en la denuncia, fueron "cerca de los ojos, en el hombro derecho, y en la rodilla derecha". Además, "tenía partido un diente de la parte superior". También se quejó porque en todo momento habría estado esposado. El muchacho es representado por el abogado Mariano Guijarro Arzuaga.

 

Versión policial.

 

A raíz de la denuncia, este diario dialogó con autoridades de la subcomisaría de Anguil, y dieron su versión. Relataron que durante las actividades por el aniversario del pueblo, el muchacho de Catriló tuvo un episodio previo por el cual se le llamó la atención. "Le tiró espuma a una de las policías". Más tarde, cuando policías colaboraban con personal de Salud que asistía a una persona, este hombre "desde atrás le acarició el pelo y luego le pasó una mano por sus partes íntimas" a otra uniformada. "La policía quedó atónita por lo sucedido. Un civil que observó todo, y la policía 'lo reconocieron' y allí llegaron otros efectivos y lo demoraron".

 

"Es un hecho por abuso, la policía ahora está bajo tratamiento psicológico y se le dio intervención a Servicios Sociales", manifestaron las fuentes de la subcomisaría.

 

Por su parte, también se iniciaron actuaciones judiciales por atentado, resistencia a la autoridad y lesiones, a raíz de la denuncia de un uniformado. Este adujo que luego de la detención del hombre, él colaboró con la policía de Anguil en trasladarlo hasta la subcomisaría. "Al quitarle las esposas para la requisa, el hombre la propinó un golpe de puño en el rostro, forcejearon y cayeron al piso", señalaron las fuentes. El policía fue revisado por una médica del hospital de Uriburu, que le "certificó varias lesiones".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?